Huevos a la benedictina


   |    Por A fuego lento


RECETAS


COMENSALES
4
SE PREPARA EN
min
DIFICULTAD
Fácil
PRECIO

TAGS    Recetas Fáciles









Huevos escoceses ideales para un bruch de la clase alta


Elaboración

Para la salsa holandesa:

  • 125 gr de mantequilla tradicional
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de zumo limón
  • Sal y pimienta negra molida

Para los huevos:

  • 1 litro de agua
  • 1 cucharada de vinagre
  • 4 huevos
  • 4 panecillos
  • 4-8 lonchas de bacon

Elaboración:

Para la salsa holandesa ponemos la mantequilla a calentar al baño maría y la dejamos derretirse sin tocarla (no todo el bote, puesto que luego necesitaremos un poco para untar el pan). Aparecerá una espuma en la superficie, y en ese momento la retiramos del fuego y eliminamos la espuma con una cuchara. Dejamos que se temple un poco.

En el vaso de la batidora ponemos el huevo, una pizca de sal y pimienta y la cucharada de zumo de limón y lo batimos todo hasta que quede integrado. Con el brazo de la batidora en vertical seguimos batiendo y vamos echando la mantequilla, sin mover la batidora en ningún momento. Cuando hayamos echado toda la mantequilla y ésta empiece a cuajarse podemos mover la batidora mientras seguimos batiendo.

La salsa holandesa ha de prepararse el mismo día que se vaya a consumir el plato, justo antes de consumirlo de hecho, porque ha de servirse templada o incluso caliente.

Para preparar el plato en sí necesitamos, en primer lugar, untar las rebanadas de pan con mantequilla y las tostamos un poco en la sartén, por los dos lados. Al sacarlas las recortamos con un molde redondo o con un cuchillo, y las dejamos reservadas.

En esa misma sartén freímos el bacon hasta que esté crujiente, como siempre, sin aceite.

Para los huevos escalfados ponemos el agua con el vinagre a hervir en una olla, y cuando esté a punto de hervir retiramos la olla del fuego (o apagamos el hornillo). Entonces, con mucho cuidado, abrimos los huevos y los dejamos caer sobre el agua sin que se rompan. Dejamos que se hagan durante 3 minutos y los retiramos con una espumadera, para ponerlos en un cazo con agua fría (si lo hacemos con dos huevos de cada vez nos resultará más fácil la operación y no dejaremos que el agua se enfríe demasiado)

Y montamos el plato: la rebanada de pan será la base, con una o dos lonchas de bacon encima y el huevo escalfado justo después. La deliciosa salsa holandesa dará el toque final, colocándose sobre todo lo anterior. Podemos espolvorear un poquito de pimienta si queremos, para decorar y para darle un toque más de sabor.  




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)








Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services