El Chiquilín de Bachín


25-03-2010    |   


ARTÍCULOS





Cuando llegues de New York, de Hong Kong o de Madrid hay un Bife en Chiquilín y un abrazo para Vos?
Con esta frase la Dirección recibe a los huéspedes que entran en el Restaurante, sito en la calle Sarmiento 1599 esquina Montevideo, de Buenos Aires. A la entrada una gran chapa de latón brillante informa: "Declarado de interés Turístico por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, por ser heredero del estilo y la tradición del Bodegón porteño. Expresión inimitable de la gastronomía de Buenos Aires y lugar de encuentro de personalidades de la cultura y la bohemia de nuestra ciudad". Efectivamente es un restaurante muy original que encanta a cualquier turista en busca de locales típicos, como hace el autor de estas líneas, con una buena cocina, sobre todo el Bife de chorizo. En el Chiquilín se destacan las carnes asadas al carbón y los Cortes especiales certificados Aberdeen Angus. En Argentina, los ejemplares de esta raza son criados exclusivamente a base de pasturas naturales, dando como resultado una carne sabrosa y tierna.

Pero saltan a la curiosidad de cada turista interesado, frente a nombres raros como a los dos de Chiquilín y de Bachín, y todos se preguntan: ¿Qué procedencia tienen? Chiquilín como se podría comprender es diminutivo de ?chico?, pero los porteños insisten en confirmar que es costumbre en Uruguay llamar así a los chicos más pequeños. Mientras Bachín es el nombre del primer patrón y



cocinero del restaurante que remonta al 1927, cuando el local estaba situado siempre en la misma calle Sarmiento pero en la parte opuesta, poco más de frente; y con el restaurante había también el juego de bochas, llamado boliche. Este patrón era italiano, cuyo nombre Bachín se deduce ser genovés.

En el restaurante de Bachín, había un chiquillo que vendía rosas andando de mesas en mesas (ahora los patrones no lo permiten más). Fue el poeta Horacio Ferrer que dedicó a ese chico la poesía, y mira qué se descubre, que Ferrer es uruguayo, nacido en Montevideo en el 1933, un tío suyo lo llevó pues a vivir a Buenos Aires; más que natural que utilizara el nombre de chiquilín en vez de chiquillo. El poema está escrito a lado de un chiquilín pintado en un cuadro, puesto en bella vista en el local frente a la entrada lado derecho.

Horacio Ferrer

El famoso bandoneonísta Astor Piazzolla puso la música, y de ahí nació el tango "Chiquilín", devenido enseguida un clásico, cantado magistralmente por Roberto Polaco Goyeneche. Pero fueron, y todavía son, muchos los cantantes que se suceden en cantar este tango, cuyas palabras siguen arrancando lágrimas.

Chiquilín de Horacio Ferrer y música de Astor Piazzolla:

Por las noches, cara sucia / de angelito con bluyín, / vende rosas en las mesas / del boliche de Bachín; / si la luna brilla / sobre la parrilla, / come luna y pan de hollín? / Cada día en su tristeza / que no quiere amanecer / lo madruga un seis de enero / con la estrella del revés / y tres reyes gatos / roban sus zapatos, / uno izquierdo y el otro ? ¡también! / Estribillo / Chiquilín dame un ramo de vos / ¡así salgo a vender / mis vergüenzas en flor ?! / Baléame con tres rosas / que duelan a cuenta / del hambre que no te entendí, Chiquilín ? / Cuando el sol pone a los pibes / delantales de aprender, / él aprende cuanto cero / le quedaba por saber; / y a su madre mira, / yira que te yira; / pero no la quiere ver ? Cada aurora en la basura / con un pan y un tallarín, / se fabrica un barrilete / para irse ?¡ y sigue aquí! / Es un hombre extraño / -niño de mil años- / que por dentro le enreda el piolín ?

Astor Piazzola

Un tango que muestra una realidad no sólo vigente, sino aún más cruel, independientemente de la interpretación de la genialidad de Ferrer y Piazzolla. Desde luego, los grandes del arte, se tomaron el tiempo de grabar el doloroso tema sobre la niñez abandonada, mientras son los gobiernos que deberían generar planes de protección a los niños y dejar las boberías demagogas para cuando se haya solucionado el grave e imperdonable problema de los niños de la calle, que siempre quedan algunos.

Cuando el patrón Bachín terminó su carrera por límite de edad, su restaurante fue trasladado en la misma calle donde se encuentra ahora, casi de frente, pero no tiene boliche, sino que es más grande y con un piso para fumadores, donde 320 personas se sientan a sus anchas. Pero los porteños el chiquilín que llevan dentro se llama de Bachín, o sea el Tango, ahora patrimonio de la Humanidad. En efecto, el poema de Ferrer en sus palabras, hace referencia al restaurante ?del boliche de Bachin?.

Chef Pedro y Gaffoglio

Al nuevo restaurante le fue dado el nombre Chiquilín de Bachín, el cual supo conservar su sino tanguero, con una cocina simple de tradición del bodegón porteño. Se puede comenzar con sobressata o unas buenas rabas. Luego, riñoncitos a la veneciana con papas noisette, raviolones de calabaza o lomo al champiñón y, el que nunca falta, el bife de chorizo. Dos de sus mejores postres: Brownie tibio con helado o budín húmedo con helado. Vinos, por supuesto los buenos argentinos. El servicio de mesa de Daniel Bono fue amable y siempre muy cuidadoso.
Por la noche en el Chiquilín, el ambiente de refinada bohemia, las paredes están decoradas con fotos de Carlos Gardel, otros artistas y bailarinas, pinturas de la cultura rioplatense, y ofrece un clima de distensión, al que concurren destacados personajes del espectáculo, la música y la prensa, así como los turistas exigentes ávidos de conocer los lugares preferidos por los porteños.

Cuadro de Carlos Gardel

Volver a Buenos Aires es un poco como volver a casa, es una ciudad que tiene en sus barrios, plazas, avenidas, calles, paseos, un poco de todos los estilos arquitectónicos europeos. Se dice que Baires (abreviación de Buenos Aires) tiene la belleza de Paris, la vida cultural de Londres, el ambiente nocturno de Madrid y la gastronomía europea. Es una ciudad que atrae e invita al turista a volver, a descubrir lo que falta por conocer; pero también volver a visitar locales queridos, como el histórico e imperecedero Gran Café Tortoni, en la avenida de Mayo 829 (a dos cuadras de la avenida 9 de Julio y poco más el Obelisco), meta imprescindible para zambullirse en el pasado (ver art. 116), que desde el 1858 sigue siendo el mismo ejercicio, donde el tiempo se paró (la espléndida visión del Obelisco ha sido sacada desde el 7º piso angular del 4 estrellas Hotel Colón).

Obelisco

El Tortoni ha sido declarado ?Sitio de interés cultural? por el honorable Concejo de Turismo deliberante de la Ciudad de Buenos Aires. Y otro, ?Homenaje al Café más antiguo del País concurrido por destacados Artistas, Hombres de Letras y Parlamentarios?. Al fundo del largo salón, en la última mesita a la derecha, sigue siendo desde siempre ocupada por las estatuas de cera de tres de los más famosos artistas argentinos: Jorges Luís Borges ensayista, critico, editor; Carlos Gardel poeta, letrista, milonguero; y Alfonsina Storni poetisa, escritora; no hay turista que salga sin hacerse una foto recuerdo con ellos.

Borges, Gardel, Storni y Gaffoglio



TAGS    Restaurantes CAFÉ




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 4 comentario(s)


   Pamela Bravo , 15-03-2016
Chiquilin de Bachìn, balèame a cuenta de poder volver a pisar tu cara con nostalgia y melancolìa de la suerte de llevarte en mis venas.
Gracias por este pequeño articulo de mi barrio de tangos.
Saludos
   Jordi Sánchez , 15-03-2016
Hola Pamela:

Me llamo Jordi y soy español. Estoy conociendo este Tango y me gustaría, si fueras tan amable, poder conocer la esencia de esta letra.Si tienes un poco de tiempo, me gustaría contactar para poder intepretar este Tango en toda su embergadura con mi coro.

Saludos,

Jordi
   Waldo Eneas , 15-03-2016
Tenía entendido que "Chiquilin de Bachin" era un vals y no un tango. Favor aclarame la duda.
   Pancho , 15-03-2016
Quiero saber si el restaurante El Chiquilin de Bachin
es el mismo del tango de Ferrer y Piazzola. Muchas gracias



Matteo Gaffoglio

Comunicador y experto en gastronomía




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services