Los festines y banquetes medievales


15-10-2007    |   


ARTÍCULOS





En la época medieval se daba mucha importancia a los banquetes y fiestas, reyes y nobles hacían muchas celebraciones y sus fiestas eran muy largas, podían durar varios días. En la boda de Juan I de Portugal duraron un año. En estas fiestas los banquetes eran una parte importante, eran fastuosos, se amenizaban con música, bailes y otros juegos. El banquete de la boda del marqués Gian Giacomo Trivulizio de Milán, celebrado a finales de la edad media, en 1488, nos da una idea de esta fastuosidad, se sirvieron estas exquisiteces:

Pastelitos de piñones y de almendra con azúcar
Espárragos
Salchichas y albóndigas
Perdices con salsa
Dos cabezas de ternera, una dorada y otra plateada
Capones, salchichas, jamón y jabalí servidos con una variedad de potajes delicados
Cordero asado con salsa de cerezas amargas
Bandejas con diversas aves asadas
Pollos guisados con azúcar y agua de rosas
Crema perfumada con salvia
Membrillos cocidos con piñones, azúcar y canela
Confituras
Diez tartas diferentes
Confites de especies

Banquete de boda. Histoire de Renaud de Montauban. 1468-1470

Tal como se ve en este menú, la carne era el plato más apreciado, comer carne era sinónimo de rico y poderoso, era una manera de expresar poder a través de la comida. En la imagen de abajo, nos refleja un banquete de boda, en el podemos ver como se sirven unos pastelitos, quizás un hojaldre, rellenos de pajaritos.

En el año 1344, en el banquete de la coronación del Papa Clemente VI, celebrado en el palacio papal de Aviñó, en Francia, varios sirvientes sacaron un gran árbol de plata del que colgada fruta fresca, junto con otro árbol natural del que colgaban frutas confitadas. También los comensales se admiraron de una gran fuente de donde brollaban cinco tipos distintos de vino. En la época medieval, los banquetes se celebraban en la sala principal, que era habilitaba para el evento, con caballetes y tableros hacían las largas mesas, se cubrían con manteles. Los comensales se sentaban solo a un lado de la mesa, la comida se servía de frente, tal como se aprecia en la imagen anterior. En cada servicio, se sacaban varios platos a la vez y se depositaban por orden de importancia del comensal, estar situado al lado del anfitrión era importante para poder degustar todos los platos. Las autoridades limitaban o intentaban limitar los excesos con leyes suntuarias, no se podía tirar la comida y si sobraba se regalaba a los pobres o a los sirvientes. Las prescripciones de la Iglesia condicionaban las comidas, había muchos días del calendario que no se podía comer carne y otros de ayuno y abstinencia.

El que distinguirá cada vez más a los festines de los poderosos es su carácter marcadamente ostentoso. Este esplendor llegó al máximo refinamiento en los siglos siguientes en las cortes de las monarquías absolutas. La película Vatel, nos lo describe con mucho detalle en la época de Luis XIV. La revolución francesa dio fin a este estilo pomposo de vida. Los festines que hemos comentado pertenecen a la zona cristiana medieval, un área muy diferenciada de la zona del Al-Andalusí y también de las cortes imperiales de China o Japón, o de los marahas de la India, los banquetes y las fiestas en cada cultura han tenido sus peculiaridades.



--
Para contactar con la autora de este artículo:
www.nuriabaguena.com

TAGS    VINO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 3 comentario(s)


   caca martinez pene , 15-03-2016
caca
   Micaela , 15-03-2016
Necesito ayuda para un trabajo de Lengua esto me sirvio mucho me sake un SOBRESALIENTE en Lengua :) Gracias x su Ayuda
   Patricia G. , 15-03-2016
Excelente articulo! Me encanta cocinar. Estuve indagando bastante sobre las recetas medievales y les comparto una, por si quieren probar... http://polloala.com/2013/01/15/recetas-destacadas/sopa-de-pollo-y-canela/ Saludos y felicitaciones! ;-)



Núria Bàguena

Profesora, Investiga la historia y evolución de la cocina.




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services