Un espacio para todos los momentos


16-09-2010    |   


ARTÍCULOS



Bar del Parador de Jaén

En el constante empeño de hacer siempre más agradable y confortable las estancias de los huéspedes en los Paradores de Turismo, la eficiente dirección técnica ha decidido perfeccionar un espacio importante e insustituible existente en cada ejercicio: el Bar, por supuesto, con función también de cafetería. Por eso el plan de desarrollo del proyecto Bar - Cafetería lleva por título nada menos que: "Satisfacción del Cliente". Esta iniciativa estratégica concierne el eje del plan 2009-2012 que, por el momento, es sólo una comunicación del desarrollo del plan con el fin de su paulatina puesta en marcha en todos los establecimientos.

Rentabilizar y reorientar los espacios destinados a bar-cafetería de Paradores, adaptándolos en la capacidad de ofrecer un servicio confortable, integrado en la oferta de restauración de Paradores. El bar en Paradores es un espacio que históricamente ha sido poco productivo y mal identificado. Por este motivo, en este proyecto, se plantea el bar con una identidad propia,



Participa: comparte tu comentario

Entrar en el Foro de afuegolento.com

Parte de la terraza del Parador de Jaén, con vista a la ciudad y el castillo

considerándolo como un punto de venta reconocido por sí mismo, tanto en su contenido y servicio, como en el aspecto propiamente dicho de la producción. Es necesario, por tanto, que el bar en Paradores se desarrolle recogiendo las necesidades actuales de los clientes con el objetivo de rentabilizar estos espacios.

Esta tendencia, marcada por el comportamiento del cliente, que actualmente necesita una oferta más ágil y atractiva, pues sus hábitos se dirigen a un consumo más ligero (al menos en una de las comidas del día), además de un producto muy identificado, obliga a hacer un análisis más profundo tanto de la estructura de la carta como del contenido y presentación de la oferta de bebida y comida, con el fin de reorientar la misma para ofrecer un producto actualizado, consecuente con las tendencias actuales del mercado.

Este proyecto, cuyo objetivo principal es el de rentabilizar y reorientar espacios, se aborda desde la Dirección de Calidad Hotelera, en base al análisis de los siguientes puntos: Evolución de los ingresos de los últimos dos años. La oferta actual de cafetería en cada establecimiento. Las instalaciones de cafetería; en lo que a los ingresos actuales a nivel general por zonas, así como a nivel particular por establecimientos, concluyendo que el incremento de los mismos por carta-cafetería (refiriéndose a ingresos por comida que son los más fiables pues son exclusivamente comida servida en bar-cafetería), han sido significativos en algunos casos convirtiéndose en un punto de venta importante para los Paradores.

El gran salón del Bar (Parador de Jaén)

En otros casos, el descenso en la producción ha sido también importante. Los resultados negativos de las Regiones I y II en carta cafetería, se ven prácticamente compensados por los positivos de la III y la IV. En este contexto, se afronta esta situación tan dispar, cuando se trata de un análisis Parador a Parador, con el objetivo de mantener la tendencia creciente en aquellos establecimientos que la tienen por un lado, y por otro, impulsar la venta en aquellos en los que la misma es decreciente. En lo que a la oferta se refiere, se trata en estos momentos de darle el mismo impulso que se está dando a la oferta del restaurante, actualizándola tanto en contenido como en presentación. Finalmente, en lo relativo a las instalaciones, se concibe a partir de ahora, el bar cafetería de Paradores como un espacio de uso múltiple para el cliente, tratando de adaptarlo a sus necesidades.

Bar del Parador de Ronda

Un espacio para todos los momentos, es el slogan que, según la filosofía del Bar-Cafetería de los Paradores, su Plan de Acción, se identifica como un producto con un concepto genérico que el cliente asocia para disfrutar de un servicio de comida, bebida y general de ocio, dándole una orientación en función de su tipología, de tal forma que el bar sea reconocido por el cliente con un concepto genérico que se diferenciará teniendo en cuenta las necesidades del cliente según el momento del día o si se encuentra en una ciudad, en ruta, en la playa, en un Parador tradicional o en uno con campo de Golf.

Se subrayan los siguientes momentos como elementos dinamizadores de la oferta básica de todos los establecimientos:

Momentos de los ibéricos ?La calidad del producto?. Se introduce el concepto de ración envasada de jamón y embutidos ibéricos.
Momento de los bocadillos ?La tradición entre panes?. Se actualizan en presentación 6 tipos de bocadillos, 4 que pueden ser preparados directamente en el Parador y, en caso de necesidad, se da la opción al Parador de comprarlos hechos (calentar y servir).
Momento de los sándwiches ?Frescos y moldeados?.
Momento de la cerveza ?Descubre un sabor Gran Reserva?. Se introduce la cerveza Cruzcampo Gran Reserva en todos los Paradores. Se introduce carta de cervezas especiales en aquellos que lo solicitan. Se actualizan en presentación 4 tipos de sándwiches.
Momento de los vinos por copas ?Medir el placer?. Se ofrece una oferta de vinos por copas. Se incorpora en todos nuestros bares-cafeterías, cavas de conservación y tapones de conservación de botellas.
Momento de la pastelería ?Lo más dulce y artesano?. Se ofrece una oferta de pastelería y bollería específica para el bar.
Momento de los helados ?Lo más frío del Parador?. Se crean 4 helados especiales del Parador (Las Cremas, Los sorbetes y frutas, sin azúcar y para los niños).
Momento del gastrobar Afterhours ?Satisfacer una necesidad?. Para aquellos establecimientos en los que los horarios de cierre se adelantan a las 23,30 por poca afluencia de clientes. Se trata de una estación de servicio al cliente en la que él mismo, en determinados horarios, podrá elegir producto sin asistencia directa de personal de comedor. La oferta se basará en producto básico que cubrirá una necesidad puntual y concreta del cliente (café, cerveza, refrescos, sándwiches, embutidos, dulces, helados). Cada establecimiento recibirá pronto todo el material gráfico en el cual será notificado, para cada una de las acciones para su puesta en marcha, que se concluirá con la implantación general de todo el proyecto.

Bar de la terraza del Parador de Ronda

Por cierto, este servicio de bar-cafetería no va a sustituir el servicio del comedor, al igual que el cliente que desea consumir una comida completa, sea almorzando o cenando, está claro que se entienda hacer en el comedor del Parador, sentado y relajado y, si le apetece, transcurrir también un par de horas, si no más, haciendo sobremesa. Mientras que en el servicio de bar y cafetería, aunque sean comidas también en platos, el consumo puede ser reducido a un tentempié o algo más sustancioso, siquiera tal vez más rápido que al restaurante.

Desde luego, la tendencia actual de consumir comidas en los bares, bajo formas de tapas, pizzas, u otras pequeñas raciones de alimentos, se está divulgando en todo el mundo. Ya son muchos los que se han equipado el bar, aunque en espacios angostos (también con escasez de higiene), donde sirven sólo comidas precocinadas, porque los locales por no tener cocina, no son idóneos para cocinar. No de menos son las pizzerías, donde son muchos los consumidores que se alimentan sólo con pizza y algo más, siendo una comida sencilla y rápida, a la par de las tapas que ya están elaboradas y son más ricas por ser variadas. Merece subrayar que el vino por copas (en las brasseries en Francia lo sirven desde siempre) es muy ventajoso y se evita de comprar la botella entera, en este caso se puede degustar más de un vino, midiendo el placer.

La gran terraza con vista al puente y al barranco (Parador Ronda)

El autor de estas líneas, es gran frecuentador habitual de Paradores (una manera de vivir bien en España), muchas veces (debido a sus orígenes hoteleras) pudo notar cómo clientes alojados salían para irse a comer algo en los bares de frente o al lado del Parador, tal vez para gastar menos (pero no es siempre así), al igual haciendo con los chiringuitos de la playa, o con las tascas de la localidad, ciudad, pueblo, en suma donde existe el Parador.



Después de los 80 años de vida de los Paradores, celebrados el año pasado (2009), donde se degustaron platos selectos de los tiempos, y las recetas históricas del Arte Breve de Cocina -ver ejemplos: Parador Ronda, la serranía gastronómica, (edición nº258 afuegolento.com), Parador Jaén, "Olivus Gastronómico", (edición nº263 afuegolento.com)-, que se van degustando en lo que va de año hasta diciembre, ahora sean bienvenidos estos varios "Momentos para satisfacer a los Clientes", con el augurio de que encuentren en los Paradores lo que muchos de ellos van buscando fuera.






Más información:

www.parador.es





Noticia relacionada:

El Arte Breve de Cocina, por Matteo Gaffoglio






¿Quieres que tu receta aparezca en el recetario de afuegolento.com?

Envía tu receta




TAGS    CAFÉ VINO CERVEZA TAPAS




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services