David Rodríguez: “me gusta añadir toques de color a mis pintxos”


31-01-2017    |   


ARTÍCULOS



David Rodríguez afirma en Pintxos Experience Amstel Oro en Valencia que en el mundo de los pintxos “sigue primando el sabor”, pero confiesa que nos hemos acostumbrado a comer con la vista, por lo que aconseja “intentar buscar esas dos uniones: la estética y el sabor”. 

El cocinero de Danako Jatetxea de Irun, siempre junto a su mujer Naiara Abando, fue galardonado con el premio a Pintxo más Estético de Euskal Herria 2015. Clasificado por cuatro veces a la final del Campeonato de España de Pinchos y Tapas de Valladolid 2012, 2014, 2015 y 2016, David juega con una cocina tradicional y moderna. Utiliza la tradición para acercar a los clientes con sus historias, aportando al pintxo un valor de conexión emocional, y la modernidad para lanzar toda su capacidad creativa y divertida a la hora de elaborar los pintxos. 


David Rodríguez y Naiara Abando dirigen en Irún el restaurante de su propiedad, Danako Jatetxea, con el que acaban de cumplir diez años de actividad en primera línea.

Con el título “Pintxos, la imagen como potencial de ventas”, el cocinero irundarra ha presentado su pintxo “Aitona” en el Pintxos Experience Amstel Oro, celebrado los días 23 y 24 de enero en Veles e Vents en Valencia, con el fin de mostrar que la estética en la gastronomía en miniatura es fundamental a la hora de elaborar un pintxo ganador. “En Danako, cada vez que hacemos el Aitona e inundamos el bar de humo, los clientes se acercan a pedírnoslo, por su poder de atracción y vistosidad”, ha comentado mientras enseñaba al público el proceso de elaboración del pintxo en cuestión. David defiende una gastronomía de misterio, en la que los clientes se acercan al chef y preguntan de qué está hecho el pintxo y cómo se come. 

“Esta manera de relacionarnos con los clientes nos lleva a fidelizarlos”, opina, mientras afirma que “siempre la gente tiende más a un pintxo tradicional, como puede ser una croqueta o un mejillón relleno; pero es cierto que cada vez busca más el pintxo elaborado de cocina, quiere algo de creatividad, una novedad, más allá del pintxo de barra”. 

Esta manera de actuar ha cambiado con el tiempo, siendo ahora los propios clientes los que se acercan y preguntan sus dudas a los cocineros. “Nosotros despertamos esa curiosidad con los pintxos, porque además de lograr un buen sabor, los combinamos con un atractivo, una imagen, un misterio”, ha afirmado para defender que la imagen de los pintxos es en la actualidad un potencial de ventas muy atractivo, pero siempre teniendo que ir acompañado de bocados de calidad.

Una cocina divertida y con trasfondo

David Rodríguez busca que la gente no se olvide de un pintxo del Danako. Para ello, elabora pintxos con historia, que lleguen al interior de los consumidores y que consigan captar la atención y la sensibilidad de los mismos. “Mi cocina es divertida, con sabor. Mis pintxos son muy personales”, ha afirmado en Pintxos Experience Amstel Oro en Valencia. 

De hecho, los tres últimos pintxos de David tienen su historia. El “txiken” lo creó como un guiño a sus hijos, pues al mayor le gustan mucho las alitas de pollo. “Siempre busco que mis pintxos tengan una historia detrás, y en su mayoría, son historias reales y personales”, cuenta el irundarra.

Por su parte, el pintxo “Aitona” es un pintxo dedicado a su aitona, a los gustos de su abuelo. David ha conseguido reunir todos aquellos productos y olores que le recuerdan a su abuelo y a su niñez, en una única pieza gastronómica, consiguiendo “un impacto brutal tanto en sabor como en estética”. Y a este pintxo va unido el “Non dago melokotoia”, un pintxo que ideó gracias a un error. “El melokotoia surge del error cometido en la semifinal de Campeonato de Pintxos de Euskal Herria, donde no le pusimos melocotón al Aitona”, cuenta David que asegura que “decidimos crear este último para reírnos un poco de nosotros mismos”. 

En definitiva, “la gracia de mis pintxos es que tienen un trasfondo”, ha terminado diciendo David Rodríguez en su ponencia. 

David Rodríguez ha participado en Pintxos Experience by Amstel Oro en el Veles e Vents de Valencia. Un evento impulsado por Amstel con el objetivo de incentivar y dinamizar los bares y las barras valencianas, como un modelo de negocio de éxito, ofreciendo herramientas a los empresarios de la mano de reconocidos chefs de esta especialidad. 

Pablo Mazo, Director de Relaciones Institucionales de Heineken España, destacó en la cena de pintxos que cerró el encuentro profesional que “Pintxos Experience puede servir de inspiración para abrir nuevas oportunidades a las barras valencianas”.

Junto a David Rodríguez participaron en esta experiencia, tanto en las ponencias de carácter formativo como en la cena de pintxos que se ofreció en el Veles e Vents de Valencia, Iban Mate del hotel restaurante Dolarea de Beasain; Miguel Espinosa del restaurante El Albergue de Calahorra y de La Villa de San Adrián; Iñigo Elorriaga del restaurante Boroa de Amorebieta; y Raúl Vicente de la empresa de cuarta gama GBech Profesional. Junto a los chefs, tomó parte en la iniciativa Iñaki Suárez, de Epikuria y presidente de los sumilleres del País Vasco.

TAGS    TAPAS Valencia Pintxos Pinchos cocina en miniatura Miniature Campeonato de Pintxos Amstel Oro Amstel Veles e vents concurso de pintxos David Rodríguez Danako Danako Jatetxea Irun




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)






Juancar Ayerbe Goitia




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services