Flanes


11-02-2008    |   


ARTÍCULOS





Los golosos estaréis contentos..., hoy las recetas son de flanes. Seguro que todos en un momento u otro hemos comido alguno de estos platos, más dulce o más salado, pero flan al fin y al cabo. Los más conocidos son los elaborados con huevo y los de vainilla, pero nosotros os enseñaremos a cocinar flanes con otros productos diferentes.

¡¡Venga, corriendo a la nevera a buscar los ingredientes necesarios!!


FLAN (EL CLÁSICO)
Ingredientes para 4 personas:

œ litro de leche
150 gr. de azúcar
4 huevos
2 yemas de huevo

Para el caramelo:
200 gr. de azúcar
agua

Preparación:

Pon en una olla el azúcar y la leche a hervir, si quieres la puedes aromatizar con el sabor que más te guste, vainilla, limón o canela, para ello solo tendrás que poner en la leche un poco de piel de limón, una ramita de canela o una vaina de vainilla y dejarlo infusionar unos 5-10 minutos.

Pídele a un adulto que prepare el caramelo, en un cazo disuelve el azúcar con un poco de agua y caliéntalo hasta que se funda y coja color dorado, ten mucho cuidado con el caramelo que cuando está caliente quema mucho.

Pon el caramelo en moldes individuales de flan, si quieres les puedes añadir unos trocitos de frutos secos.

En un bol, bate los 4 huevos junto a las 2 yemas, cuando estén bien mezclados, añade la leche, que previamente habrás colado, mientras viertes la leche, no dejes de batirlo todo.

Pon los moldes a cocer al baño maría durante unos 45-50 minutos a 170 grados.


FLAN DE COCO
Ingredientes para 4 personas:

1 lata pequeña de leche condensada
4 huevos
200 gr. de coco rallado
75 gr. de azúcar
2 dl. de leche
agua

Preparación:

En un bol, pon la leche condensada y los huevos, bátelo muy bien, cuando lo tengas mezclado, añade la leche y sigue removiendo hasta que te quede homogéneo. Entonces incorpora el coco rayado y vuelve a batirlo bien.

Pídele a un adulto que prepare el caramelo, en un cazo disuelve el azúcar con un poco de agua y caliéntalo hasta que se funda y coja color dorado, ten mucho cuidado con el caramelo que cuando está caliente quema mucho.

Pon el caramelo en una flamera grande, cuando se endurezca, añade la mezcla que has preparado antes. Pon la flamera a cocer en el horno al baño maría durante unos 55 minutos aproximadamente a 175 grados.

Cuando esté tibio, lo podrás sacar del molde, hazlo con cuidado para que no se rompa. Sírvelo adornado con un poco de virutas de coco por encima.


FLAN DE CALABAZA Y ESPÁRRAGOS
Ingredientes para 4 personas:

1 manojo de espárragos verdes
200 gr. de calabaza
3 huevos grandes
100 ml. de crema de leche
mantequilla
sal

Preparación:

Pela y corta a trocitos la calabaza y ponla a hervir en una olla con un poco de sal hasta que esté tierna, escúrrela y resérvala a parte.

Limpia los espárragos y quítales la parte dura, córtalos a trozos medianos y hiérvelos en agua con sal hasta que estén tiernos, escúrrelos bien.

En un bol, mezcla los huevos y la crema de leche, cuando esté bien batido, añade los trozos de calabaza y los espárragos, remuévelo con cuidado. Añádele una pizca de sal.

Unta con un poco de mantequilla, los moldes de flan, vierte la preparación anterior. Hornéalos al baño maría durante 35-40 minutos a 175 grados. Déjalos enfriar antes de sacarlos del molde.


FLAN DE PESCADO Y VERDURAS
Ingredientes para 4 personas:

500 gr. de merluza
1 zanahoria
100 gr. de guisantes
100 gr. de judías verdes
1 puerro
3 huevos grandes
125 ml. de crema de leche
œ cucharadita de maicena
aceite
mantequilla
sal
pimienta

Preparación:

Pela y corta a dados pequeños el puerro y la zanahoria, limpia las judías verdes i córtalas en trozos medianos.

En una sartén con un chorrito de aceite, pon a dorar el puerro hasta que quede transparente, escúrrelo y ponlo en un bol.

Hierve el resto de verduras en agua con sal, hasta que estén tiernas, escúrrelas y añádelas al bol donde tienes los puerros.

Hierve los trozos de merluza, si te gusta más otro tipo de pescado, lo puedes utilizar tranquilamente. Cuando estén fríos, límpialos de pieles y espinas.

En un recipiente adecuado, bate los huevos, la crema de leche y la maicena, añade las verduras y el pescado y bátelo todo junto. Rectifica de sal y pimienta.

Unta con un poco de mantequilla, los moldes de flan, vierte la preparación anterior. Hornéalos al baño maría durante 30-35 minutos a 175 grados. Déjalos enfriar antes de sacarlos del molde.


Una curiosidad sobre el flan
Cuando pensamos en un flan, generalmente, nos viene a la cabeza un postre preparado con huevos, leche, azúcar y, en muchos casos, con sabor a vainilla. Pero existen infinitas variedades que incluyen frutos secos, limón, frutas frescas, e incluso podemos encontrar flanes salados elaborados con verduras variadas, como las espinacas, espárragos, calabaza..., o con pescado, queso...

Los flanes dulces normalmente se cocinan al baño maría y se sirven acompañados de caramelo líquido.

Este rico postre es muy antiguo, ya que se remonta a la época del Imperio Romano, donde era conocido con el nombre de tiropatinam, por cierto, los romanos en muchos casos, espolvoreaban un poco de pimienta en su superficie antes de comérselo. En la Edad Media se convirtió en un dulce muy popular, ya que era comido sobretodo en la Cuaresma, probablemente su nombre actual de flan, se empezó a popularizar alrededor del siglo VII, flan proviene de la palabra francesa flado, seguramente fue también por esta época que se generalizó la costumbre de añadir el caramelo por encima.


Experimento con un huevo
Del huevo podríamos decir que es la célula de mayor tamaño que existe, pero no, tranquilos, no os vamos a dar una conferencia sobre él, solamente daos un par de datos importantes para que entendáis un poco mejor por qué sucede lo que vamos a hacer.

El huevo de gallina consta de dos partes: la clara y la yema, y su cáscara está formada por carbonato de calcio en un 94%. Bien, ahora que ya os hemos dado la lata un poco, vamos a por el experimento.




Necesitaremos:

1 huevo crudo de gallina
vinagre
1 bote de cristal
un poco de miel

Lo haremos de la siguiente forma:

Coge el huevo y ponlo con cuidado en el bote, vierte el vinagre justo hasta el borde y tápalo para que el olor no salga al exterior.

En poco tiempo, verás como empiezan a aparecer pequeñas burbujas (de dióxido de carbono), esto ocurre por la acción del vinagre con la cáscara del huevo.

Poco a poco verás cómo la cáscara se irá haciendo más fina hasta que la verás ?desaparecer?, esto ocurrirá más o menos en dos días, a veces es necesario cambiar el vinagre. Si lo tienes que hacer, hazlo con mucho cuidado.

Además de perder la cáscara, la membrana que envuelve a la clara y a la yema, y que está situada inmediatamente debajo de ella, adquiere consistencia de goma. Esto permite que se puedan llegar a realizar pequeños botes con el huevo sin que se rompa.

Verás también que aparte de perder la cáscara, el huevo ha crecido, ya que ha cogido humedad. Si le pones un poco de miel, se producirá el efecto contrario y el huevo reducirá de tamaño otra vez.

TAGS    QUESO HUEVO MERLUZA PESCADO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services