6729 recetas de cocina   |   16248 noticias de gastronomia   |   565 autores   |   21 empresas



Un Parador a 192 Peldaños de Altura... el de Mazagón



share by WhatsApp

Matteo Gaffoglio
Comunicador y experto en gastronomía



Casi doscientos son los peldaños que, contados y recontados, tiene esa larga escalera de madera maciza, al parecer interminable, que desde la orilla del mar lleva hasta el Parador ?Cristóbal Colón? de Mazagón Playa (23 Km. Huelva, 102 Sevilla). Situado sobre el alto de un estupendo acantilado de la costa onubense del sureste (4 Km desde el pueblo de Mazagón), el Parador es una verdadera atalaya de lujo frente al océano inmenso. Además, se encuentra en un enclave privilegiado del Parque Natural del Entorno de Doñana, con una riquísima vegetación en un marco de serenidad sublime. La costa, más conocida turísticamente como la Costa de la Luz, en plena expansión turística desde hace ya unos años, parece dispuesta a desafiar a las más bien notorias costas mediterráneas.

Vista hacia Mataslascañas

En contraste con la bravura del Atlántico y la lujuria del sol, en contrapunto a la costa marítima, con una playa de arena finísima, amplia y larga que, desde el pueblo de Mazagón hasta Matalascañas, cuenta más de treinta kilómetros, el Parador Colón tiene por la parte terrestre, grandes masas forestales con muchos pinares que se extienden desde el interior hasta la misma orilla para dar al visitante sombra y descanso. Es en efecto un inmenso pulmón verde para respirar hondo, una verdadera fuente de oxígeno. Un lugar idóneo para el disfrute de la naturaleza y las azules aguas del Atlántico.

La ubicación del Parador -por estar situado en la parte más alta del acantilado-, está protegida de los vientos atlánticos, estando más al norte en la costa onubense respecto al embudo del estrecho de Gibraltar con la costa africana, donde convergen todo tipo de vientos, como los calientes de levante o los fríos de poniente, que fastidian mucho por andar levantando arena y por impedir a los veraneantes pasear tranquilamente por la playa. Lo sabe muy bien el autor de esta notas, después de haber veraneado durante más de dos décadas en la costa gaditana, hasta que descubrió el más sosegador lugar del Parador de Mazagón con vientos más tranquilos.



El gran césped del Parador, cerca de la piscina y del espléndido y floreado jardín, siendo rodeado por un seto ofrece más protección a los huéspedes que ocian y se relajan, después de haber bajado y subido los 192 peldaños varias veces del día para ir a la playa a tomarse un baño o por un paseo. Un ejercicio al parecer cansador las primeras veces pero, pues uno ya no necesita más entrenarse al gimnasio para estar en forma (o para adelgazar, según como uno le apetece...). Y para los que no necesitan hacer este tipo de entrenamiento, no desesperen, pueden bajarse a la playa andando por la ruta lateral al Parador que baja dulcemente hasta a la orilla, aunque sea un poquito más larga, pero merece hacer este pequeño paseo a la sombra de los pinos.

No es acaso que el nombre del Parador hace referencia al descubridor de América. Siendo a unos pocos kilómetros de la Rábida, donde en el viejo cenobio franciscano se gestó el descubrimiento de América, pues fueron los frailes residentes en este convento los que ayudaron ante la reina Católica al aventurero genovés Cristóbal Colón y quienes le pusieron en contacto con los hermanos Pinzones.

Las 3 caravelas

El Parador ofrece actividades de piscina de temporada y climatizada, gimnasio, sauna, tenis, ping-pong, alquiler de bicicletas, cursos de vela, windsurf, pesca, caballos, golf, etc. Propone también excursiones fluviales, excursiones por la Ruta de los Lugares Colombinos: donde Palos, La Rábida y Moguer son los tres mástiles de la aventura ?Colombina?. Merece visitar el Monasterio de la Rábida; el muelle de las tres Carabelas, cuya instalación está formada por un gran estanque en el que se encuentran fondeadas unas réplica de las tres naves, la Pinta, la Niña y la Santa Maria, que llevaron a Colón al descubrimiento de América; el Parque Botánico; Palos de la Frontera con la Iglesia de San Jorge; Moguer y la Casa-Museo Zenobia y Juan Ramón Jiménez; en Huelva el Museo Arqueológico, la catedral y la iglesia de San Pedro, y el monumento a Cristóbal Colón. Y otro más, como la excursión al Parque nacional de Doñana, una importante reserva de avifauna en Europa; el Rocío con su Ermita de la Virgen y su Fiesta con alegría verbenera; el castillo amurallado de Niebla; el Museo minero de Ríotinto; la Gruta de las Maravillas de Aracena, etc.

El ?Cristóbal Colón? no presume de histórico ni de noble edificio, contrariamente a lo que son la mayoría de los demás Paradores que forman esta gran cadena hotelera de la Empresa Paradores Nacionales de Turismo, única al mundo. Pero si goza un clima envidiable y disfruta de estar situado en un lugar de muy singular localización, con estupendas vistas panorámicas que se ven también bajando, o subiendo, poco a poco la sobredicha escalera, parándose en las muy oportunas plataformas para descansar un rato (todavía no ha nacido el que hace todos esos peldaños en un soplo...), y admirar ese espectáculo inolvidable por la inmensidad de ambos los lados de la playa, hacia la derecha el pueblo de Mazagón y a la izquierda el de Mataslascañas.

Debido a que la localidad del Parador se encuentra en el entorno del Parque de Doñana, teniendo que respectar el ambiente, no ha sido posible sustituir la escalera con un medio mecánico y más cómodo, es decir, un ascensor, como tiene el Parador de Nerja (los ecologistas agradecen). El interior del edificio se caracteriza por unas estancias gratas y acogedoras con detalles decorativos que aportan alegría y luminosidad. Las habitaciones confortables con terrazas y hermosas panorámicas.

Y después de tanto entrenamiento, natación, zambullidas, excursiones, pasamos a la mesa. Por supuesto a la mesa del restaurante del Parador con vistas a los pinares, donde el jefe de cocina Andrés Casas León con su brigada de cocineros cuida la elaboración de platos excelentes. Conoce el secreto de la cocina onubense, de la cual la sierra y el mar componen el entorno gastronómico del Parador. Del mar se pueden degustar las gambas blancas cocidas o a la plancha, las coquinas al ajillo, los langostinos y el lomo de lubina con langosta y verduritas frescas. De la sierra, los jamones de jabugo, la caña de lomo, el morcón y los patés ibéricos. Los postres más destacables son los fresones de Palos con nata y nueces y las quesadillas de Moguer.



En este corriente año revive en Mazagón el V Centenario (5CC) de la muerte de Cristóbal Colón (1506-2006). El destino histórico de Huelva adquiere en La Rábida una dimensión universal con el descubrimiento del Nuevo Mundo. El lugar, punto de encuentro de las culturas tartésica, fenicia, romana y árabe, parece predestinado para ser la cuna de la más grande empresa de todos los tiempos.
Para que nadie pierda tan fantástico evento, el Parador ha preparado este año una oferta muy especial para alojamiento y comida, válida desde el 1º de enero hasta el 31 de diciembre, excepto algunos períodos. Es preciso contactar el Parador (Tel. 959 536300) para más detalles y concordar fechas y costes.
El Parador presenta el siguiente riquísimo menú degustación para la cena medieval con vinos rigurosamente del Condado de Huelva, denominados ?Vinos del Descubrimiento?, durante un sábado de cada dos semanas del período veraneo:

Entretenimientos
Rorolas de Higados
(Buñuelos de pasta de hígado, huevo y queso rallado)
Tajadas de Queso fresco, que es Fruta de Sartén
(Queso de oveja rebozado y frito)
Torta de Huevos que se dice Salviate
(Tortilla de huevos con salvia fresca)
Marqués Villalúa 2005. 100% Zalema. D.O.Contado de Huelva
Bodegas Marquéz de Villalúa
***
MENÚ
Potage, que se dice Oriol
(Puerro y cebolla fondeado con leche de almendras y queso)
Lobo de Mar en Pan
(Lubina empanada con especias y horneada)
Asado de Cabrito con Calabacinate
(Cabrito asado con torta de calabaza)
Lantero Roble 2004, 100% Syrah, Vino de Andalucía
Bodegas Privilegio del Condado
***
Mirrauste de Peras
(Peras cocidas con almendras y especias)
Ginestada
(Crema de harina de Arroz con frutos secos)
Quesadillas
(Dulce de biscocho con relleno de almendra y huevo)
Vino de Naranja. Bodegas Diezmo Nuevo
Información recopilada para la realización del menú del libro de Ruperto de Nola
Con el permiso de la Dirección del Parador
*****

Y para terminar nos deleitamos en leer estos versos del poeta Juan Ramón Jiménez de la cercana Moguer:
?...¡Mar de la aurora, mar de plata;
que limpios estás entre los pinos!...
....¡mar de la siesta, mar de oro;
que alegre estás sobre los pinos!...
...¡mar de la tarde, mar de rosa;
que dulce estás entre los pinos!?

Vista parcial de la escalera





  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Bernd Horst Knöller

él personalmente todos los días a hacer la compra para el restaurante y a la subasta de la Lonja de pescadores para encontrar los mejores ejemplares.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS