El Bloody Mary no se come


31-10-2014    |   


ARTÍCULOS



El concursante del programa emitido por Antena 3, Fran Vicente, dejaba anoche el concurso tras enfrentarse a la gallega Inés Abril en la prueba final en la que tenían que realizar dos cócteles comestibles.   Una noche más, los concursantes de Top Chef reúnen a los espectadores en la noche del lunes para sorprendernos con sus platos. Después del plato de embutido dulce de David y la tarta de Piolín del equipo naranja llegaba la hora de “coger los cuchillos” y ponerse manos a la obra.   La primera prueba, la de la inmunidad, comenzaba con unos concursantes algo desorientados por tener que convertir unos simples huevos en un plato gourmet. No valían las clásicas tortillas, el huevo era el protagonista de la película.    El chef Diego Guerrero, ganador del premio Pil-Pil de la Cocina Vasca presentaba un plato de huevo con pan y panceta sobre crema ligera de patata. En su receta, el cocinero colocaba la yema del huevo sobre una cruz de pan cortado en láminas muy finas y, antes de envolverlo, lo coronaba con una rodaja de chorizo. La panceta se posaba suavemente sobre el pan mientras una crema de patatas, a base de aceite de oliva extra, bañaba el conjunto. Una explosión de sabor que probó el chef Yayo Daporta.   Los concursantes no tenían tan claras sus recetas. Hubo huevos fritos dulces, yemas curadas e, incluso, algunas setas como acompañantes de los platos. Finalmente, David se llevaba la inmunidad con su plato “Bocadillo de tortilla de jamón inverso”. En él, el pan estaba colocado dentro de una espuma de tortilla junto a una juliana de jamón y tomate acompañado por un puré de patata y cebolla.   Con este resultado partían hacía la segunda prueba, que enfrentaría a dos de ellos en la fase final por la permanencia. Aquí se dividieron en dos turnos, en los que cada uno de los participantes cocinaría para sus compañeros. Los propios concursantes determinarían a los dos cocineros que se disputarían los cuchillos en la última oportunidad.   En esta prueba destacaron platos como el falso calamar de Víctor, hecho a base de navajas y ajos condensados en una gelatina que le daba cuerpo al plato y relleno con una crema de cangrejo, que se acompañada con una salsa de chapapote hecha con frijoles.  También hubo gazpacho de espárragos con moluscos o navajas en escabeche japonés. Por lo demás, una competición culinariamente floja, marcada por la polémica, más que por la cocina.   De esta manera y tras las votaciones de sus compañeros, Inés y Fran llegaron a la prueba final en la que realizaron, respectivamente, un Mojito y un Bloody Mary, ambos comestibles. El jurado valoró estos platos como “ganadores” y les explicó que la decisión final se tomó porque uno de ellos “había afinado” más que otro. Esto supuso que Fran escuchase la temida frase de “coge tus cuchillos y vete” por su Bloody Mary. Parece que esta bebida, a base de zumo de tomate, se bebe, no se come.

TAGS    HUEVO PATATA Top Chef




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME








www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services