Las mil puertas de una cocina


16-07-2018    |   


ARTÍCULOS



Existen puertas que van al cielo o al infierno, puertas giratorias, puertas traseras, puertas y más puertas. Y, por supuesto, existen las puertas profesionales, de las que, en la profesión de cocinero podemos contar por miles. Las puertas de la cocina son invisibles para muchos ojos, pero se sienten y se notan, se echan en falta cuando no se abren y crean problemas logísticos en los negocios de restauración si están oxidadas y atascadas.

Esas puertas de la cocina de las que hablamos, incontables e inagotables, son las que permiten el paso a la creación, la salida al exterior de los deseos más profundos de los cocineros, de los sabores más exóticos, geniales, abstractos y novedosos que podamos imaginar. Y a su vez, dejan entrar por esas puertas siempre entreabiertas, las incontables experiencias y sus criticas de los mejores fooddiers y gourmets, permitiendo mejorar a los chefs en sus creaciones.

La magia de la cocina permite una multiplicidad de conocimientos que entran y salen sin descanso, los Chefs tenemos suerte. y por ello agradecidos, de poder estar a los dos lados de las puertas, dentro y fuera, creando e investigando, algo que permite que tengamos un conocimiento panóptico y elocuente del complejo mundo de la gastronomía. Mediante esas puertas vemos entrar nuevas tendencias y a su vez, salir grandes creaciones, y también vemos entrar deseos de nuevas experiencias culinarias, que se expresan y manifiestan con resultado de fantásticos platos.

Las puertas de la cocina no distinguen de clases sociales, de ellas entran y salen personas de todos los ámbitos de la cultura y sociedad, con sus variedades y particularidades. Veremos desde ellas como se relaciona la sociedad desde un paradigma especial, donde un reputado magistrado puede entrar a saludar a un Chef para felicitarle, o un ayudante cocinero o Chef puede ver por la ventana de la puerta a su estrella favorita en la cual se ha inspirado, a la que podrá pedir luego hacerse una foto o autógrafo. Una suerte de democracia que permite a todos intercambiar papeles por un momento, sólo cruzando de una puerta a otra.

Esta magia que entra y sale de las infinitas puertas que se hallan en una cocina, son las que conforman la maravillosa manifestación fenomenológica de la creación culinaria, cuya llave maestra siempre estará en poder de quien las quiera ver.

TAGS    ARTICULOS




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Sebastián Grimalt

Coach Ejecutivo y Empresarial




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services