Casa Pepe de la Judería, Córdoba


07-11-2002    |   


ARTÍCULOS





Este establecimiento abrió sus puertas en el año 1928. Ahora gracias a la apuesta firme y decidida de Miguel Cabeza, actual propietario que regenta este encantador restaurante, un joven y emprendedor empresario de la hostelería, todos podemos disfrutar de uno de los locales con más encanto y tradición de Andalucía. En ?Casa Pepe de la Judería? se conserva y se cuida de la manera más respetuosa esos detalles que, en su conjunto, forman una sinergia maravillosa con los cuales el visitante que acude a esta casa se encuentra en un entorno agradable rodeado de ese ambiente que proporciona una decoración sencilla pero de lo más elegante, como si nos retrotrajésemos a otros tiempos que hacen recordar la felicidad de épocas pasadas. Cualquier lugar, todos los rincones de esta casa es una bella estampa, las plantas, los cuadros, los objetos... todo está sigilosamente cuidado a la perfección.

Si Miguel Cabeza, y su equipo formado por un elenco de excelentes profesionales, ha conseguido que su local alcance ese mágico nivel que proporciona el entorno, tan admirado por todos por su exquisita, elegante y cuidada decoración, ha sido porque su constante y continua preocupación es que las personas que acudan a su restaurante se sientan, de verdad, lo más confortablemente posible, cosa que consigue diariamente.

Pero pese a toda esta soberbia mezcla de elementos que hacen alegrar la vista y el alma de quien acude a este fascinante lugar, sin embargo, es la gastronomía que se hace en ?Casa Pepe de la Judería? la que hace que este restaurante alcance el grado de superlativo. Es el propio Miguel, su propietario, quien se encarga de la sala. Su irreprochable estilo profesional y su especial manera de ser, con esa simpatía, siempre amable, cordial y atento que en todo momento le caracteriza, hace que las cientos de personas que diariamente acuden a este templo de la culinaria cordobesa, lleguen como clientes y salgan como amigos.



Por su decoración, las especialidades que emanan de la cocina de este rincón cordobés contribuyen a darle un mayor realce, si cabe, al ese lugar incomparable donde se ubica que es la Judería, son cuadros sobre platos a los que un artista de la culinaria como es el chef Francisco sabe darle ese toque de distinción y elegancia, elaborando en cada uno de los exquisitos manjares que salen de sus fogones, una cocina de calidad, moderna y vanguardista pero siempre sin perder la perspectiva de las raíces de esta tierra de ensueño, salpicada de reminiscencias árabes.

A modo de ejemplo, algunas de las exquisiteces que salen de este mágico laboratorio gastronómico, con las que se puede disfrutar degustando, como este que suscribe, son el Ajoblanco de coco con granizado de vino tinto; Gazpacho de cereza con menta; Yogurt griego con bacalao y hierba luisa; Ravioli de foie, manzana caramelizada y membrillo; Ensalada de queso de la tierra a la vinagreta de miel y piñones tostados; Revueltos de puntillitas con habitas sobre tinta de calamar; Merluza a la plancha con panaché de verduras crujientes; Solomillo de buey hojaldrado de foie y salsa de trufas; o Medallones de ciervo al vinagre de Pedro Ximénez. Pero si degustar estas especialidades, que no tienen parangón, resulta toda una fiesta para el gusto y la vista, el capítulo dedicado a los postres ya es todo un auténtico espectáculo de sabor, olor, color...de la cocina de lo dulce se encarga el joven jienense Pedro Ortega, de Linares para más señas, más conocido popular y artísticamente por Periko, toda una promesa en estos menesteres de la repostería.



La imaginación y el arte de este chico a la hora de presentar postres, sólo se puede calcular, aproximadamente, cuando presenta ante uno, algunas de sus obras artísticas. Especialidades en cuya elaboración emplea todo tipo de elementos alimentarios, ya sean dulces o salados, amargos o ácidos, pero la cuestión es que al final, todos ellos resultan gratamente fascinantes para el paladar, gracias a la manera tan genial de combinar esos ingredientes. Algunos de esos trabajos con los que sorprende Periko son Infusión de frutos rojos, confitados de violetas y espuma de vainilla Tahití; Pedro Ximénez, fresa y coco; Melón salteado, sopa de naranja y helado de piña granizado de granadina (San Francisco); Coulant fluido de avellanas, jengibre, mandarina, zanahoria y helado de cardamomo; o la Sopa de mango con espuma de frambuesa, entre otros muchos.

Comer en ?Casa Pepe de la Judería? es todo un placer del que nadie puede resistirse a repetir.

Restaurante Taberna Casa Pepe ?De la Judería?
C/ Romero, 1
14003 Córdoba
España
Tf. 957 200 744 ? 957 200 766
Fax: 957 422 063
e-mail: mailto://casapepe@casapepedelajuderia.com
web: http://www.casapepedelajuderia.com

TAGS    QUESO MERLUZA VINO VINAGRETA TINTO DE VERANO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services