Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6129 recetas de cocina   |   15916 noticias de gastronomia   |   451 autores   |   21 empresas



En el Mes de la Vendimia, Sigue los Consejos Del Experto en Vinos Del Restaurante Uskar para un Maridaje Perfecto



share by WhatsApp

Restaurantes
en afuegolento

En Uskar, situado en el madrileño barrio de Arganzuela, siempre aconsejan a los comensales sin dejarse llevar por denominaciones de origen habituales y haciéndoles ver que el valor del vino no siempre está marcado por su precio

El comienzo del otoño es sinónimo de vendimia. La recogida de la uva para elaborar los mejores vinos, aunque en cada zona puede empezar en una época diferente, se da entre julio en las zonas más tempranas, hasta finales de octubre. El vino es una de las señas de identidad de este país, por el que se extienden muchos kilómetros de viñedos desde el norte al sur del territorio. Aunque hay denominaciones de origen más conocidas que otras, la calidad de este producto es excelente en cualquiera de sus versiones. Así, desde el Restaurante Uskar quieren reivindicar el valor de los vinos y ofrecen los mejores consejos para maridar un menú siempre respetando los gustos del comensal.

Nuestra política en Uskar es aconsejar a cada comensal sin dejarnos llevar por denominaciones de origen habituales y enseñándole que el valor del vino no siempre está marcado por su precio. Optamos por mostrar que España está llena de uvas y denominaciones que están pendientes de descubrir. Por ejemplo, una touriga nacional de Cuenca o un torrontés de Galicia, opciones muy atrevidas a un precio razonable”, asegura Raúl García, experto en vinos de Restaurante Uskar.

Así, el experto de Uskar ofrece una serie de consejos para maridar las comidas de la mejor forma, sin dejarse llevar por los mitos que rodean al vino:

  • El vino más caro no tiene por qué ser el mejor maridaje. El precio del vino no determina su calidad, ni todos los vinos caros maridan bien con todas las comidas. Los vinos, dependiendo de sus sabores, matices y madurez; maridan con un tipo de comida u otra. “En Uskar siempre damos a conocer al comensal las DO más desconocidas, independientemente de su precio, para hacerles ver que no es necesario pagar el vino más caro para tener el mejor maridaje”, asegura Raúl García. En su próxima carta, Uskar dispondrá de 50 uvas con 50 denominaciones diferentes, pensadas para maridar a la perfección con todos los platos de la carta y con precios que van desde los 13 euros la botella hasta los 120 euros. Todos ellos cuentan con matices extraordinarios y se incorporarán a la carta para que cada comensal encuentre su vino perfecto.

 

  • El vino es cuestión de gustos. Al igual que pasa con la comida, cada comensal cuenta con sus propias preferencias y es importante entender que no a todos sabe igual un mismo producto. Así, si el comensal está comenzando a descubrir los secretos que esconde el vino, optar por uno con mucha crianza puede hacer que se aburra, ya que encontrará un sabor con mucha personalidad y potencia y puede acabar cansando. Por esta razón y para ir familiarizando el paladar con sabores más intensos, Uskar recomienda comenzar por vinos más jóvenes que son más fáciles de beber, por ser más ligeros y afrutados en boca.  

 

  • Los blancos no son solo para los entrantes, ni los tintos para la carne. Normalmente se tiende a generalizar y pensar que los vinos blancos, asociados a un sabor más suave y con menos matices, son más apropiados para los entrantes y se reserva a los tintos para los platos principales. Sin embargo, no tiene por qué ser así. Es verdad que por norma general, los vinos blancos son más afrutados que los tintos, pero todo depende del tipo de uva y también de su maduración. Así, existen tintos perfectos para maridar con una tabla de quesos e incluso con un postre gracias a sus matices dulces. Y un blanco, con algunos años en barrica, puede ser ideal para acompañar un plato principal de carne o pescado y convertirse en todo un descubrimiento para los comensales. 

 

  • Los vinos se sirven en sus copas correspondientes. Aunque parezca que es secundario servir el vino en una copa u otra, no es cierto. Una copa de vino está diseñada para retener los olores y aromas del producto para potenciar, así, su sabor. Por esta razón, la copa es más ancha en la mitad del balón que en la abertura. Lo ideal es servir el vino en una copa alta con un balón amplio. Incluso, se podría usar el mismo recipiente para el tinto y el blanco. Sin embargo, es preferente utilizar una copa más amplia para el vino tinto, ya que tiene que respirar más que el blanco. 


  0 COMENTARIOS








AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS