The Good Experience - El nuevo concepto de fast-food


13-11-2014    |   


ARTÍCULOS



En los últimos años en Madrid, he visto cómo la Hamburguesa era la protagonista de muchos nuevos establecimientos, de muchos tipos, de nuevas y sorprendentes recetas, compitiendo por ser la mejor de la capital. Personalmente estoy encantada con este crecimiento, esta variedad e innovación siempre me ha llamado la atención y he sido de las que ha ido catando hamburguesas y hamburguesas tratando de encontrar la más rica.

 

Una mañana, paseando por Plaza Castilla, me encontré un gran escaparate con unas luces que remarcaban en grande: THE GOOD BURGUER. Todo esto, pegadito a otro fast-food de hamburguesas, Burguer King.

 

 

Me llamó la atención, la clara intención de la localización, ¿simple competencia o alternativa para otro perfil de consumidor? Sea lo que sea, despertó mi interés y tenía claro que era algo que tenía que probar, en estas cosas lo mejor es vivir la experiencia por uno mismo.

Coincidía que ese mismo día, me comentaron que se encontraba en los primeros puestos de franquicias españolas, perteneciendo al Grupo Restalia y siendo hermana de los míticos 100 montaditos y La Sureña.  Ahora sí, me disponía a pasar por allí en la hora de comer.

Estaba expectante al entrar, viendo cada detalle que pudiera llamar mi atención, que pudiera ser diferente o igual que la franquicia de al lado. Me hizo escapar del entorno humeante, frío y estresante de la transitada Plaza Castilla madrileña, a adentrarme en un espacio amplio, con materiales de madera y plantas colgantes que me envolvían en un ambiente de naturaleza y relax donde poder desconectar por un instante.

Nada más entrar, el habitual mostrador para pedir, una carta y un gran cartel con toda la oferta disponible: hamburguesas, aperitivos, perritos calientes, ensaladas y helados. Nerviosa por la posibilidad de crearme mi propio menú, me agradó la libertad de tener ese abanico a mi elección. Sinceramente, me hubiera gustado probar un poquito de todo.

 

 

Pedí la hamburguesa con queso, que lleva una salsa elaborada de la propia casa, denominador común de todas las hamburguesas de TGB. Además le añadí unas patatas gajo con salsa alioli. Ahora ya, con todo elegido, sólo me quedaba la expectación y el hambre que había despertado esa suculenta carta. Que por cierto, soy aficionada a leer la carta de los restaurantes, y me pareció una buena selección de recetas, que por lo menos a simple vista, daban ganas de probar sin volverte loco en la elección.

Intrigada por probar cuanto antes mi pedido, me dieron una ficha que sonaría cuando mi pedido estuviese listo, por lo cual, me fui a buscar mesa. Cuando empezó a sonar mi ficha, me dirigí al mostrador. Ojo, absténganse tímidos como yo, pues llamas un poquito la atención.

Dispuesta a probar al fin la esperada hamburguesa, mi sorpresa fue la diferencia de tamaño del cartel a la realidad. Es más, me quedé con ganas de comerme otra hamburguesa, cosa que nunca me suele pasar. En cambio, me sobraron patatas, por lo que compensé un poco mi hambre, pero no mi elevada expectativa.

Sin embargo, quedaba lo mejor, degustarla al fin. Su sabor era bueno, pero nada espectacular. En cuanto a la carne, un poco escasa como su tamaño pero de sabor natural, que me recordaba a las de casa. Por lo menos parecía carne de verdad, no como en otros establecimientos. Las patatas gajo, me supieron como tantas otras, eso sí, su salsa alioli tenía algún ingrediente que le daba un toque especial.

 

 

Por otro lado, me agradó ver que había en la carta una hamburguesa ECO, soy seguidora de la comida ecológica y este detalle me recuerda a que los productos naturales gustan más, algo muy a tener en cuenta para aquellos que nos preocupamos por lo que comemos. En cambio, eché en falta comunicación sobre el origen y calidad real del producto.

Ofrecían la posibilidad de elegir entre varias cervezas, esto me sugirió viendo el resto de detalles,  que este local estaría dirigido a un público joven-adulto, y  no tanto a pequeños comensales. Quizás sea la diferenciación de la competencia…

En referencia al precio, simplemente decir que la calidad-precio sería aceptable si el tamaño de las hamburguesas fuera más ajustado entre la publicidad y la realidad. Al final te gastas más de lo que pensabas por no quedarte con hambre.

En definitiva, it was a good experience, seguramente vuelva, me quedé con ganas de seguir catando más hamburguesas. Creo que TGB  es una alternativa considerable frente a las habituales Mcdonal´s y Burguer King. Veremos cómo sigue su curso esta franquicia...

 

TAGS    QUESO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Sandra Sánchez

Estudiante de Hostelería




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services