Gastronomía en Fallas


05-03-2013    |   


ARTÍCULOS



Si tienes pensado visitar Valencia durante las Fallas debes saber que esta fiesta no sólo es pirotecnia y reservar parte de tu tiempo para deleitarte con su gastronomía. Los puestos de buñuelos ya están instalados por toda la ciudad y es que, sin duda, no puedes irte sin probarlos. Los más populares son los de viento, que no llevan nada por dentro, o los de calabaza. Pero hay más variedades como los de figa (higo) o los rellenos de chocolate.  Los ‘bunyols’ es uno de los postres más típicos en Valencia y a menudo se suelen tomar acompañados de un buen chocolate a la taza.

Tampoco podrás irte sin probar la horchata, uno de los refrescos más populares de la zona. Ideal para tomar en cualquier ocasión y porque no, acompañada de los típicos fartons, unos deliciosos bollos alargados con azúcar glaseado. Numerosas horchaterías son famosas por servir una horchata de diez y además, allí los fartons y los buñuelos son caseros. La horchatería Daniel, Bon Aire o la de Santa Catalina son de las más visitadas así debes incluirlas en tu ruta por la ciudad.

Pero si por algo es conocido Valencia es porque allí son expertos en preparar paella y es que cuentan con tres variedades de arroz protegidas por la Denominación de Origen. La popularidad de este plato es muy elevada al igual que el fideuá, que se prepara mucho en estas fechas. Algunas comisiones realizan degustaciones para el público, pero lo mejor es sentarte en un restaurante a disfrutar estos platos que son todo un símbolo de la cocina valenciana.

En cuanto a bebidas destaca el ‘agua de Valencia’, un cóctel preparado a base de zumo de naranja natural y cava, y los vinos de la tierra ya que esta comunidad cuenta con tres Denominaciones de Origen conocidas: Utiel-Requena, Valencia y Alicante.

Pero si no puedes visitar la ciudad en estas fechas y te has quedado con las ganas de unos buñuelos puedes prepararlos tú mismo en casa. ¿Cómo? Muy fácil. Vamos a necesitar:

- ½ calabaza
- 500 gramos de harina
- 100 gramos de levadura fresca
- ½ vaso de gaseosa
- agua
- aceite de oliva

En primer lugar se hierve o se asa la calabaza. Cuando esté lista retiramos las semillas y filamentos y tratamos de conseguir un fino puré. A continuación mezclamos la harina con la levadura y le añadimos el puré y agua poco a poco. La cantidad de agua a añadir será la que vaya aceptando la masa. Una vez hecho esto amasamos con la mano hasta conseguir mezcla blanda y suave. Lo dejamos reposar unos veinte minutos y pasado este tiempo le añadimos la gaseosa y volvemos a mezclar.

Una vez que tenemos la masa lista vamos preparando porciones redondas y les hacemos un agujerito pequeño en medio apretando el pulgar. Ahora sólo queda hacerlos en una sartén con aceite caliente, donde debemos dejarlos hasta que se doren. Para servirlos podemos espolvorear un poco de azúcar por encima y elaborar un chocolate caliente para acompañarlos. ¿Qué os parece? Ahora podréis disfrutar de unos deliciosos buñuelos sin moveros de casa.


 

TAGS    ARROZ CAVA ENSALADA paella




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services