Educación alimenticia


01-09-2006    |   


ARTÍCULOS





El Plan de Apoyo a las Familias Andaluzas, puesto en marcha por la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía, me parece una iniciativa magnífica; cuya idea aplaudo porque, de este modo, se ayuda a mejorar la calidad de vida a las progenies. La administración andaluza ha demostrado con dicho proyecto su sensibilidad y preocupación por ayudar y apoyar a las familias para que éstas puedan desarrollar y desarrollarse en un marco de bienestar e igualdad con respecto al resto de los ciudadanos asegurando una buena estructuración social en el núcleo familiar. Pero para que el mencionado programa tenga el éxito que se le augura, y le deseo, no sólo y exclusivamente depende de la Junta de Andalucía. Ésta hace su parte; la otra la tienen que aportar las propias familias para que dentro de éstas ese plan no beneficie a unos y perjudique a otros ?que por lo general siempre son el más desfavorecido e indefenso dentro del núcleo familiar-. Me explico, y aquí es a donde quiero llegar. Dentro de ese ambicioso y extenso plan en cuestión, se contempla una ampliación en los horarios de los Centros de Atención Socioeducativos para que las madres y padres puedan así atender sus quehaceres laborales. O sea, que una buena parte, que no todos, dejan a su pequeña o a su pequeño (en muchísimos casos aún de bebé) a las 7,30 de la mañana y lo recogen, o mandan a recoger, a las ocho de la noche. Y así de lunes a viernes, aunque sé que algunas y algunos desearían que ese servicio se prolongara también hasta los fines de semana. Por eso los hay quienes utilizan esos centros privados que denominan ludoteca o como se llame, para los weeknd. Porque claro, los padres ?también tenemos derecho a divertirnos los fines de semana?, como he oído decir en no pocas ocasiones a muchos progenitores.

Y otra cuestión muy importante con respecto a la educación de los pequeños, que en verdad es el que nos ocupa, es la alimentación. En los centros educativos los profesionales que prestan sus servicios en tareas relacionadas de una u otra forma con la comida para los pequeños, se esmeran sobre manera para que los niños gocen de una adecuada educación alimenticia que redunde en un mejor y mayor beneficio para ellos. Pero esta poltica, lamentablemente, no la siguen sus respectivos padres en casa. Se tendría que prestar más atención a las recomendaciones de los profesionales que se encargan de este importante cometido y acatar o al menos respetar las indicaciones de éstos a la hora de hacer de comer a sus hijos. Pues es lamentable que en el centro se les inculque un escrupuloso respeto por la cultura culinaria y cuando llegan a sus casas los padres hacen caso omiso de sus recomendaciones. En consecuencia, todo el trabajo, y los grandes logros que se han conseguido con los pequeños en materia alimentaria se van al traste cuando llegan los fines de semana y los pequeños regresan al ?cole? y no digamos ya cuando vuelven de un periodo vacacional...

Cuando una pareja decide tener hijos, biológicos o no, con esa decisión se está, o deberían, comprometiendo a algo más que tener un pequeño merodeando por su casa cual objeto con el que divertirse a ratos. Sino que están adquiriendo la gran responsabilidad de educar, en su más amplio sentido, a un ser humano. Y eso es una cosa lo suficientemente seria como para no frivolizar con esta cuestión y tomársela muy en serio.

Por parte de los progenitores, creo que se tendría que reflexionar más a cerca de esos horarios, pues pienso que al pequeño se le está privando de una cosa tan importante y necesaria para su formación emocional como es una relación más intensa con sus padres y por el contrario lo que se fomenta es el desarraigo e incluso una desestructuración de los pequeños. Y no exagero.

Creo que bien merece la pena, por el bien del pequeño, que uno de los dos, padre o madre, o madre o padre, me da igual, desconectara un poco con el trabajo para conectar más con sus hijos. Sí, ya sé que los ingresos diminuirían, ¿y qué? Pero si el precio que hay que pagar por tener una casa con dos plantas, un coche de gran cilindrada, jersey del cocodrilo, etcétera, es la felicidad del chico o de la chica; la verdad, yo preferiría tener un pisito modesto, un cochecito utilitario o un jersey del mercadillo. ¿No creen?

La pasada semana un reducido grupo, muy reducido, de padres y madres protagonizaron un lamentable y desagradable incidente en el Centro de Atención Socioeducativo que la Junta de Andalucía tiene aquí en la ciudad, con escenas un tanto agresivas y bien subiditas de tono hacia la directora de esas dependencias, una mujer de una irreprochable trayectoria al frente de la dirección, al tener noticia de que dicho centro no abriría sus puertas durante tres días con motivo de la Semana Santa, como históricamente siempre ha hecho. Y al igual que lo hacen todos, absolutamente todos los centros educativos. Porque recuerden señoras madres y señores padres, éste donde están sus hijos es un centro educativo más como otro cualquiera. Ese término con el que se ha conocido estos centros, ya esté desterrado completamente. Aquí no se guardan niños. Porque aquí, por si no lo saben, se imparte un proyecto curricular, acorde a las edades del alumnado, como en cualquier otra institución educativa, donde, por cierto, las respectivas AMPAS jamás han cuestionado ni cuestionan retirar ningún periodo vacacional de Semana Santa, Navidades o verano, a sus alumnos/as. ¿Porque se le quiere negar en cambio ese privilegio a los pequeños de los CAS? O es que para unas cosas conviene que esos establecimientos sean educativos y en otras ocasiones no. Un poco de seriedad, que se trata de la educación de vuestros hijos.

Que el plan sea para beneficiar a todos, incluidos a los más pequeños que también tienen sus derechos, que no se le pretendan sisar. Y entre esos derechos de la gente menuda está el de esos días de vacaciones. ¿O es que también hay que hacer otro plan para los más menudos? Pues entonces ¡Menudo Plan!

TAGS    TINTO DE VERANO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Pepe Oneto @pepeoneto

¡Que haya alivio!




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services