Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
5576 recetas de cocina   |   15649 noticias de gastronomia   |   344 autores   |   12 empresas



Los Platos de Verano de Cruz Blanca Vallecas



share by WhatsApp

Ernesto Gallud Mira
Comunicador y cronista gastronómico. Promotor del disfrute armonizado entre la comida y el vino.

CRÍTICA : Vallecas, el populoso barrio madrileño, cuenta con uno de los destinos gastronómicos más codiciados de la capital de España. Destino casi exigido para probar el Cocido Madrileño, muestra en su carta un auténtico repertorio de platos madrileños (los más madrileños), entre ellos algunos que no son de cuchara, otros más veraniegos he incluso para el desayuno (Churros y porras) que se elaboran en el mismo local.

Hoy quiero hablarle de sus platos de verano y su oferta de vinos. Sorprende la sutileza de las elaboraciones, que destacan por su sencillez y sobre todo por su resultado. Unos ejemplos: Las verdinas están sumergidas en una vinagreta que por su emulsión parece una crema deliciosa perfumada de un aceite y un vinagre excepcional. Un salmón fresco marinado con zumos de cítricos, que una vez en boca, recuerda absolutamente a unos blinis suecos o noruegos con mantequilla y delicioso salmón salvaje. Unos callos con el punto de picante en el lugar que muchos buscan, justo antes de que resulte incómodo. Unos calamares, donde el huevo solo aparece disperso en la harina para dotar de un punto crujiente y sin retención de aceite, no son a la romana, son los de La Cruz Blanca de Vallecas.

Mención especial merece su carta de vinos. Si tenemos en cuenta que  Cruz Blanca nació como referencia cervecera (Fábrica y franquicia), y la barra y sus tapeos tenían protagonismo en sus cañas y dobles de cerveza. La evolución de su cocina y el éxito de su restaurante ha ido ampliando la oferta de vinos. No son excesivas las referencias, pero el medio centenar de vinos que componen la carta, son totalmente acertadas y muy ajustadas a la oferta gastronómica, sorprende los precios muy ajustados a un estupendo servicio del mismo. Recomendable visitarlo en vuestra próxima visita a Madrid. A los madrileños no es necesario recomendarles, ya lo conocen y saben que hay que llamar para reservar, porque en épocas es difícil encontrar sitio.




  0 COMENTARIOS





AUTOR DESTACADO

   

Ernesto Gallud Mira

Comunicador y cronista gastronómico. Promotor del disfrute armonizado entre la comida y el vino.

271 artículos publicados




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE








Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS