6729 recetas de cocina   |   16248 noticias de gastronomia   |   565 autores   |   21 empresas



Turín, Gran Bodega de Italia



share by WhatsApp

Matteo Gaffoglio
Comunicador y experto en gastronomía



El Salón del Vino ha vuelto después de dos años, en su 6ª edición, trasformando la ciudad subalpina Turín capital del Piamonte, en la capital de Baco desde el 26 al 29 de octubre. Organizado por la Promotor International, el Salón ha demostrado el creciente interés de los operadores, un 35% más respecto las precedentes ediciones, y también de los ?enoapasionados? (palabra ligada al Salón del vino); concretizando considerables intercambios comerciales en el Workshop internacional ?El vino italiano a la conquista de nuevos mercados?. Los datos han confirmado, por lo tanto, que la filosofía de las seis ediciones del Salón del Vino es justa: el evento es en efecto un válido momento de verificación para la economía del comparto enológico y de análisis de las tendencias en el mundo del vino.

El considerable aumento de los operadores ha sancionado como el Salón del Vino mantenga un carácter exclusivamente profesional, aunque los días de sábado y domingo fueran dedicados a los apasionados del vino, permitiendo a ellos la entrada previo ticket a pagar con la posibilidad de varias degustaciones gratuitas y ordenar al por mayor aprovechando del Shopping de Baco. La apertura al público ha permitido un contacto directo con las bodegas y los consumidores, abriendo de hecho un canal de ?direct marketing? con las empresas expositoras. Estas han tenido una ulterior posibilidad de contacto con sus clientes en el último día de la reseña. Con la mitad de los 12 euros del ticket de entrada pudieron invertirla en compra de vino directamente a los productores que exponían en feria. Por supuesto con seis euros no podían abastecerse la bodega, sino comprarse una botella de buen vino.



El Salón se ha confirmado como uno de los más importantes observatorios para explorar el entero universo vitivinícola de Italia. El tema elegido para la edición 2007 era "Las regiones del vino y las razones del vino?, que estaba por significar que la reseña se proponía de explorar tendencias y valor económico en el comparto enológico, sea que poner de relieve la cultura del vino y la evolución de los más importantes territorios de viñedo de Italia. Desde siempre el Salón del Vino ofrece a todos los productores de par oportunidades de encuentros con el mercado y a los enoapasionados una ocasión única de descubrir el mejor de la producción vitivinícola nacional, es más, participar a eventos y degustaciones que incrementan el conocimiento y la conciencia del vino.



En el centro de la reseña han sido tres los momentos particularmente significativos que han recalcado otras tantas áreas temáticas. El primero ha sido el convenio inaugural dedicado al tema ?Vino y Financia: las estrategias para crecer?, organizado en colaboración con el periódico financiero el Sole 24 Ore, que de hecho ha abierto las ?contrataciones? económicas que han sido encentradas sobre el Workshop internacional. El segundo ha sido el descubrimiento de los territorios y de la peculiaridad de la enología italiana, con el 3º Forum sobre los autóctonos: Viñedos y Vinos. El tercero ha sido la cultura del vino que se ha intersecado con los Laboratorios del Gusto de Slow Food, que ha elegido el Salón del Vino también para presentar su autorizada ?Guía al Vino cotidiano?.

De hecho los laboratorios Slow han abierto la rica propuesta de degustaciones que tuvieron lugar el sábado y el domingo, cuando el Salón fue abierto al publico de los enoapasionados, siendo el mismo reservado a los profesionales, que también en esta edición han sido muy positivo los intercambios en el Workshop internacional, donde más de 400 bodegas expositoras se han puesto en contacto directo con los ?buyers? (58 operadores comerciales), los cuales provenían desde Japón, India, Rusia, Noruega, Holanda, Dinamarca, Polonia, Rep. Checa, Suecia, China, Taiwán, Corea del Sur, Singapur, Malasia, Maldivas, Estados Unidos, y África del Sur (este País, como excepción única, estaba presente con algunos de sus vinos); concluyendo 890 citas de negocios, confirmando así que el Salón del Vino es un importantísimo punto de encuentro entre demanda y oferta. El Salón se ha confirmado también en esta edición como el observatorio privilegiado para hacer un balance de la reciente vendimia.



Se ha notado que entre todas las bodegas expositoras no estaban los grandes nombres de casas vinícolas productoras conocidas mundialmente; a este propósito hay que destacar que en la ciudad de Verona se desarrolla desde hace 41 años la reseña de sector vinícola agroalimentario de calidad número uno en el mundo por dimensiones, el consolidado salón llamado ?Vinitaly?, pero allí convergen también los grandes nombres como los vinos de todo los productores del mundo, mientras el Salón del Vino de Turín en el ámbito del Lingotto Fiere, es el encuentro ideal para todos los vinos italianos. Un punto de encuentro privilegiado para interpretar las tendencias del mercado italiano y los gustos de los consumidores. Esto para decir que, si faltaron los nombres más prestigiosos, en cambio, como respuesta a la concurrencia global, otras veces más han sido protagonistas absolutos los vinos de los viñedos autóctonos que en Piamonte hay de sobra.

Tanto para citar algunas empresas vitivinícolas de medio volumen, para tantear sobre el resultado individual del salón, estas que siguen confirmaron en positivo los cuatro días de la exposición, habiendo recibido la visita de sus propios clientes en sus stands, donde pudieron catar y ordenar los vinos de nueva producción. A caso las elegidas son la ?Montalbera? Terra del Ruché (pron. Ruqué) de Castagnole Monferrato, del joven emprendedor, muy entendido en vino y licenciado en enología, Franco Morando, cuya empresa produce un vino autóctono de los mejores: el Ruché, por supuesto con una serie que es entre los mejores vinos piamonteses: Cortese, Grignolino, Barbera, hasta el insuperable Moscato d?Asti. La ?Teo Costa? de Castellinaldo d?Alba, dirigida por dos jóvenes hermanos y sus familias, son muy activos y conducen con mucha competencia su empresa que produce el así dicho rey de los vinos: el Barolo, siguen: Barbaresco, Nebbiolo, Roero, Arneis, Favorita. Es de costumbre consolidada, desde que Teo expone en el Salón (con el séquito de su cocinero), como excelente anfitrión, ofrecer a todos sus clientes que lo visitan, un plato de exquisitos ?agnolotti? completando con un tentempié variado de chacina con degustación de sus vinos mejores. Al igual los ?Hermanos Picchio? de Incisa Scapaccino de Asti, unos profesionales expertos que producen vinos de alto nivel y todos de pura cepa piamonteses. Únicos son los Doc: Barbera d?Asti Superiore, Dolcetto d?Alba, Cortese Alto Monferrato, y los Docg espumosos dulces: Brachetto d?Acqui, Moscato d?Asti, y Garocc producido con las mismas uvas moscato pero de vendimia tardía.



Pero lo que ha rendido la reseña del todo peculiar es el hecho que precisamente en Turín se han asomado y se han consolidado nuevas tendencias. La primera es más significativa, interesa el mercado interno: hoy en día los consumidores italianos se orientan sobre botellas de menor precio - el nivel ideal está estimado alrededor de los 4 euros - pidiendo vinos absolutamente de buen beber, dirigiéndose a los vinos del territorio capaces de acompañar la cocina tradicional. A comprueba de esta tendencia también los datos registrados por los Forum de la ?GoWine? sobre las Cepas Autóctonas que, en los cuatro días de catas, se han contado más de veinte mil degustaciones de 218 vinos producidos por más de 120 viñedos autóctonos italianos, raros o poco conocidos. En las ediciones precedentes ya se hablaba de incrementar la producción de los vinos autóctonos para contra atacar la invasión de la peligrosa concurrencia extranjera.

Estos vinos desconocidos por la muchedumbre, vinos raros, de poca producción, que el gran mercado nunca les había vistos ni comercializados. Pues bien, éste Salón del Lingotto los ha presentado con su verdadera cara y los ha hecho degustar a millares de visitantes. En tema de salones-exposiciones los días son siempre pocos por lo mucho que siempre hay que ver, degustar, catar, comprobar, tratar. Muchísimos han sido los encuentros informativos, come también los ?workshop?: verdaderos escaparate de centenares de vinos.

Casi a respaldo de los vinos, como en la precedente edición, reapareció ?Dolc?ê? (dulce hay?) el Salón de la industria Confitera, siendo Turín alabada la capital del gusto, una reseña pastelera que hizo caer en tentaciones inequívocas a muchos enoapasionados bajo el pretexto de combinar el cacao de los Aztecas con el néctar de Baco. En efecto, muchos han sido los intentos de abinar los vinos espumosos dulces, semisecos, y de uvas pasas con los productos de repostería, respectando la regla que con los dulces se debe beber vinos dulces.

Es un balance muy aliciente - ha afirmado Giada Michetti, administrador delegado de la Promoter International - aquello del Salón del Vino, Queríamos verificar si la formula de la reseña fuese todavía actual. Es bien las cifras, pero más todavía la satisfacción de los operadores, nos dicen que es así. Nuestro empeño será aquello de dar continuidad a este reseña, de consolidar el éxito, innovando algunos aspectos, por ejemplo, la relación directa entre productores y consumidores, en época de marketing relacional, nos parece particularmente significativo, así como el apoyo a los productores para explorar los mercados esteros. Hoy, con los eventos, podemos todavía más ofrecer a los expositores, de los cuales nos sentimos partner, un momento de verifica importante para el mercado italiano y de análisis de las tendencias del mundo del vino. Es también mi deseo agradecer las instituciones que han creído en el Salón del Vino, con las cuales quiero compartir el buen resultado del evento, y renovar nuestro empeño para un ulterior mejoramiento de la reseña en los próximos años.

Otro sorprendente y entusiasmante hallazgo ha sido la presentación con degustación del Eisweine - Vino del hielo, ilustrado por la gentil Maria Luisa Alberico, periodista y directora de la revista ?Donna Sommelier Europa? de Turin. La historia del Icewines es en el mismo tiempo fruto de la casualidad, de la recuperación de tradiciones probablemente ya no más cultivadas por que demasiadas costosas y de mucho empeño: cuya origen nos lleva en Alemania en la ciudad de Würzburg. Se cuenta que en ese otoño anómalo del 1794 las uvas helaron precozmente. Los campesinos desesperados en ver destruido la cosecha, decidieron de pisar igualmente las uvas. De estas sacaron sorprendentemente un mosto concentrado e inebriante: un verdadero néctar de alta gradación (16º). En Chiomonte, un pueblo de los Valles de las Olimpíadas 2006 del Piamonte, han lanzado este tipo de recogida consiguiendo un merecido éxito. A este propósito, en diciembre, un grupo de periodistas enogastrónomos ha sido invitado a un educational-tour por esos valles a descubrir esta raridad de vino.







  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Bernd Horst Knöller

él personalmente todos los días a hacer la compra para el restaurante y a la subasta de la Lonja de pescadores para encontrar los mejores ejemplares.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS