¿Por qué comemos?


21-04-2017    |   


ARTÍCULOS



La comida es un elemento necesario para la supervivencia de los seres vivos, los animales comen para saciar su apetito y obtener la energía necesaria para las actividades diarias, las plantas producen su propio alimento para mantenerse con vida, pero… ¿Los seres humanos por qué comemos?

Los humanos compartimos esa característica de necesitar comer para sobrevivir, desde el hombre primitivo hasta la actualidad hemos comido para mantenernos vivos, los alimentos nos dan vida, pero además de ayudarnos a asegurar nuestra supervivencia, también son protagonistas en muchos otros aspectos de la vida del hombre.

 

El comer para el hombre es un acto que adquiere protagonismo en sus relaciones sociales, en su historia, en su comportamiento. Es de uso frecuente la frase “uno es lo que come”, frase que desde mi punto de vista es acertada pero podría serlo aún más si cambiamos un poco el orden de las palabras que la componen, “uno come lo que es”. Para cada ser humano la comida representa algo diferente, hay comidas típicas de fiestas como navidad o fin de año, hay comidas que nos recuerdan nuestra infancia, a algún familiar que ya no está, comidas que evocan sentimientos de alegría y de tristeza, así como también hay comidas que nos llenan de placer y que nos sirven para matar un antojo.

En un ejemplo sencillo, el arroz en la cultura colombiana es un producto conocido por casi la totalidad de la población y en cada una de sus regiones se usa de una manera distinta para crear las preparaciones con las que las gentes de esas zonas se identifican y consumen a diario, pero así como los colombianos tenemos un concepto y una forma clara de usar el arroz, en Asia el arroz toma otra dimensión totalmente diferente, es por eso que un mismo alimento en dos partes del mundo  o incluso dentro de un mismo país, adquiere una relevancia o significado distinto para el hombre que se alimenta de él.

 

Comemos para acercarnos con las personas, la comida tiene un efecto de unir al hombre, cientos de negocios diariamente se cierran en restaurantes y cafés donde se usa la comida como pretexto para relacionar a un grupo de personas, miles de tazas de café al día reúnen a vecinos, familiares y amigos en las horas de la tarde para compartir los sucesos del día así como un gran número de tortas se parten a diario para celebrar un año más de vida.

Pero así como comemos para acercarnos, comemos también para alejarnos,  usamos la comida como un elemento de diferenciación de clases sociales, ciertos alimentos denotan lujo, clase, cultura y experiencia, siendo esta la razón por las que nos impulsamos a consumirlos para sentirnos diferentes a los demás, exclusivos, selectos o importantes.

 

Comemos por gusto, para recompensarnos, muchas veces ordenamos un postre en un restaurante, una  hamburguesa con tocineta o una copa de helado, no porque necesitamos los nutrientes que estos alimentos nos vayan a aportar (que generalmente son pocos), más bien lo hacemos porque nos generan placer, nos hacen sentir bien, nos regalan unos momentos de felicidad en medio de tantas situaciones que se presentan en la actualidad.

Comemos por salud, los alimentos nos proporcionan nutrientes de todo tipo, sabemos que ciertos alimentos además de saciarnos nos brindan beneficios para la salud, es por eso que últimamente las tendencias de comida saludable, orgánica, verde, etc., han venido aumentando considerablemente, el hombre del siglo XXI busca e invierte más en opciones con menos calorías, con fibra, sin gluten, bajo en grasas y azúcar, para asegurar que los alimentos que consuma le permitan gozar de buena salud

 

 

Así que la próxima vez que pensemos en por que comemos, debemos detenernos para dar una respuesta, tomar unos segundos para pensar todo lo que hay detrás de cada bocado de comida, para concluir, comemos porque si y comemos porque no, pero en definitiva, comemos porque nos encanta.

TAGS    Gastronomía CIENCIA HISTORIA cultura




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    1
  •    0
  • 0 comentario(s)





Juan Camilo Quintero

Eres lo que comes... o comes lo que eres?




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services