5564 recetas de cocina   |   15642 noticias de gastronomia   |   345 autores   |   12 empresas



Como sera larga esta bella histria aqui tienen(1ª parte)

Historia de la Papa a Través de los Tiempos (1ª Parte)



share by WhatsApp

Jimena Fiol
Desde este rincón del mundo espero poder compartir con ustedes mi gran afición por la gastronomía.

este articulo salio 2002-05-16 de desde entonces se a leido 123379 veces 


¿Alguien puede decir que nunca ha probado este delicoso bocado? Creo que serían muy pocos.

El origen de la papa viene de los altiplanos de Perú, Bolivia, Colombia y
Chile (antiguamente nuestro gran imperio de los Incas - Tahuantinsuyo)
nuestros antepasados los Incas ya tenían dominio de este
cultivo, utilizaron terrazas a las cuales colocaron un cimiento de capas de roca y arcilla (inclusive en puntos que llegan a más de 2500 metros de
altura)y, desde el río, trasportaron tierra fértil trepando estos terraplenes.

Algunas de estas terrazas eran muy angostas (algunas incluso medían 15
cm de ancho). Si alguna vez se animan a visitar mi país, no pueden
dejar de ir al Cuzco y visitar La ciudad sagrada de los incas,
Monumental Macchu Picchu que encierra grandes misterios hasta el día de hoy,
y una belleza esplendorosa, estas ruinas se encuentran a 2500 metros sobre el nivel del mar, pero lo curioso de esto es que, frente a esta preciosa
construcción, se encuentra el Huayna Picchu, a 2 1/2 horas más de subida (a
pie por supuesto) que tiene una altura de 2667 m.s.n.m., rodeado de unos
preciosos paisajes y descomunales precipicios, pues bien, ahí tambien
encontramos estas terrazas de cultivo.

Estas terrazas aparecen en altitudes muy diferentes y en ángulos distintos,
mirando hacia el despertar del sol, despidiéndolo al atardecer, etc.

No está de más mencionar que la agricultura era una actividada sagrada para los Incas, adoradores de la Pachamama (la tierra madre) y el Inti (Dios Sol): ambos hacían crecer sus plantas.

Los indios hicieron experimentos
botánicos como ninguno en su época, los nativos aprendieron a producir
enormes cosechas de papa en pequeños lotes de tierra, con una variedad
increíble de ellas; blancas, amarillas, moradas, rojas, etc. y de diversos
tamaños. En el valle del Urubamba (que se extiende desde Macchu Picchu hasta
el Cuzco, capital Inca) se encuentran hasta el día de hoy muchas de estas
terrazas, y lo más increíble es que ¡muchas de ellas son utilizadas por los
campesinos de la zona!

Las que tenían más altura eran regadas por el agua de la nieve que se derritía arriba en las montañas, ¿se imaginan lo magnífico que debió ser? En estos tiempos ya registraban unas 3.000 variedades de papa, llegando a ser la base de la alimentación de los grandes imperios andinos.

Nuestros antepasados inventaron y perfeccionaron el primer método de
conservación, ésta consistía en deshidratarla por congelación: por las
noches los agricultores dejaban las papas a la intemperie (en las montañas
el aire es muy helado a esas alturas) y en el día, el calor del sol las
descongelaba, era pues el momento en que la familia entera procedía a
pisar; las papas para extraerle todos los líquidos producidos
por la descongelación, este proceso tenía que repetirse varias veces, así la papa quedaba seca y se convertía pues en un trozo blanco, tan liviano que era muy fácil de transportar y almacenar en grandes depósitos y lo increíble de toda esta historia es que ¡duraban de 5 a 6 años sin malograrse!

Para utilizarla nuevamente sólo era necesario volver a hidratarla en agua.
Lo más interesante de toda esta historia es que, hasta el día de hoy, se utiliza como un alimento básico de la cocina andina.

En mi próxima colaboració hablaré de la influencia de la papa a partir de la
conquista española y cómo influenció en Europa a través de los años.

¡Hasta pronto!
 

 



  0 COMENTARIOS





AUTOR DESTACADO

   

Lourdes Verger

*Manteles y Sábanas* y *Ella come sola*

28 artículos publicados

1 receta publicada

Ver blog del autor




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE








Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2019. 23 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS