El apasionante mundo de las conservas dulces | Patrocinado


25-02-2012    |   


ARTÍCULOS



 

 

<< noticias anterior |                                                          | noticias |                                                                               | siguiente noticias >>

 

 

Alvaroelsibarita nos acerca hoy a un mundo apasionante: el de las conservas dulces 

 

Las primeras conservas dulces datan de la antigua Grecia, donde ya se elaboraba este tipo de producto como resultado de la cocción del membrillo en miel, lo que derivó en la utilización de todo tipo de frutas en almíbar

 

Aunque el origen de este nombre siempre ha estado rodeado de controversia, en portugués, la palabra "mermelada" significa confitura de membrillo, lo cual a todas luces parece un dato clave.

 

Esta delicia de frutas o vegetales confitados, tiene infinidad de usos: desde el básico acompañamiento para el pan tostado en el desayuno, hasta el emplatado de la mejor pieza de carne a la parrilla.

 

En el mercado podemos encontrar multitud de conservas dulces que se diferencian no sólo por su sabor, sino también por la forma de elaboración que da lugar a distintas texturas y calidades

 

Probablemente la más popular sea la mermelada, conserva dulce resultante de la cocción de la fruta entera (o parcialmente troceada) en agua con azúcar. Como producto estrella en esta categoría, a destacar en este tiempo de frío tenemos la mermelada de castaña, ideal para acompañar un solomillo de cerdo, por poner un ejemplo

 

Quizás igual de común sea la confitura, muy similar a la mermelada y difícil de diferenciar a simple vista. La confitura tendría el mismo proceso de elaboración pero la materia prima sería sólo la pulpa de la fruta, ya sea en trozos o triturada, lo que da como resultado un producto más gelatinoso y homogéneo

 

Ya no tan común, encontramos la gelée, que podríamos traducir como "jalea" o "gel"; una especie de gelatina elaborada a partir de fruta o verdura, con una textura mucho más fina que las anteriores debida a la incorporación de gelatina o pectina (un espesante natural) entre sus ingredientes y que generalmente podemos encontrar mezclada con vino dulce en su elaboración.

 

Además existen numerosas versiones saladas del gelée que en ocasiones lo pueden convertir en un selecto primer plato.

 

Este producto de origen francés cada vez es más común en las mesas más sibaritas de nuestro país, tanto en su versión dulce como en la salada.

 

Otras conservas dulces que no entran en ninguna de las categorías anteriores, son las conservas  caramelizadas, entre las más comunes encontramos la cebolla caramelizada o los pimientos asados en almíbar.

 

Todas estas delicias confitadas sorprenden por su versatilidad como acompañantes pero también son un manjar digno de degustar a solas: con sólo hincar el diente a un canapé de pimientos en almíbar hará que se convierta en el protagonista.

 

Álvaro nos anima a incorporar estas conservas a nuestros platos que, de seguro, harán las delicias incluso de los menos golosos.

 

 

<< reportajes anterior |                                                   | reportajes |                                                                          | siguiente reportajes >>

 

 

todo recetas

todo blogs

todo noticias

todo foro

TAGS    MERMELADA VINO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services