Dieta atlántica


09-07-2013    |   


ARTÍCULOS



El intercambio además de cultural fue de distintos productos que alteraron la manera de comer de dos continentes y enriqueció la gastronomía de los mismos.

A España llegaron desde las Américas, patatas, tomates, calabacines, pimientos, judías, cacao, pavo y piña entre otros. Desde nuestro país les llevamos: arroz, garbanzos, trigo, miel, pollo, manzanas, uvas y cerdo.

Viendo los productos traídos y llevados por el océano, comprendemos mejor la importancia de este comercio para la gastronomía de todos los países.

¿Dónde estaría nuestro gazpacho o la tortilla de patatas? Y ¿que sería de la gastronomía americana sin el arroz o las uvas?, por ejemplo.

En España los puertos de llegada eran fundamentalmente gallegos y allí se fue conformando una gastronomía rica y de calidad que hoy llamamos dieta atlántica, de gran peso en la gastronomía mundial, como demuestran los más de 300 festivales gastronómicos que celebran.

Esta gastronomía se basa en una gran variedad de productos, tanto de tierra como de mar, aunque son estos últimos los que tienen mayor peso, no en vano Galicia cuenta con 1.300 Km de costa y posee el mayor puerto de Europa, el de Vigo.

Entre los productos del mar, variados y de gran calidad tenemos percebes, cigalas, nécoras, bogavante, buey de mar, berberechos, mejillones, pulpo, rodaballo, besugo, sardinas, lubina, sargo, merluza, bacalao, etc.

Con estos productos se confeccionan platos que son una seña de identidad gallega, como la merluza a la gallega o el pulpo a feira.

No debemos olvidar los productos de la tierra, también abundantes debido a la climatología variada que posee, un clima oceánico con trazas de mediterráneo y continental, produce excelentes verduras y hortalizas, algunas con nombre propio, como los pimientos de Padrón o las patatas de Bergantiños, junto a grelos, castañas, almendras, avellanas, setas… en definitiva una amplia despensa con la que se han elaborado a lo largo de los años, platos de gran categoría que han traspasado fronteras.

La dieta atlántica es por tanto rica y variada y ha influido notablemente en la gastronomía de otros países.

Para mostrar toda esta riqueza de productos y elaborados, se creó Salimat o Salón de Alimentación del Atlántico. En la edición de este año, que tuvo lugar los días 13 al 16 de Junio, se mostraron 60 novedades alimentarias, en los 30 expositores que se montaron.

Salimatse celebró en Silleda, Pontevedra en el recinto Feria Internacional de Galicia, de forma paralela a la semana verde de Galicia.

Las 30 empresas presentadas mostraron productos nuevos, lanzados al mercado durante el último año.

Entre los productos presentados y dentro de la categoría de dulces, había:

Jalea de café o de pétalos de rosa.

Preparados en polvo que con solo añadir agua se obtienen natillas o pudin.

Postres espumosos sin azúcar.

Mermeladas ecológicas.

Entre los lácteos:

Queso con chorizo celta en el interior.

Queso con ajo y perejil.

Queso curado rallado con aguardiente y aceite de oliva.

Entre las bebidas:

Sidra de pera.

Cerveza celta.

Licores de hidromiel.

Aguardientes envejecidos en barrica de roble durante 18 años.

Vinos ecológicos.

Dentro de los productos cárnicos:

Jamón ecológico ibérico puro de bellota.

Crema para untar de magro de potro, harina de castaña y aceite de oliva virgen.

Y por último se presentaron nuevos aceites ecológicos, algunos en cántaros de cerámica.

TAGS    QUESO ARROZ POLLO MERLUZA SARDINAS CACAO CERVEZA




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services