Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6057 recetas de cocina   |   15861 noticias de gastronomia   |   443 autores   |   21 empresas



Sandwcih Dagwood, la Afición Manducaria Compartida entre Montgomery Clift Y Lorenzo Parachoques



share by WhatsApp

Miguel Ángel Almodóvar
Investigador y divulgador en ciencia nutricional y gastronomía

A Burt Lancaster le asombraba la capacidad de Montgomery Cllift para comerse la pantalla, mientras que a Marlon Brando lo que le pasmaba era verle desayunar: “… cuando se levantaba por la mañana, no era nadie hasta que tomaba su ginebra y se comía el suculento desayuno que preparaba. No he visto a nadie que recién levantado se coma: media sandía, dos zumos de naranja, tres tostadas de mantequilla con mermelada, y casi un litro de leche”. Habitualmente, Monty solo hacía dos comidas al día, casi siempre a base de huevos, un filete y zumo de naranja, pero su aperitivo favorito era el sándwich dagwood, una afición que compartía de lleno con uno de los más famosos personajes del comic estadounidense.

El dagwood, es un sándwich grueso de varias capas, generalmente compuesto de roast beef, salami, pepperoni, jamón, pavo, pastrani, quesos cheddar, americano y suizo, tomate, cebolla, lechugas americana y romana, mayonesa y mostaza, coronado por una aceituna grande ensartada en un mondadientes o palito de madera. Lo popularizó un personaje de ficción, Dagwood Bumstead, marido de Blondie Bumstead, ambos protagonistas centrales de la tira cómica Blondie creada por Chic Young y distribuida por King Features Syndicate, que empezó a publicarse en distintos diarios a partir de 1930 y que, posteriormente y catapultada por el enorme éxito entre los lectores, se convirtió en programas de radio éxito y películas de animación.

En la América hispana la serie se renombró como Lorenzo y Pepita, y Dagwood Bumstead pasó a llamarse Lorenzo Parachoques, hijo desheredado de un magnate industrial que lucha por ganarse la vida en una oficina soportando el carácter regañón de su jefe, mientras que Pepita, una ex flapper (anglicismo  evocador de un nuevo estilo de vida de las mujeres jóvenes que en los años veinte empezaron prescindir del corsé y a usar faldas cortas, que lucían un corte de cabello especial denominado bob cut, escuchaban jazz, bailaban, usaban abundante maquillaje, bebían licores fuertes, fumaban, conducían a gran velocidad, y tenían otras conductas similares a las de un hombre, lo que suponía un abierto desafío a las leyes y a lo que entonces se consideraba políticamente correcto) mantiene en negocio de comida a domicilio.

 

El matrimonio tenía dos hijos, Alexander Bumstead o Goyito Parachoques, y Cookie Bumstead o Cuquita Parachoques, primero niños y más tarde adolescentes. Todos eran muy peculiares y múltiples las peripecias que vivían, pero lo que quedó firmemente fijado en la memoria del imaginario popular fue aquel pantagruélico sándwich que en el comic se embaulaba Lorenzo Parachoques y que Monty se metía entre pecho y espalda en el oscuro, sucio y neoyorquino Gregory’s, de Lexington y 54, junto a Kevin McCarthy, Blaine Waller y Elizabeth Taylor.

Miguel Ángel Almodovar

 

 


  0 COMENTARIOS








AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS