6780 recetas de cocina   |   16394 noticias de gastronomia   |   563 autores   |   21 empresas



Lo Rosa Arrasa



share by WhatsApp

Miguel Ángel Almodóvar
Investigador y divulgador en ciencia nutricional y gastronomía

El pasado domingo día 12, el Palermo Football Club, equipo de la capital de Sicilia, consiguió el ascenso a la serie B del balompié italiano (equivalente a la segunda A de la Liga española) tras varios añitos en el infierno de las categorías D y C, derivados de “graves problemas administrativos”, que condenaron al ostracismo a aquel conjunto puntero de tiempo no muy lejano que aportaba a la selección nacional estrellas como Cristian Zaccardo, Fabio Grosso, Andrea Barzagli o Simone Barone.

El Palermo es uno de los pocos equipos que en el mundo usa camiseta de color rosa como primera equipación, lo que, en combinación con el pantalón negro, proporciona a sus hinchas, entre los que orgullosamente me hallo, el apelativo de rosaneri. Y héteme aquí, casualidades o causalidades de la vida, que la gesta del histórico ascenso se produce cuando el Ternasco de Aragón, denominación maña del cordero joven amparada por la Unión Europea como Indicación Geográfica Protegida desde 1996, ha tomado la decisión de nominarla como “La carne rosa” en un diseño sobre fondo negro. Otro rosanero y de altos vuelos. Pero ahí no acaban las concomitancias.

La finalísima del play off en la que el Palermo acabó consiguiendo el ansiado ascenso,  la disputó contra el Padova, el equipo de la ciudad que nosotros llamamos Padua, asentada en la región italiana del Véneto, con el que mantiene una relación fraterna, al punto de que durante todo el partido, en el que tanto le iba a los dos, las aficiones no dejaron de animarse mutuamente. Verdaderamente conmovedor, especialmente en los tiempos en los que la inquina cainita suele ser la moneda de curso entre seguidores futboleros enfrentados, contemplar como cerca de treinta y cuatro mil rosaneri coreaban: “¡Padova, Padova!” dirigiéndose al graderío donde la organización había acomodado a unos cuantos centenares de tiffosi padovani. Algo que curiosamente tiene su correlato en la nominación de rosa para el ternasco, sin el más mínimo asomo de ojeriza o aversión hacia las designaciones de roja y blanca en las que tradicionalmente se ha dividido la carne.

Antes al contrario, resitúan la suya como una síntesis de lo mejor y más sobresaliente de estas. Mientras caracterizan a la carne roja de sabrosa, nutritiva y sostenible, frente a la blanca singularizada como saludable y equilibrada, su oferta rosa se alza con los calificativos de sabrosa, nutritiva, saludable, equilibrada y sostenible, pasando inmediatamente a razonar los porqués.

La carne rosa del ternasco de Aragón aporta cantidades estimables de zinc, fósforo, selenio, potasio, proteínas de alta calidad y disponibilidad, y vitaminas B3, B6 y B12, a lo que se añade una ínfima cantidad de colesterol, sodio y grasa. Todo ello combinado con un sabor equilibrado, suave, pero con robusta personalidad, exquisito e inimitable por su deliciosa sutileza, que contribuye decisivamente a disfrutar en plenitud de comidas, festejos y gratas compañías. Con tales mimbres se confeccionan, entre otras muchas, fórmulas tradicionales como la paletilla al horno con patatas, el costillar asado al vino tinto o el jarrete a la jardinera, y otras más innovadoras y resultonas como el picado en canelones, chilindrón y trufas, el cuello con alcachofas o la espalda rellena con tortilla trufada.

Todo un excitante, suculento y apetitoso repertorio que sobre el paisaje del ascenso a la serie B del Palermo Football Club sitúan al rosa en la cresta de la ola. Vamos, que lo rosa arrasa.


  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Cristian Rivera Rodríguez

Nuestra filosofía se basa en el mejor producto, de cercanía y con el trato justo y necesario para darle el valor que el producto merece.

2 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2022. 27 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS