El "maridaje" perfecto, en el restaurante Osmosis (Barcelona)

30-05-2018    |    Por Isabel Acevedo

A veces, un maridaje no es solo la mejor combinación entre un vino y un plato. A veces, las harmonías más perfectas se tienen que experimentar con los cinco sentidos. Así ocurre en el restaurante Osmosis, de Barcelona, donde dicen haber conseguido "el maridaje perfecto" gracias a Unai y Raúl, o lo que es lo mismo, el sumiller y el chef de la casa. 

El restaurante (ubicado en el número 100 de la calle Aribau de Barcelona), mantiene su filosofía y su carácter, al querer  ofrecer las mejores armonías, pero en esta ocasión, entre cocina y sala. La imaginación, la sensibilidad y la experiencia del joven chef Raúl Roig Sanmartin (Barcelona, 1989), son ahora exaltados en sala con la maestría, la pasión y la energía del sumiller Unai Mata Falcó (Irún, 1984).


La propuesta gastronómica de Osmosis, de marcado carácter estacional -alta cocina de mercado-, destaca por las texturas, sabores y presentaciones. Todo gira alrededor del producto, que con el sentimiento y talento de Raúl Roig Sanmartin se transforma en platos imaginativos. “Siempre buscamos el mejor producto, y si hay que irlo a buscar fuera del entorno, vamos fuera, porque nuestra prioridad es, por encima de todo, la calidad”, asegura el chef.


Calidad de allá de donde provenga, pero siempre sujetos a la estacionalidad. Tanto es así que, desde sus orígenes, el chef mantiene el restaurante sin carta fija, y sólo ofrece menús degustación que varían cada 15 días. Este dinamismo, la imaginación puesta en el plato, han encontrado la armonía perfecta en la sala. Unai Mata Falcó vive con una pasión desbordante -y grandes dosis de humor y creatividad-  su oficio y transmite a la perfección al comensal, todo aquello que durante horas se ha ido “cociendo” a la cocina. Su carácter inquieto y de crecimiento constante encaja a la perfección en Ósmosis.Porque Unai, no sólo ofrece los vinos según los gustos y preferencias de los clientes, sino también según las características organolépticas de cada plato, de cada creación culinaria del chef. Porque cómo si fuera una sinfonía, cada detalle es tenido en cuenta a la hora de ofrecer vinos, y también a la hora de presentar y explicar cada plato.


Raúl Roig, creatividad y técnica. Unai Mata Falcó: diversión, pasión, energía, vinos


Raúl Roig es pura técnica, imaginación y sensibilidad. Formado en cocinas como Mas Solà, el Racó de Can Fabes, The Kitchin (en Edimburgo), o la Torre de Altamar, lleva ya un tiempo capitaneando el proyecto que Frederic Fernández y el sumiller Ignasi Montes -fundadores de Osmosis- impulsaron ya hace más de una década. 


La última incorporación este mayo es la del vasco Unai Mata Falcó, “un infiltrado en la profesión”, como le gusta decir, puesto que en su familia nadie se dedica en el mundo de la viticultura, la enología o la restauración. Formado en cocina en la escuela de Hostelería para cocineros de Karlos Arguiñano, se declinó por la sala atendiendo a sus irremediables ganas de estar en contacto con el cliente. Y es que, su desbordante pasión por el mundo de los vinos y de la cocina los puedes compartir con muchas más gente allí, frente al cliente. En Osmosis, deposita todos sus conocimientos culinarios y de sumilleria, sin perder ni un ápice de su personalidad impregnada por grandes dosis de teatralidad, mucho sentido del humor, pasión por el que hace y amplios conocimientos del mundo del vino y la cocina.

TAGS    Restaurantes Restaurante BARCELONA chef Enología sumiller cocinero maridaje resta enolo creatividad


COMPARTE   


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)



Isabel Acevedo

Periodista especializada en "comiditas y bebiditas", como decía el gran Luís Bettonica.



www.afuegolento.com ©1996-2016. Todos los derechos reservados. Textos legales
Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services