Locos por el agar


16-01-2008    |   


ARTÍCULOS





El agar-agar es un extracto de color blanco-crema que se obtiene de distintos tipos de algas rojas, como por ejemplo Gelidium o Gracilaria, y aunque principalmente se recogen en el Océano Atlántico, también las podemos encontrar en el Mar Cantábrico y Océano Pacífico.

Debido a su capacidad de absorber agua, se utiliza en cocina para espesar y gelificar alimentos, ya sean dulces o salados, sin añadir ningún sabor.

El agar-agar es muy rico en fibra soluble y minerales. Dependiendo del tipo de algas empleadas, nos encontraremos agares con distintas características. Sin embargo, el agar procedente de las algas Gelidium es el que ofrece mayor calidad y pureza.

Las distintas formas de encontrar agar-agar en el mercado son: en polvo, copos, tiras o barras. Pero el agar-agar en polvo y copos es el que contiene mayor proporción de fibra natural, por estar más concentrado, y el más fácil de utilizar en cocina.

Se dice que el agar-agar existe desde una fecha inmemorial, pero su primera aparición registrada fue en Japón hacia el año 1658. El nombre que se da al agar-agar en Japón es Kanten (frío-cielo), aludiendo al método artesano de producción mediante congelación-descongelación natural. Para ello, utilizaban las bajas temperaturas invernales de las zonas montañosas, donde se fabricaba en unas pequeñas instalaciones muy tradicionales, de forma totalmente artesanal.

El nombre agar-agar proviene del idioma malayo, donde agar significa gelatina y, como es costumbre en las culturas de la polinesia, se repite dos veces la palabra para dar más énfasis, siendo la traducción literal gelatina-gelatina o pura gelatina.

El agar-agar ha tenido una gran aceptación en todo el Extremo Oriente, contribuyendo de una forma muy importante a los hábitos alimentarios de Japón, China, Indonesia y Corea. Su introducción en Europa data de 1859 (prácticamente doscientos años después de su reconocimiento oficial).

En España y Portugal se inicia su producción a muy pequeña escala durante la 2ª Guerra Mundial, a partir del alga Gelidium sesquipedale. Más adelante, en los años sesenta, el conocimiento de la tecnología española se expandió a otros países como Marruecos, Francia, México, Chile, Sudáfrica, etc.

Antiguamente, en Japón, la producción de agar-agar se realizaba empleando únicamente algas Gelidium. A finales del siglo XIX, debido al gran consumo y a las exportaciones a Occidente, se intenta producir agar-agar a partir de otro tipo de algas. El alga empleada fue la Gracilaria, pero el resultado final fue un agar-agar de distinta calidad.

Hoy en día, más del 90% de la producción mundial de agar-agar está destinada a la alimentación humana. Se emplea en la industria alimentaria o como un ingrediente en alimentación. El 10% restante de la utilización del agar-agar, es destinado a aplicaciones biotecnológicas.

Como novedad, Pronagar (www.pronagar.com), empresa que comercializa agar agar en polvo y en copos, ha presentado unas cápsulas naturales y compuestas por agar agar que son el nuevo complemento alimenticio rico en fibra soluble y calcio beneficiosos para el organismo. Y, para muestra un botón, Pronagar nos enseña la siguiente receta: Aspic de vegetales con puré ligero de patatas. Esperamos que os guste.



Ingredientes para 4 personas:

œ coliflor
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
2 zanahorias
10 panochas pequeñas de maíz
1 l caldo vegetal
4 g pronagar®

Para el puré de patatas:

300 g patatas
Agua
Aceite de oliva
Mantequilla
Sal
Pimienta blanca molida

Elaboración:

1. Trocear y cocer toda la verdura hasta que esté tierna. Enfriar y dejar escurrir.

2. Mezclar bien toda la verdura y colocarla en un molde hasta el borde.

3. Hervir el caldo vegetal con Pronagar® durante 2 minutos y remover. A continuación, rellenar y cubrir el molde de las verduras con el caldo. Dejarlo en la nevera para que gelifique.

4. Para el puré de patatas: cocer las patatas peladas y troceadas con abundante agua y sal. Escurrir y hacer un puré muy fino añadiendo mantequilla y aceite. Salpimentar al gusto.

5. A la hora de servir, poner en el fondo del plato un poco de puré de patata y encima una loncha de aspic de vegetales.

TAGS    PATATA




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services