Historia de un vino: Mollet, de Ca Sa Padrina | Vinos y bodegas Mallorca


08-04-2012    |   


ARTÍCULOS



 

 

<< blog anterior |                                                                                     | blogs |                                                                  | siguiente blog >>

 

 

Andreu Suñer, de Ca Sa Padrina Foto: Binissalemdo.com

En el interior de Mallorca, en Sencelles, conocí a Andreu Súñer, un profesor de Biología en Educación Secundaria que dedica su tiempo libre a las que son sus dos grandes aficiones, la viticultura y la enología. “Para mí esto es puramente hobby -empieza explicando-, tradicionalmente en mi familia siempre se había vinificado, por eso la bodega está bautizada como Ca Sa Padrina, el nombre de la casa de mi abuela”.

 

En esta bodega se empezó a producir en 1999 con el fin de elaborar vinos de calidad dando protagonismo a variedades de uvas autóctonas además de mantener cultivos tradicionales. Según el biólogo, los tratamientos que hacen en viña son muy respetuosos con el medio ambiente, “si no existe enfermedad no hay por qué utilizar química sino productos naturales como el azufre o el caldo bordolés”.

                                

El viñedo, de una extensión de 8 hectáreas, se encuentra en el municipio de Sencelles, dentro de la D.O. Binissalem-Mallorca. Su primera producción fue el tinto Mantonegro González-Súñer, renombrado por Montenegro al no alcanzar en su composición el ochenta por ciento necesario de la uva autóctona (mantonegro) con el que poder dar nombre a su vino. Éste se comercializa desde 2002 y, en vista de ampliar la gama de vinos, "hace tres años comenzamos a elaborar nuestro primer y hasta el momento único blanco, Mollet González-Súñer, donde la protagonista es la uva autóctona moll", comenta Andreu Suñer, y avanza que próximamente también le gustaría introducir un rosado en el mercado.

 

Mollet, de Ca Sa Padrina

Un reto de principio a fin

“Una vez producido el tinto, plantamos viñas de premsal, o moll, y de chardonay y empezamos a elaborar el blanco poco a poco. Para mí elaborar un vino nuevo es todo un reto, que tiene que salir de cero y situarse en el mercado. Aunque meter un producto nuevo en el mercado no es fácil, siempre cuesta, esto no es “llegar y besar el santo” sino que tienes que trabajarlo bastante. Pero es una sensación de reto muy satisfactoria cuando has pasado todo el proceso, de la uva al vino embotellado. Afortunadamente a la gente le ha gustado mucho, en Mallorca, Península y Alemania que es donde se distribuye y se ha calificado con 87 puntos en la Guía Peñín”.

 

Producción pequeña y tradicional

“El primer año que salió este blanco fue en 2009. Está compuesto por un cincuenta por ciento de la variedad autóctona premsal y otro cincuenta por ciento de chardonay, la cual complementa muy bien al premsal y le da un poco más de estructura. Se ha elaborado siguiendo una vendimia manual, métodos tradicionales y fermentaciones controladas sobre los 17 grados. Es embotellado en el mes de febrero y no pasa por barrica porque creo que ésta desvirtúa un poco los sabores de las dos variedades de uva. La producción es pequeña, este año hemos llegado a unas cinco mil botellas, y prácticamente se ha agotado. Tiene muy buena aceptación”.

 

2010, un año perfecto

“Las viñas destinadas a producir este vino se plantaron ordenadas en espaldera hace cuatro años, tienen poca producción, con una carga máxima de 2’5 kg. La última cosecha transcurrió muy bien, el año pasado fue excelente porque hubo bastante pluviosidad y en cuanto a sanidad también fue un buen año, no tuvimos problemas y la uva entró en la bodega muy bien conservada. A diferencia con el Mollet 2009, la añada de 2010 es más suave, no tiene tanto alcohol y entra mejor en boca, aunque las notas características de las dos variedades que lo componen se mantienen invariables”.

 

Catando Mollet

“En este vino se intenta dar todo el protagonismo a la variedad local que está como base, premsal blanc o moll, con un toque de la internacional chardonnay. Como resultado tenemos un vino de color pajizo pálido, brillante, muy limpio y con reflejos verdosos. Hay aromas de media intensidad. Sobresalen las notas de frutas blancas como la pera y frutos tropicales frescos con ligeros recuerdos a hierba. En boca es suave y fresco, con recuerdos de cítricos y acidez muy equilibrada. Al final hay un final de boca medio-largo que nos invita a continuar bebiendo. Creo que es una composición bastante adecuada porque resulta un vino muy equilibrado en boca con las notas características de las dos variedades”.

 

@Conchidemiguel

 

 

Puedes seguirnos en

facebook

twitter

 

 

<< conchi de miguel anterior |                                 | blog conchi de miguel |                                           | siguiente conchi de miguel >>

 

 

todo recetas

todo noticias

todo blogs

todo foro

TAGS    QUESO VINO TINTO DE VERANO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 1 comentario(s)


   Jorge Suñer C. , 15-03-2016
Excelente comentario. Nuestra empresa es representante de productos parea Centroamérica. Somos Españoles...

Dale me gusta.

http://www.facebook.com/TecnoavanInternacional

Gracias



Jorge Suñer C.
TECNOAVAN INTERNACIONAL S.A.
Importación - Exportación
Representaciones de Casas Extranjeras
TecnoavanInternacional@gmail.com
Skype: josuca31
Celular: (506) 8780-6941
Costa Rica






Conchi de Miguel

Periodista y riojana




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services