Inolvidable viaje gastronomico a Bogotá, por una buena causa.


23-02-2012    |   


ARTÍCULOS



 

 

<< blog anterior |                                                                                     | blogs |                                                                      | siguiente blog >>

 

 

 

 

El motivo del viaje ha sido por un acto benéfico organizado por la fundación “Nuestro hogar”, que defiende y protege a las niñas huérfanas y desprotegidas del país. Mi amigo Koldo Royo me comentó que le habían invitado a celebrar un acto benéfico en Bogotá, y me me ofreció compartir la experiencia con él y mi buen amigo gran cocinero y mejor persona, Manuel Pereira Chef del Hotel Restaurante Valldemossa Relais & Chateaux en Mallorca. Sin pensármelo dos veces, le di el pasaporte jejej, y empecé a hacer las maletas. Ya que tenía la oportunidad de cocinar en otro país, y aprender muchísimas cosas tanto gastronómicas como culturales y, sobre todo, colaborar por una buena causa y conocer nuevos amigos mas allá de las fronteras. 

 

 

Maurico Sanabria Chef del Gun Club, la directora de eventos y Koldo Royo

El acto se celebro en el Gun Club, que es un Club privado sin ánimo de lucro con diferentes restaurantes y salones para eventos, para políticos y grandes personalidades del país. Nada más llegar a Bogotá, aunque teníamos el fin de semana libre por delante para conocer la ciudad, fuimos a visitar el Gun Club ya que teníamos la curiosidad de ver dónde íbamos a cocinar y conocer al personal del centro, con el que trabajaríamos allí y compartiríamos la bonita experiencia. Desde el primer momento, el Chef del Gun Club Mauricio Sanabria, su mano derecha Héctor Garcia Chevarría, y todo su equipo se volcaron con nosotros. Dándonos a probar su deliciosa gastronomía, enseñándonos todas las instalaciones de las que podíamos disponer, y ofreciéndonos grandes productos de los que podríamos disponer. Por eso y por mucho más les doy mil gracias a todo el equipo del Gun Club, ya que sin su colaboración esto no habría sido posible.

 

 

El centro de la ciudad de BogotaLa Candelaria

 

 

 

 

 

 

Koldo y Manu en la Plaza del Bolivar en el centro de BogotaTraje tipico de los carnabales de Barranquilla

 

 

 

 

 

 

Edificio Colpatria, en la ciudad de BogotáGrupo vallenato, en plena carrera séptima.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya que llegamos un viernes por la noche y evento era el miércoles por la noche, y hasta el lunes no entraríamos a la cocina para hacer los preparativos correspondientes. Aprovechamos al máximo el fin de semana para conocer Bogotá, tanto la ciudad como mercados, restaurantes, gastronomía y el increíble museo del oro, ademas teníamos a Koldo que rebosa vitalidad y energía, y a las 7 de la mañana como muy tarde ya nos tocaba diana jejejj para aprovechar el día al máximo. Con la cámara de fotos como buen acompañante y un calzado cómodo, nos pusimos a patear Bogotá. Por sus calles podemos encontrar de todo, desde puestos de comida móviles las 24horas con todo tipo de platos tipicos, hasta gente muy hospitalaria dispuestos a darte la información oportuna. Es una gran ciudad en la que la mezcla de diferentes tipos de construcciones y gente hacen que tu curiosidad se vaya despertando rápidamente, con el objetivo de absorber diferentes conocimientos. La gente es muy educada y simpática, y nos lo pasamos pipa con ellos jejejej.

 

 

 

Uno de los mercados que visitamos

 

 

 

 

 

 

Un crack pelando guisantes. Nos dejo filpados

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Guanaba

Pepinos para rellenar y hornear

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En sus mercados son infinitas las variedades de verduras y frutas que podemos encontrar, muchas de ellas no las había visto ni oído nunca hablar de ellas, como los deliciosos mamoncillos. Hay infinidad de tipos de patatas y tubérculos de una calidad abismal. Ya que no hay estaciones y tienen la misma temperatura todo el año, siendo las mañanas soleadas pero sin llegar a los 20 grados y las tardes lluviosas bajando de 10 grados. Eso hace que las tierras estén muy vitaminadas y den grandes frutos de mucha calidad. En el mercado podemos ver cómo en los puestos pelan las mazorcas de maíz, las alubias, y sobre todo jejjeje nos quedamos flipados viendo un tendero desvainando guisantes a una velocidad que quita el hipo. Y nos comentó que se hacen competiciones de desvaine de guisantes. La calidad de los pollos también nos llamó la atención, incluso los venden vivos.

 

También visitamos diferentes restaurantes típicos, y probamos sus grandes platos tradicionales, como el ajiaco, la sopa de plátano, los tamales rellenos de carne, el sancocho, la bandeja paisa, etc

 

 

Con Manu en el museo del oro

 

Una de las bonitas y infinitas figuras que podemos ver en el museo

 

 

 

Aprovechamos tanto el tiempo, que aunque seamos cocineros y estuviéramos disfrutando de su gastronomía e impregnándonos de muchos conocimientos, también hubo tiempo para conocer y maravillarnos con su cultura y visitar museos, como el fascinante museo del oro.

 

 

 

 

Lechona al estilo de BogotaChicharrones Colombianos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deliciosas Arepas en plena calleBuñuelos Colombianos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Es maravilloso pasear por las calles del centro de Bogotá, y ver la cantidad de puestos que nos ofrecen diferentes tipo de comida tradicional frutas, dulces y infinidad de productos típicos. Que incluso hacen al momento en la misma calle. Yo me enamoré de sus deliciosos chicharrones, que me recordaban mucho a los magníficos torreznos nuestros. Por la calle también podemos encontrar diferentes zumos de todo tipo de frutas, y fruta cortada al momento que te la ponen en un cucurucho de papel transparente, el mango que fácilmente encuentras en cualquier rincón es increíble. También quiero destacar sus deliciosas arepas rellenas de queso, los buñuelos Colombianos, y la Lechona. Que la deshuesan, la raspan toda la carne, la aderezan y mezclan con garbanzos super tiernos y baby, la vuelven a rellenar y la nornean tal cual, la podemos ver en la fofo y es deliciosa.

 

 

En el pase del evento

 A la derecha Hector Garcia echevarría el segundo de cocina.

 

 

 

 

 

 

Koldo explicando el menu a los comensales y antes del inicio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fue una cena benéfica muy bonita, que empezó con Koldo Royo explicando al público el menu español que iban a degustar con toque vasco y dando las gracias por su colaboración, junto a María Cecilia Marulanda de Sarasola, Presidenta de la fundación.  El menú se compuso de tres aperitivos en el que no podía faltar la Gilda, y un menú degustación de cinco platos en que podían degustar, La brocheta de espárragos y Vieiras con muselina de chorizo, una buena sopa Donostierra con diferentes pescados y mariscos, la merluza en salsa verde que la sustituimos por su sabrosa Corvina, La famosa codorniz rellena de foie y pétalos de rosa de Koldo, y de postre una versión de la pachineta en copa.

 

 

 

 

Con Harry SassonLa barra del restaurante Harry Sasson

 

 

 

 

 


Cocina vista del Restaurante Harry Sasson

 

 

 

 

 

 

Entrada al restaurante

 

 

Manu y Koldo en la Cocina con Harry Sasson

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La despedida de Bogotá no pudo ser mejor, ya que antes de coger el avión Koldo nos tenía preparada una sorpresa. Nos llevo comer al restaurante Harry Sasson, que es de un amigo suyo y uno de los mejores restaurantes de Bogotá. ¿Hay algún sitio donde Koldo no tenga amigos? Jejjejejej. Harry nos enseñó todo el restaurante y la cocina, y fue fascinante, y aprovecho aquí para darle las gracias por todo. Goza de una cocina sin pretensiones, con los pies en el suelo, con gran producto y guiños a la cocina mediterránea, y  una gran cockteleria y buen servicio. La cocina es vista, y podemos ver cómo dan mas de 800 comidas diarias sin despeinarse, en una balsa de aceite, y con una calidad óptima. Y comimos de escándalo.

 

 

 

 

 

 

 

Se me llena la boca para dar las gracias de todo corazón a Koldo, no sólo por haber contado conmigo para compartir esta experiencia. Si no por estar siempre ahí, tanto en los momentos buenos como no tan buenos, y apoyarme y aguantarme en momentos que él y yo sabemos que no me aguanta ni Dios jejjejej.

Y mención especial para mi amigo Manu Pereira!

 

Puedes seguirnos en

facebook

twitter

 

 

<< raúl resino anterior |                                                       | blog raúl resino |                                                      | siguiente raúl resino >>

 

 

todo recetas

todo noticias

todo blogs

todo foro

TAGS    QUESO MERLUZA




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 1 comentario(s)


   janneth , 15-03-2016
Que bonito, espero uqe hallas probado de todo todito todo!, los pepinos rellenitos, los tuberculos como los cubios, la arracacha, uuummmm , tienes que volver y que te lleven a Santander y Boyaca, comeras que fliparas!, un saludo con cariño una Colombo-Britanica que vive en España.



Raúl Resino Olivares

Restaurante Raúl Resino




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services