La calabaza: la fiesta de la huerta murciana


22-07-2008    |   


ARTÍCULOS





Originaria de la India y sudeste asiático, la calabaza es el fruto de la calabacera perteneciente a la familia de las Cucurbitáceas, al igual que otras muchas plantas de las que os he hablado, como el melón o la sandía.

Esta hortaliza procede de la antigua calabaza silvestre, que era originaria de América y desde allí se extendió por todo el continente hasta llegar a Europa.

Cultivo ecológico de calabazas en Murcia
CULTIVO ECOLÓGICO
La calabaza es una hortaliza que se cultiva en cualquier tipo de terreno, preferiblemente cálido y húmedo. A la hora de su plantación, tenemos que tener en cuenta las características del terreno. Si el suelo es árido y duro, debemos de pasar dos labores de arado poco profundas acompañadas de materia orgánica procedente de una ganadería ecológica. Acto seguido procederemos a la plantación.

Semillas de calabaza de verano

La plantación la podemos hacer de dos formas: por semillero o por transplante. Ambas plantaciones requieren dos o tres semillas por hueco dejando una separación aproximada de 1,5 metros.

Otro método de cultivo es en bancal por caballones de forma directa, es decir, plantando las semillas directamente en el terreno, aporcándole la tierra por medio de caballones.

Semillas de calabaza de invierno
Variedades
Distinguimos dos variedades de calabaza: las calabazas de invierno (piel gruesa) y las calabazas de verano (piel fina y crecimiento corto).

? Calabaza alargada: esta variedad es de verano. Sus flores son de un color amarillo vivo y su fruto de color verde, de forma alargado.
? Calabaza redonda: es una especie de color verde o anaranjado de piel gruesa y bastante consistente. Sus semillas son de forma ovalada de color blanco (como se muestra en la fotografía).
? Calabaza de cabello de ángel: de forma redondeada, es una calabaza muy diferente a la común. Se caracteriza por el dulzor de su pulpa, que es empleada principalmente en las cocinas para elaborar el famosísimo cabello de ángel.

Calabaza ecológica de verano
LA CALABAZA EN NUESTRA GASTRONOMÍA
A la hora de adquirir una calabaza lo primero que tenemos que mirar es si es de invierno o de verano. Si la calabaza que elegimos es de verano, tenemos que elegirla de un tamaño mediano, ya que las más grandes tienen la carne más amarga. El color de su piel tiene que presentarse de un color brillante y firme.

En cambio, si la calabaza es de invierno, tenemos que elegir una calabaza que se presente bien madura y su corteza sea mas gruesa (su peso debe de ir en proporción a su tamaño).



Para su conservación, si la calabaza es de invierno, mayor es su duración, debido a que su corteza es mas gruesa que la de verano. Lo cierto es que la variedad de verano, también posee mas cantidad de agua que las de invierno y su piel es mucho mas fina, por lo que hace que su periodo de conservación sea menor.

Ambas debemos de conservarlas en un lugar seco y cálido, evitando el contacto directo con la luz solar, pero si por el contrario, queremos conservarlas mas tiempo, lo que debemos de hacer es darles un escaldado y someterlas al método de congelación. De esta forma dispondremos de unas riquísimas calabazas en cualquier época del año.

En nuestra gastronomía, la calabaza juega un papel fundamental en todas nuestras cocinas, ya que se pueden utilizar para la elaboración de multitud de platos: entrantes, cremas, guisos e incluso tartas, como los que os muestro a continuación:


PASTEL DE CALABAZA Y PATATA CON CRUJIENTE DE PAN
Ingredientes:

? 1 kg de patatas
? 1 kg de calabaza
? 2 cebollas
? 2 tomates
? sal
? aceite de oliva virgen extra

Para el crujiente de pan:

? œ vaso de cerveza
? œ vaso de leche
? c/s de harina
? una pizca de levadura
? sal

Elaboración:

Pelamos la calabaza y las patatas y las cortamos en panadera. Seguidamente partimos las cebollas y el tomate en rodajas muy finas. Reservamos.
Para la masa: hacemos un volcán con la harina y la levadura y añadimos en el centro la cerveza, la leche y la sal. Amasamos bien hasta que quede una masa homogénea. Dejamos reposar.
En un molde o fuente de horno, alternamos capas de patatas, calabaza, cebolla y tomate. En la última capa rociamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y salpimentamos.
Para finalizar, estiramos la masa con la ayuda de un rodillo o una botella de vino y cubrimos el molde. Abrillantamos la masa con un poquito de aceite de oliva virgen extra y horneamos a 180ºC durante 45 o 50 minutos.
El secreto de este plato está en que la masa con que cubrimos el molde, le sirve de tapadera para que las verduras se vayan cociendo muy lentamente en su interior.
Como resultado obtendremos un magnifico plato en su estado óptimo de cocción y una extraordinaria mezcla de sabores.


PIPAS DE CALABAZA
Ingredientes:

? semillas de calabaza
? aceite de oliva virgen extra
? sal

Elaboración:

Primeramente sacamos las semillas de la calabaza y las dejamos secar al sol durante cinco o seis días. Acto seguido las ponemos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y las salteamos.
Cuando las pipas adquieran un color dorado, estarán listas para su consumo.
Las terminamos con un espolvoreo de sal.

¡¡Buen provecho, amigos!!...

TAGS    PATATA VINO CERVEZA TINTO DE VERANO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 2 comentario(s)


   pancho , 15-03-2016
la calabaza es americana para el mundo y no es nativa de la india u oriente.
   Otra vez pancho , 15-03-2016
NO ES TRANSPLANTE, ES TRASPLANTE.... :D



Raúl García Jiménez

Cocinero. Asesor gastronómico. Articulista de cocina ecológica y más...




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services