LA FERIA NACIONAL DEL VINO DE ESPAÑA, 2011


27-05-2011    |   


ARTÍCULOS



Beati Hispani quibus bibere vivere  est.

(Dichosos los hispanos para quienes beber es vivir)

Atribuida a JULIO CESAR (100 A.C- –44 A.C.)

España es el tercer país productor de vino en el mundo, por detrás de Francia e Italia, y cuenta con la mayor superficie mundial cultivada con viñas. Al presente su colosal producción anual  de vino, que se aproxima a los tres mil quinientos millones de litros, se halla comprendida en 69 Denominaciones de Origen (de las cuales dos ostentan, además, el honroso título de “calificada”: Rioja y Priorato ---D:O:Ca.---), 46 Denominaciones con Indicación Geográfica Protegida ---I;G:P..--- .y 10  Denominaciones de Origen Vinos de Pago, una selecta jerarquía de excelentes vinos de diferentes parajes,  cuya honrosa clasificación es considerada aparte de las anteriores.

 

Para dar a conocer el enorme potencial enológico que distingue a España, y promover la adecuada comercialización de ese océano de vino en todo el orbe, se llevó a cabo la sexta edición de la Feria Nacional del Vino de España FENAVIN 2011, que tuvo lugar en Ciudad Real, del 10 al 12 de mayo, en el espacioso recinto ferial de esa urbe que es la capital de la provincia homónima, comprendida dentro de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha.

 

En una superficie de casi treinta mil metros cuadrados (exactamente 29.528) fueron instalados los expositores de 1.193 bodegas de toda España, en casi una decena de extensos pabellones  cuya denominación guardó estrecha relación con personajes ---reales o ficticios--- del mundo del vino, como Eneo, Virgilio, Noe, Hesiodo, Osiris, Virgilio, Dionisios y Ganímedes.

 

Diez años después de la primera edición, celebrada en mayo de 2001, esta Feria Nacional del Vino se ha acreditado como la más importante en España. En aquella ocasión inicial participaron 381 expositores, representando treinta y seis Denominaciones de Origen (veintitrés de las más importantes en este país). Hace una década se registraron poco más de dos mil contactos comerciales entre importadores, venidos de infinidad de países, y los exportadores interesados en que sus vinos estén presentes en los mercados mundiales.

 

Ahora,  en FENAVIN 2011, el número de bodegas presente fue ---como ya lo señalé--- de mil ciento noventa y tres bodegas, de sesenta y nueve Denominaciones de Origen, a más de otras cincuenta y seis de notorio prestigio nacional.

 

En uno de los folletos entregados a los participantes de FENAVIN 2011 leo lo siguiente: “El cálculo estimado de los contactos comerciales que tendrán lugar en esta, la sexta edición de tan multitudinaria feria, es de ciento veintisiete mil, ya que se estima que acudirán (por estar previamente acreditados en su participación (desde sus respectivos países de origen) 4.200 compradores nacionales y 2.700 extranjeros, procedentes de cincuenta y cuatro países de los cinco continentes”.

 

En FENAVIN 2011 participó una delegación mexicana (la cual estuvo encabezada por Agustín Domínguez, el presentante en México del Comité Organizador de esta prestigiada Feria Nacional del Vino de España), integrada por una veintena de importadores de tan exquisitos caldos españoles, quienes cumplieron una apretada agenda de relaciones comerciales, durante los tres días de celebración, que se prolongaba desde las 10 hasta las 18 horas.

 

Además de la exposición (que comprendía la evaluación degustativa de varios miles de vinos de todas las Denominaciones de Origen de España) el programa oficial incluyó ochenta y siete actividades paralelas: conferencias,  jornadas técnicas y mesas redondas. En una sección de esta Feria fueron presentadas numerosas disertaciones en torno a la cultura del vino (arte, literatura, música y poesía, entre otros temas similares), así como charlas en las cuales se analizaba –de manera científica-- la complejidad que priva en la elaboración del vino. A mi parecer, sobresalieron varias mesas redondas en las que participaron como ponentes diversas personalidades en cada una de estas facetas: el vino y el deporte, y el vino y la salud. Hubo, así mismo, una Galería del Vino, que consistió en una amplísima sala en la cual los interesados podía degustar más de mil trescientas marcas diferentes de vinos, para luego, en su caso, establecer los contactos comerciales pertinentes.

 

En esta Feria Nacional del Vino de España FENAVIN 2011 tuve la singular oportunidad de conversar (ya que con antelación había acordado que visitaría sus respectivos stands) con una docena de productores, cuyas bodegas están ubicadas en diferentes regiones de ese país, a la vez que degustar varios de sus magníficos vinos.

 

Inicialmente estuve en el stand de Bodegas Vega Saúco, cuyos vinos están comprendidos dentro de la Denominación de Origen Toro (la cual viene cobrando actualmente señalado interés en México). Fui atendido por Patricia Gil Luna, la hija del enólogo Wenceslao Gil Durandez, el creador de la empresa que también comprende la Bodega Gil Luna. Allí degusté varios de sus vinos; entre otros Adoremus Vega Saúco y Wences, ambos envejecidos en barricas de roble francés por un tiempo mínimo de veinticuatro meses. De la Bodega Gil Luna probé el vino Tres Lunas (cuyo simbolismo representa a la esposa de Wenceslao Gil y a sus dos hijas), de excelente sabor y finura, y el vino Gil Luna, ambos con crianza en barrica durante veinticuatro meses.

 

En otro stand, el de Bodegas García de Olano, fui atendido por Nagore Etxebarriasteum y Maite Díez. Los vinos están inscritos dentro de la Denominación de Origen Calificada Rioja, ya que la empresa está ubicada en pleno corazón de la Rioja Alavesa, Degusté varios de sus vinos, en especial Olanum y Mauleón, éste último con crianza en barrica durante dieciocho meses y guarda en botella durante otros treinta y seis meses.

 

En el stand de Bodega García de la Rosa, sita en la población de Noblejas, al noreste de la ciudad de Toledo, fui recibido por Carlos García de la Rosa. Degusté varios de sus vinos y me sorprendió gratamente el delicioso sabor del vino Nóbriga, el caldo emblemático de esta bodega, cuyos vinos están comprendidos dentro de la Denominación de Origen Vino de la Tierra de Castilla.

 

Nathalie Marañón, de la Bodega Dehesa de Cadozos (sita en la Provincia de Zamora) me recibió para degustar varios de sus vinos, inscritos en la Denominación de Origen Vinos de la Tierra de Castilla y León.. Guardo grato recuerdo del Pinot Noir Cadozos y de Sáyago, elaborado con un coupage de Tempranillo y Pinot Noir. La cepa Tempranillo  recibe, en España,  numerosas otras denominaciones: Tinta Fina, Cencibel, Tinta de Toro, Tinta del País y Ull de Llebre.

 

La Bodega Pago Casa del Blanco está ubicada en el municipio de Manzanares (Ciudad Real), y dio comienzo elaborando vinos que estaban comprendidos dentro de la Denominación de Origen Indicación Geográfica Protegida. Hoy en día se hallan inscritos en la selecta Denominación de Origen Protegida Vino de Pago, que únicamente una docena de bodegas en España pueden alcanzar dentro de la legislación vigente. En el stand de esta bodega saborée el vino Quixote (de excelentes cualidades organolépticas), que viene en tres tipos. Uno es el coupage de tres cepas: Merlot, Tempranillo y Petit Verdot. El segundo es una combinación de las variedades Cabernet Sauvignon y Syrah. Y el tercero es un monovarietal  de la cepa Petit Verdot. Se trata, a mi parecer, de tres vinos de encomiables cualidades.

 

Otra bodega cuyos vinos igualmente degusté en FENAVIN 2011 lleva por razón social Coloma Viñedos y Bodegas. Está ubicada en Alvarado, Provincia de Badajoz, en la Comunidad Autónoma de Extremadura. En compañía de Helena Coloma caté sus magníficos vinos Coloma Selección Merlot y Coloma Selección Garnacha, así como el sorprendente Coloma Rosé Pinot Noir.

 

La última visita fue al stand  Viñas y Vinos Espelt, de la Denominación de Origen Empordá. Fui atendido por Xavier Cepero, en cuya compañía probé dos vinos: el primero lleva la marca de Espelt ComaBruna, cuya crianza de catorce meses tiene lugar en barrica francesa de Allier, resultado de una combinación de las cepas Syrah, Cariñena y Marselan. Ésta última variedad es un cruce híbrido entre las variedades Cabernet Sauvignon y Garnacha (Grenache). El segundo es Espelt Terres Negres, un coupage de Cabernet Sauvignon y Garnacha, con guarda en barrica francesa durante doce meses. Ambos vinos me agradaron mucho.

 

Para concluir con esta crónica mencionaré que FENAVIN 2011 rebasó las expectativas previstas por sus organizadores, alcanzando una nutridísima asistencia durante los tres días que tuvo lugar esta sexta edición de la Feria Nacional del Vino de España, celebrada en Ciudad Real los días comprendidos entre el 10 y el 12 de mayo de 2011.

guzmanperedo@hotmail.com

ewww.enologicomexicano.com

TAGS    VINO Rioja




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Miguel Guzman Peredo




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services