Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6233 recetas de cocina   |   15979 noticias de gastronomia   |   480 autores   |   21 empresas



Las Monas de Pascua



share by WhatsApp

Redacción Afuegolento.com

Estamos en plena Semana Santa, y probablemente una de las tradiciones más arraigadas en Cataluña y en la Comunidad Valenciana, (aunque en otras zonas también existan costumbres parecidas) es la mona de Pascua, una especie de torta que simboliza que las penitencias y abstinencias, que impone la Cuaresma, han llegado a su fin.

 




En Cataluña, la mona ha evolucionado de forma diferente. Se empezó a sustituir el huevo de gallina por uno de chocolate, que acabó convirtiéndose en la base de la mona, aunque hoy en día los pasteleros hacen autenticas obras de arte en chocolate.

En la Comunidad Valenciana, existen diversas variedades, como el panquemado, que se acostumbra a comer durante todo el año, siendo sus ingredientes básicos: la harina, el azúcar, los huevos y la sal. Es una masa muy elaborada, teniendo que reposar como mínimo una hora antes de su cocción.

La variedad que se consume por Pascua, es una tarta elaborada con la misma masa, a la que se añade uno o varios huevos, a los que se les pinta la cáscara con colores brillantes y se recubre con anisetes de colores. Su forma puede ser muy variada aunque generalmente acostumbra a ser la de algún animal.

En algunas zonas de Aragón, se consume una rosca, preparada con una masa muy parecida a la del pan, a la que se añade leche y mantequilla, adornada con trozos de longaniza y huevos duros, la tradición marca comérsela en el campo para la merienda.

La tradición de la mona de pascua es muy antigua, originariamente era un rosco, de una masa muy parecida a la del pan, adornado con huevos cocidos. Hoy en día se mantiene la figura del huevo, aunque ha sido sustituido por los de chocolate.

En Cataluña, la tradición marca que los padrinos regalen a sus ahijados la mona el Lunes de Pascua, (día festivo en Cataluña) es una celebración familiar, que cierra las celebraciones de la Semana Santa. Generalmente si el tiempo lo permite se acostumbra a ir a comer fuera, siendo uno de los platos más comunes en este día las costillas de cordero a la brasa.

La mona en Cataluña, acostumbra a ser un bizcocho, generalmente recubierto de chocolate o de crema pastelera adornada con plumas de colores, pollitos amarillos, huevos de chocolate y figuritas de los personajes de moda, ya sean personajes de dibujos animados, políticos, futbolistas, etc. también existen las figuritas más tradicionales, las de ?toda la vida? como las gallinas, los conejitos, casitas, eso si todas hechas con el chocolate de la mejor calidad.

Como siempre, existen varias versiones, tanto del origen de la palabra mona como de su procedencia. Hay quien dice que mona proviene de los árabes, que acostumbraban a regalar huevos pintados de colores, a los que llamaban munna, como símbolo de amistad.




Otros aseguran que el origen se remonta a la antigua Roma, ya que existía la costumbre de regalar monus, huevos cocidos con pasta de pan. Lo verdaderamente cierto es que desde siempre sea considerado al huevo símbolo de nacimiento y resurrección.

Otra versión más local cuenta que en Barcelona la pastelería Can Massana, que se encontraba en la calle Ferran, añadió una figurita de chocolate en forma de mono y que fue tanta la expectación que se creo, que al año siguiente mucha gente de toda Cataluña fue a comprar y admirar el famoso mono de chocolate. Sea cual sea su origen, lo cierto es que desde las originales monas, más sencillas y humildes a las actuales verdaderas ?obras? de arte en chocolate, la tradición se ha mantenido intacta con el paso de los años, esperemos que sea así durante mucho tiempo.

Por si os animáis a preparar vuestra propia mona de Pascua, aquí va la receta.



Mona de Pascua


Ingredientes: Para 6-8 personas

Para el bizcocho:

4 huevos
150 gr. de azúcar
150 gr. de harina
20 gr. de almendra molida
5 gr. de levadura en polvo
2 claras de huevo montadas
50 gr. de azúcar

Para la trufa de guarnición:

125 gr. de nata líquida
30 gr. de azúcar
250 gr. de cobertura de chocolate negro
125 gr. de mantequilla

Para el relleno:

300 gr. de mermelada de melocotón


Elaboración

Para hacer el bizcocho, monta en un cuenco los huevos con el azúcar. Aparte mezcla la harina y la levadura en polvo, ponla en un colador y échala poco a poco, para que no haga grumos, sobre la mezcla anterior.


Sin dejar de remover, añade la almendra molida. En un bol aparte, monta las claras a punto de nieve; cuando estén a medio montar, añádele los 50 gr. de azúcar. Una vez montadas mézclala con mucho cuidado con la preparación de harina y huevos.

Vierte la masa en un molde que previamente habrás untado con mantequilla y harina, pon el molde en el horno a 180 grados durante unos 40 o 45 minutos.

Después retira el bizcocho, y déjalo enfriar un poco, antes de sacarlo del molde, córtalo por la mitad y rellénalo con la mermelada.

Para preparar la trufa, funde el chocolate al baño María, añade la mantequilla y revuélvelo todo bien hasta que se funda, sácalo del baño María y añade la nata líquida y el azúcar. Mézclalo con cuidado con una espátula hasta que quede una crema suave y homogénea.

Adorna el bizcocho con los típicos pollitos amarillos, plumas de colores, huevos o figuritas de chocolate o con el adorno que más te guste.
 

 



  0 COMENTARIOS











AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Diego SOTO GALLARDO.

Cocina basada en la calidad del producto, tratado con mimo, una cuidada elaboración y una ejecución con una estética delicada, sencilla y elegante.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS