6975 recetas de cocina   |   17495 noticias de gastronomia   |   580 autores   |   21 empresas



La inmersión en el estilo de vida marbellí en torno a la cocina de autor de Diego del Río

Boho Club



share by WhatsApp

Ana Mediavilla
Activista del gusto estupendo

Boho Club se ha convertido en una de las direcciones clave para recrear la experiencia de estilo de vida marbellí para el turismo nacional e internacional. Es un híbrido entre un resort de lujo y un hotel boutique que rezuma hospitalidad con solo cruzar su puerta. Pero no parece ni un hotel ni un resort. Es como una de esas casas grandes entre el mar y la montaña –cómodas, acogedoras, sofisticadas– pensadas para invitar, un espacio en el que un lujo envolvente y refinado brinda un rincón especial para cada momento del día, para cada sobremesa compartida con amigos.

Está ubicado entre la Milla de Oro de Marbella y Puerto Banús, a un paso del mar y con la imponente silueta de la Sierra Blanca a sus espaldas, y en su conjunto parece una villa andaluza, blanca y primorosamente cuidada, en la que reina el diseño, el paisajismo, el arte –con esculturas de Richard Hudson diseminadas por el jardín–, y una apuesta gastronómica que condensa las esencias de la cocina andaluza y su producto con toques cosmopolitas, como la propia Marbella.

 

                                    

 

Su restaurante gastronómico, a cargo de Diego del Río, es el corazón de Boho Club y ejerce de ‘perfecto anfitrión’ de la mañana a la noche. Su apuesta decidida por poner en valor la cocina andaluza de producto, reinterpretando sus sabores, se disfruta como nunca en su hábitat natural, Marbella.

Los platos de Diego del Río lucen unas señas de identidad genuinas y propias. Los sabores de siempre y los productos autóctonos pasan por el filtro creativo del chef que convierte en alta cocina con toques internacionales. El resultado, una carta plagada de platos convertidos en iconos que se disfrutan como nunca en los meses de verano. Como su sopa de maíz con mojo de aguacate y verduras encurtidas, sus croquetas de carabineros con su tartar, sus ostras con cítricos. Sus clásicos se completan con incorporaciones de plena temporada, como las berenjenas en escabeche con chimichurri y queso o el tartar cremoso de atún rojo de almadraba con crema de aguacate y trigo sarraceno.

 

                                          

   

El día y la noche

La prueba de que Boho Club funciona como un microcosmos que concentra las esencias del estilo de vida marbellí –de su día y de su noche– son sus dos propuestas bien diferenciadas para el almuerzo y la cena. En el almuerzo, platos frescos y ligeros, en los que la tradición se reinterpreta con toques de innovación con protagonismo del mejor producto (aguachile de lubina, carpaccio de ternera, marinados caseros, ensaladas y arroces, carnes y pescados a la parrilla). Por la noche, el recinto y la propuesta gastronómica se transforman en pura sofisticación.

 

                                   

 

La propuesta de Diego del Río para los meses de verano –moderna, de temporada, fresca– se extiende por los diferentes espacios gastro que ofrece Boho Club para todos los gustos, con apuestas más informales y relajadas dentro de sus increíbles espacios al aire libre. Como Bernies, el pool-bar de Boho Club escondido entre sus jardines, y Solera, un patio andaluz para disfrutar del tapeo en las noches de verano. Y sus alternativas de picnic gourmet por los fabulosos rincones del recinto, que ofrece diferentes experiencias gastronómicas y a medida.

 

                                       


  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Pedro Manuel Collado Cruz

La cocina para mi es producto bien tratado sin enmascarar sus sabores, cocina de verdad de antaño con un toque diferente

2 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2024. 29 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS