CATA "CIEGA" DE 6 VINOS DEL "NUEVO MUNDO" Y DE 2 DE ESPAÑA


16-05-2013    |   


ARTÍCULOS



Degustar un vino es estar dispuesto  y

abierto a todas las sensaciones: ser amo

de uno mismo y del universo: saber

degustar  un vino es saber vivir


PIERRE POUPON (1917-2009)

Hoy en día es frecuente escuchar la expresión “Los vinos del Nuevo Mundo”, cuando se hace referencia a los caldos vínicos que no proceden de los países tradicionalmente considerados los más importantes, tanto por su crecida producción como por su milenario historial, ubicados la mayoría de éstos en Europa. Si bien no se habla de “los vinos del Viejo Mundo”, cuando se hace alusión a los caldos báquicos que son elaborados en el continente europeo, en Francia, Italia, España, Alemania, Austria, Suiza, Portugal, Hungría, Bulgaria, Rumania y Grecia, entre varias otras naciones del continente europeo, así como otros países de Asia Menos, suelen ser mencionados por el nombre del país de origen, como sello de distinción de productos de excelente calidad  enológica.

En estricto apego a la verdad podría decirse que los vinos del continente africano igualmente forman parte de la categoría denominada del “Viejo Mundo”. Se menciona que existen veinte naciones africanas, de las cuales Argelia, Marruecos y Túnez son antiguos (de centenarios orígenes) e importantes productores en el extremo septentrional de ese continente, pero también figuran como países vitivinícolas los siguientes (que usualmente no son incluidos en la denominación “Nuevo Mundo): Cabo Verde, Camerún, Etiopía, Kenia, Mauricio  y Senegal, los cuales tienen su origen en los cultivos agrícolas llevados desde Europa por los colonizadores, quienes llegaron en los siglos XVIII, XIX y XX a esas tierras  --antaño ignotas--, con el fin de aprovecharse de sus cuantiosos recursos naturales. 

De la misma manera, ya es ampliamente reconocida la  indudable calidad, señaladamente ostensible en una decena de naciones vitivinicultoras,  así como el crecido volumen de su producción y la considerable cuantía de las exportaciones (como es lógico suponer hay países de mayor producción y exportación, en la lista que a continuación aparece) que distingue a aquellos néctares etílicos de los países del “Nuevo Mundo”, como Argentina, Australia, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Cuba, Estados Unidos de América, México, Nueva Zelandia, Perú,Sudáfrica y Uruguay, los cuales son considerados productos de notoria finura y delicioso sabor. A estos vinos suele llamárseles, igualmente, del “Hemisferio Sur”, porque salvo Canadá, Estados Unidos de América y México todos los demás son elaborados en países de regiones australes. Curiosamente, los vinos de Inglaterra y de Gales, cuyos orígenes se remontan a los tiempos de hegemonía de Roma, hace veinte siglos, son incluidos en la sección “Nuevo Mundo” del libro Atlas Mundial de Vinos y Licores (Editorial Blume. Barcelona, 1986), escrito por el autor británco Hugh Johnson

Ahora bien, ¿dentro de cuál categoría deben quedar incluidos los vinos de Japón y  China?. A este particular diré que en el portal de la sommelier venezolana Susy Sánchez (del día 15 de marzo de 2011),  leí lo siguiente: “Enprincipio, no es parte de la cultura del japonés consumir vino habitualmente. Sin embargo, aún cuando esto ha sido así, practican la viticultura desde remotos tiempos.  En el año 1186, la única cepa nipona, la koshu, que da vinos blancos afrutados, se cultivaba en viñedos cercanos al monte Fuji, al sur del valle de Kofu y al oeste de Tokio.  Esta región vitivinícola es aún la más importante y las mejores viñas están plantadas en suelos volcánicos y de gravas, en vertientes expuestas al sur. La producción anual es de casi sesenta y cinco millones de litros”. En otro portal, éste de España (Blog de Viniviticultura de Nacho Bueno, del 21 de mayo de 2010, queda asentado que “Aunque según las leyendas el cultivo de la vid comenzó en Japón en el año 718, en Katsunuma, en la región de Yamanashi, el primer caso documentado del consumo de vino en Japón fue en el siglo XVI, cuando los misioneros jesuitas llegaron de Portugal. San Francisco Javier llevó vino como regalo a los señores feudales de Kyushu, y otros misioneros continuaron con esta práctica, dando lugar a que los locales adquirieran gusto por el vino. Llamaron al vino chintashu, que combina la palabra chinta (rojo en japonés) y  shu que significado licor.

“La regulación de la elaboración del vino comenzó en Japón con la adopción de la cultura occidental durante la restauración Meiji, en la segunda mitad del siglo XIX. El primer intento de producir vinos a nivel local se llevó a cabo en Yamanashi, en 1875. Durante el primer período, se introdujo el cultivo de variedades de uva de América. Sin embargo, experimentó un retroceso debido a una epidemia de filoxera. Posteriormente, la demanda de vino nacional disminuyó, aunque en todas las regiones sobrevivieron pequeños viniviticultores. No fue sino hasta después de la Segunda Guerra Mundial que la elaboración del vino comenzó a crecer de nuevo. Durante la década de los 70 y 80 del siglo pasado, aumentó el consumo de vino, debido a la mejora  en el nivel de conocimientos para su elaboración, copiando los métodos occidentales, introduciendo cepas europeas”.

Acerca de la vitivinicultura en China mencionaré que en la página web Delicias de Baco (Usos y costumbres  del vino argentino) leí que “Aunque algunos no lo crean, en varias regiones de China han cultivado viñas desde hace más de cuatro mil años. Sin embargo debido a las bajas y extremas temperaturas que se soportaban en Beijín, la producción es usaba para licores de alta graduación, y solo fue hasta finales del s. XIX que se empezó a producir vinos al estilo europeo. Los alquimistas chinos inventaron el brandy -como muchas otras cosas que consumimos aún hoy en día-. Hay textos del siglo VII d.C. que describen detalladamente su fabricación. Otro gran dato es que el imperio chino fue el primero en crear una gran embotelladora en todo el mundo entre los años 9 y 13 d.C. en la cual destilaban licor. A Europa llegó esta ciencia de la destilación de la mano de los árabes (la palabra alcohol significa al=El, kohol=Sutil) la cual los chinos usaban desde miles de años atrás para producir perfumes y alcohol antiséptico”. Hasta aquí esa cita. Y agrego lo siguiente: según la OIV (Organización Internacional de la Viña y el Vino) China es el sexto productor de vino en el mundo, superando a Australia

Me parece interesante consignar que en el boletín francés Vitisphere.com, del 14 de mayo de 2007, apareció publicado el comentario de Christophe Grenaille, directivo de Diageo Chateaux and Estates Wines, quien señaló que en la siguiente década “ la diferencia que existiría entre los vinos del “Viejo Mundo “(Ancien Monde) y los del “Nuevo Mundo”  (Nouvelle Monde) no sería únicamente geográfica, sino tecnológica, esencialmente basada en el nivel de tecnología  utilizada tanto en la vinificación como en la preparación del viñedo. Estarán de un lado las vinícolas que consideran positiva la inversión en materia tecnológica, que representarán al Nuevo Mundo, independientemente de su localización geográfica. El Viejo Mundo estará representado por los enólogos fieles a las técnicas tradicionales”.  Hasta aquí esa cita.

Por cierto, cabe agregar que en numerosos países del “Nuevo Mundo” ---como Argentina, Chile,Estados Unidos de América, Nueva Zelandia, Sudáfrica y Canadá---han utilizado desde hace más de un  lustro la tapa rosca (argumentando que es un procedimiento efectivo, más económico que el corcho tradicional, el cual brinda, además, la ventaja de no agregar malos olores al vino.  Pero no solamente estos países se sirven de la tapa rosca. También en Francia y en  España algunas bodegas vitivinícolas emplean este sistema de obturación de las botellas de vidrio que contienen vino.

 
 

Entre los  mayores productores de vino en el mundo, dentro de la categoría del “Nuevo Mundo”, figuran Estados Unidos de América, Argentina y Chile. Los orígenes de la vitivinicultura en los Estados Unidos de América se remontan al año 1769, cuando Fray Junípero Serra  --un monje franciscano que recorrió a pie enormes distancias de la entonces Nueva España—  llevó desde las tierras de la entonces Nueva España ---desde la Baja California--- las primeras vides  a lo que entonces era la Alta California, perteneciente al virreinato novohispano, y fue en la Misión de San Diego de Alcalá donde ese misionero sembró los primeros viñedos, que años después se habrían  de propagar de manera extraordinaria en lo que hoy en día es la entidad estadounidense más importante, por su producción de vinos de mesa..

Estados Unidos de América es el cuarto país productor de vino en el mundo (por atrás de Francia, Italia y España), con un volumen superior a los mil quinientos millones de litros. El viñedo cubre una extensión de 400 mil hectáreas. California es el estado donde es elaborada la mayor cantidad (90% del total) de esta báquica bebida. Cabe agregar que en  años recientes quien fungiera como gobernador de esa entidad, Arnold Schwarzenegger, decretó que septiembre fuera celebrado como el “mes del vino”, con lo cual se incrementaron las festividades en torno a una báquica bebida, que permitió que más de veinte millones de visitantes, anualmente, recorran las   casi mil empresas y bodegas vitivinícolas existentes en las veinte regiones ubicadas en dicha entidad estadounidense.

La bodega Duck Pond Cellars fue fundada en el año 1993, y está ubicada en la parte Norte del estado de Oregon y al E del estado de Washington. En esta degustación evaluamos el vino Duck Pond Merlot, que en la etiqueta ostenta la D.O. Columbia Valley y el AVA Nahluke Slope. El otro vino estadounidense evaluado fue Stag’s Leap Petite Syrah, elaborado en la bodega Stag’s Leap Wine Cellars, fundada en California en 1970, y es considerada como una de las más importantes de Napa Valley. 

Existen dos versiones respecto al origen del viñedo de Argentina. Una asegura que del entonces virreinato de la Nueva España, hoy en día México, fueron llevadas las primeras vides a Perú, en 1551, y que de ese virreinato español, años después, fue  propagado dicho cultivo a Chile y posteriormente a Argentina. La otra versión refiere que las cepas vinícolas llegaron a Perú procedentes de España, para ser llevadas, algún tiempo más tarde, a Chile y Argentina. Lo cierto es que los historiadores del vino consignan que las primeras vides plantadas en Argentina se remontan al año 1557, fecha en que comenzó la viticultura en la población de Santiago del Estero. En otra fuente de información leo que esa práctica fue iniciada en 1554, cuando los misioneros que propagaron el cultivo de la vid sembraron las variedades Criolla y País, para obtener vino.  Años más, años menos, lo cierto es que ya rebasa los cuatro siglos y medio el cultivo de las cepas viníferas en este país sudamericano.

Hoy en día existen diversas regiones vinícolas en Argentina (en nueve Provincias: Salta, La Rioja, Catamarca, San Juan, Córdoba, Río Negro, Neuquen y Chubut),  localizadas en la franja oriental del país, desde el Valle de Cafayate, a los veinticinco grados de latitud sur, hasta la Patagonia, a los cuarenta grados de la misma latitud austral. La región más importante es la de Mendoza  --famosa por sus vinos tintos---, en la zona centro occidental del país, donde hay casi ciento cuarenta y cinco mil hectáreas (exactamente 143.764) cubiertas de viñedos. Allí es elaborado entre el setenta y setenta y cinco del total del vino producido en Argentina. La segunda región vitivinícola, por la importancia del vino elaborado, es la de San Juan , cuyos vinos blancos son muy apreciados. Aquí hay más de cincuenta mil  hectáreas de viñedos,  y la producción oscila entre el diecisiete y el veintiuno por ciento del total del vino argentino

El viñedo de Argentina se ubica entre los 25 y los 40° de Latitud Sur. Actualmente hay más de doscientas diez  mil hectáreas cubiertas de viñas. Las bodegas vitivinícolas suman más de mil doscientas en la Provincia de Mendoza, donde son elaborados más de mil millones de litros de vino anualmente. Este país del Cono Sur produce más de mil quinientos millones de litros de vino cada año, -motivo por el cual es el quinto productor a nivel mundial, y exporta el 10% de su producción. El Instituto Nacional de Vitivinicultura de Argentina reportó que  en el primer trimestre del año 2007 las exportaciones de vino a los Estados Unidos de América fueron del orden de casi diecisiete millones de litros (exactamente 16.946.284), registrándose un considerable incremento en comparación con el mismo periodo del año anterior, cuando las exportaciones a nuestro vecino del norte sumaron casi siete millones y medio de litros (exactamente 7.453.187).

La Bodega Norton remonta sus orígenes al año 1893, cuando fue establecida por Edmund James Palmer Norton en la población de Perdriel, en la Provincia de Mendoza. La modernización de esta empresa vitivinícola data del año 1919.

En el panorama vinícola mundial Chile es un caso sorprendente, no sólo por la producción de vino que cada año registra un incremento en extremo considerable, sino también por el cuantioso volumen de exportación que, de manera tan acentuada, año con año aumenta considerablemente.

La antigüedad del viñedo chileno se remonta a mediados del siglo XVI, ya que fue entonces cuando llegaron las primeras vides procedentes de Perú, las cuales a su vez procedían del virreinato de la Nueva España, hoy en día México. Los historiadores del vino en Chile aseveran que el sacerdote Francisco Carabantes desembarcó, en 1548, en un punto denominado Concepción, a quinientos kilómetros al sur de Santiago. Allí plantó vides, movido por el deseo de disponer de vino para la celebración de las misas. Un par de años más tarde, en 1550,  Francisco de Aguirre se estableció al norte de la ciudad de Santiago,  donde, igualmente, sembró vides con la misma finalidad que animó al fraile Carabantes.

 Diversas circunstancias del todo favorables para la vitivinicultura chilena contribuyeron para que esa industria fuese cobrando mayor relevancia al paso de los años. En 1851 fue fundada la primera industria vinícola por Silvestre Ochagavía, y desde entonces la superficie sembrada con viñas (en este país del Cono Sur americano, cuya extensión territorial es un poco menor a los ochocientos mil kilómetros cuadrados, exactamente 756.626 kilómetros cuadrados: un poco menos de la mitad de la superficie de México) ha experimentado un considerable aumento, factor que ha permitido que la producción de vino vaya in crescendo, año con año.

Por su situación geográfica extraordinariamente  privilegiada,  desde el punto de vista vitivinícola    ----colinda al norte con Bolivia, desierto de Atacama de por medio; al sur con la zona de la Antártida; al oriente con la Cordillera de los Andes; y al poniente con el Océano Pacífico--    Chile es un país, se dice que es  el único en el mundo, que no estuvo  afectado por la plaga de la filoxera,  que arrasó los viñedos de casi toda Europa a mediados del siglo pasado, motivo por el cual la industria del vino tiene extraordinaria importancia. Cabe decir que Chile comenzó a exportar vino a Europa en 1877,  y en las Exposiciones de Burdeos, en 1882; Liverpool, en 1885; y Paris, en 1889, se puso de manifiesto la finura de estos caldos vínicos.

En la vitivinicultura latinoamericana el caso de Chile  es punto menos que sorprendente. En 1990 la producción de vino fue de 320 millones de litros. En el año 2000 alcanzó la cifra de 642 millones de litros. Y en 2001 fue de poco más de 545 millones de litros. Para 2004  Chile alcanzó el lugar número nueve, atrás de Italia, Francia, España, Estados Unidos de América, Australia, Alemania, Portugal y Argentina, con un volumen de casi 648 millones de litros de vino. Un año más tarde, en 2005  (de acuerdo a la información oficial de la Oficina Internacional de la Viña y el Vino) la producción se incrementó a poco mas de 788 millones de litros, y en 2006 subió a casi 845 millones de litros, de los cuales el 84.8% ( poco mas de 716 millones de litros) son vinos con Denominación de Origen.

Actualmente Chile ocupa el quinto lugar mundial como exportador de vino, por atrás de Francia, Italia, España y Australia. De acuerdo a la página web todovinos.cl  el número de hectáreas cubiertas de viñedos asciende a casi ciento ochenta mil hectáreas. La exportación en 2006 fue de 379 millones de litros. Estados Unidos de América importa el 25% de ese volumen, mientras que el 55% está destinado a la Unión Europea.  Cabe agregar que en Chile hay de 300 a 350 bodegas  vitivinícolas funcionando actualmente.

La Viña Ventisquero inició la producción de vinos en el año 2000, con viñedos propios en Maipo, Casablanca, Colchagua y Leyda. La bodega se localiza en el Valle de Maipo y allí son elaborados vinos con una treintena de etiquetas. Cabe agregar que esta Viña Ventisquero exportó en el año 2009 más de ocho millones de litros de vino.

La Viña Arboleda es considerada una viña boutique, fundada en 1999 como un proyecto personal de Eduardo Chadwick, una renombrada figura de la vitivinicultura chilena, quien así mismo es propietario de la Viña Errazuriz, una de las que alcanzan mayor nivel de producción y exportación en Chile.

La producción de vino en Australia dio comienzo a finales del siglo XVIII, ya que en el año de 1788 fueron sembradas las primeras viñas australianas, en una zona próxima a la ciudad portuaria de Sydney. Al presente (de acuerdo a las estadísticas de 2007) la extensión del viñedo en este país es superior a las ciento setenta mil hectáreas, en sesenta y dos áreas vitivinícolas. En el año 2004 la producción de vino fue de 1.375 millones de litros. En  2006 Australia era considerado el cuarto país exportador de vino en el mundo (por detrás de Francia, Italia y España), al comercializar en el exterior 757 millones de litros. El consumo interno asciende a más de quinientos millones de litros cada año.De acuerdo a la Oficina Australiana de Estadísticas (ABS), a finales de 2008  la producción de vino australiano fue de mil doscientos millones de litros. Los tres principales importadores de vinos australianos son: Reino Unido, Estados Unidos de América y Nueva Zelandia. De acuerdo a la información proporcionada por el organismo denominado Australian Bureau of Statistics “Unas 1500 bodegas se reparten un número de hectáreas de viñas plantadas que ha duplicado (y más) su extensión en los últimos 20 años. Son 90 000 ha de uva tinta (un 61,3% de la producción total) y 57 000 de blanca (32,2%). Desde los años noventa a nuestros días, la producción de uva ha pasado de las 762 000 t de 1996 a las 1 391 000 t del 2001. En cuanto a las variedades, las regiones vinícolas de Australia comercializan unas 90 variedades diferentes, de entre las cuales destacan Chardonnay,  en blancos y Shiraz, en tintos”.     

En algún portal de internet encontré que las variedades clásicas son la Shiraz(que es como se denomina a la Syrah en este país y Sudáfrica), la Semillon y la Riesling (antigua reina de los vinos blancos australianos). En los años 70 fueron introducidas otras cepas: la Cabernet Sauvignon, la Merlot, la Chardonnay (la más abundante en la actualidad) y la Pinot Noir. No fue hasta los años 90 cuando fueron redescubiertas la Garnacha y la Monastrell, que responde al nombre de Mataro, y ahora están experimentando con la Tempranillo.

Por lo que concierne a la vitivinicultura en España señalaré que en el boletín francés E-lettre de Vitisphere, del 21 de febrero de 2012, apareció la noticia de que, de acuerdo a las cifras proporcionadas por el Observatorio Español del Vino  (OeMV),  en el año 2011 la producción de vino en Francia fue de cinco mil  trescientos millones de litros, mientras que en Italia alcanzó ---y con ello ocupó el segundo lugar mundial--- los cuatro mil doscientos millones de litros. En España descendió a casi cuatro mil millones. La producción de vino en otros países, considerados los más importantes en el orbe, fue la siguiente: Estados Unidos de América: mil ochocientos setenta millones de litros (cuarta posición mundial), Argentina: mil cuatrocientos sesenta millones de litros. Australia: mil cincuenta millones de litros. Chile: mil cincuenta millones de litros, y China: mil cuarenta millones de litros.

La Bodega 4 Pasos fue fundada en 2003, en la población de Cacabelos, en la comarca El Bierzo, perteneciente a la Provincia de León.

Las Bodegas Valdubón remonta su origen al año 1997, y fue establecida en la población de Milagros,  ubicada a unos kilómetros al sur de Aranda de Duero y dentro de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

 
   

La  cata “ciega” número 230 del Grupo Enológico Mexicano (estas degustaciones evaluativas tienen lugar desde enero de 1995)  se llevó a cabo el martes 14 de mayo,  en el salón “Decanter”, del hotel St. Regis México City, la sede permanente de estas evaluaciones organolépticas. La Mesa de Catadores estuvo integrada por los siguientes enófilos: Patricia Amtmann, Juan Ignacio Torreblanca, Roberto Quaas Weppen, Philippe Seguin, Gabriel Iguíniz, Darío Negrelos, Joaquín López Negrete, Salomón Cohen, Oscar Nicanor y Miguel Guzmán Peredo.

Las calificaciones están basadas en los parámetros que maneja el Grupo Enológico Mexicano. Aquellos vinos cuya calificación oscila entre los 50 y los 59 puntos son considerados “no recomendables”. Si la puntuación se halla comprendida entre los 60 y los 74 puntos, son juzgados “bebibles”. Una calificación entre los 75 y los 84 puntos permite evaluarlos como “buenos”. Si el puntaje oscila entre los 85 y los 94 puntos, son juzgados “muy buenos”. En el caso de que la calificación esté comprendida entre los 95 y los 100 puntos, entonces alcanzan la categoría de “extraordinarios”.

Los resultados fueron los siguientes:

Vinos blancos:

1.- Arboleda Sauvignon Blanc, cosecha 2012. 13.5% Alc. Vol. Varietal 100% Sauvignon Blanc. El 98% del vino fue fermentado en tanques de acero inoxidable y el 2% en barricas de roble francés, de varios usos. Denominación de Origen Aconcagua Costa. Viña Arboleda. Chilhué, Chile. Calificación: 84.00  puntos. Precio: $ 315.00

2.- Valdubón Rueda Verdejo, cosecha 2011. 13.0% Alc. Vol. Varietal 100% Verdejo. El 68% del vino tuvo crianza en barrica ---francesa el 50%  y estadounidense el otro 50%--- durante 4 meses, y el restante 32% del vino en tanques de acero inoxidable. Denominación de Origen Ribera del Duero. Bodegas Valdubón. Milagros, Provincia de Burgos. Castilla la Vieja, España. Calificación: 81.60   puntos. Precio: $ 165.00

2.- (Empate)  Penfolds Thomas Hyland Riesling, cosecha  2008.  12.0% Alc. Vol. Varietal 100% Riesling. Crianza durante tres meses sur lies, en tanques de acero inoxidable. Denominación de origen Adelaide. Penfolds Winery. Barossa Valley. Southern Australia. Australia. Calificación: 81.60  puntos. Precio: $ 324.00

Vino rosado:

4 Pasos, cosecha 2010  14.0% Alc. Vol  Varietal 100% Mencía. Viñas de más de 80 años. Crianza durante dos meses en barricas de roble francés (Nevers y Allier) y estadounidense (Missouri y Ohio). Denominación de Origen Bierzo. Bodega 4 Pasos. Cacabelos, Provincia de León, España. Calificación: 81.30  puntos. Precio: $ 189.99.  

Vinos tintos:

1.- Duck Pond Merlot, cosecha 2009. 14.5% Alc. Vol. Coupage de 95% Merlot y 5% Cabernet Franc. Crianza durante 10 meses en barrica estadounidense. Columbia Valley   AVA Wahluke Slope. Columbia Valley, Washington. Estados Unidos de América. Calificación:  89.50  puntos. Precio: $ 234.00

2.- Stags’Leap Petite Syrah, cosecha 2007  14.$ Alc. Vol.  Coupage de 81% Petite Syrah; 13% Syrah; 3% Garnacha; 2% Mourvedre y 1% Carignan. Viñedos de màs de 30 años. Crianza en barrica de roble estadounidense durante 12 meses. Stag`s Leap Winery Cellars. Silverado Trail. Napa Valley, California. Estados Unidos de América. Calificación: 88.80  puntos. Precio: $ 899.00

3.- Herù Pinot Noir, cosecha 2010. 14.0 % Alc. Vol. Varietal 100% Pinot Noir. Crianza durante 12 meses en barrica de roble francés (el 25% nuevas; el 35% de segundo uso y el restante 40% de tercer uso).  Denominación de Origen Valle de Casablanca. Viña Ventisquero. Rancagua, Chile. Calificaciòn: 84.00  puntos. Precio: $ 598.00  

4.- Finca Perdriel Colección Malbec, cosecha 2008.  14.5 % Alc, Vol. Varietal 100% Malbec. Crianza durante 12 meses en barricas de roble francés y estadounidense , de primer y segundo uso. Más 10 meses de reposo en botella. Bodega Norton. Luján de Cuyo, Mendoza, Argentina, Calificación: 83.70  puntos. Precio: $ 298.00

Los integrantes de la Mesa de Catadores eligieron “mejor etiqueta”, en el caso de los vinos blancos, la del vino Arboleda, de Chile. De los tintos, la del vino “Herú”, también de Chile.

Una vez concluída la evaluación organoléptica saboreamos una exquisita cena, diseñada por Guy Santoro, Chef de Cuisinedel hotel St. Regis México City. El menú comprendió las siguientes sabrositudes :Abanico de Pechuga de Pato Ahumado, Ensalada Mixta con Frutos Secos (Eventail de Magret de Canard Fumé, Salade Mixte aux Fruits Secs). En seguida sirvieron Gnocchi de Berenjena en Salsa de Jitomate, Pesto al Cilantro (Gnocchi d’Aubergines en Sauce Tomate, Pistou de Coriandre). El plato principal fue Gallo al vino Tinto, Papa al Vapor, Guarnición de la Abuela (Coq au Vin, Pommes Vapeur, Garniture Grand-mère). El postre consistió en Esfera de Chocolate Blanco, Frutos Rojos, Sorbete de Guanábana (Sphère au Chocolat Blanc, Fruits Rouges, Sorbet Guanabana). Los vinos elegidos para la armonización con estos platillos fueron los siguientes: Arboleda Sauvignon Blanc, cosecha 2012.  Penfolds Thomas Hyland Riesling, cosecha  2008.  Herù Pinot Noir, cosecha 2010, y Stags’ Leap Petite Syrah, cosecha 2007. La armonización resultó excelente con estos cuatro caldos báquicos del “Nuevo Mundo”, de gran calidad enológica.. 

guzmanperedo@hotmail.com

 

 

TAGS    VINO Rioja TINTO DE VERANO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Miguel Guzman Peredo




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services