Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6057 recetas de cocina   |   15861 noticias de gastronomia   |   443 autores   |   21 empresas



con esta receta y historia disfrutaras

Las Masas Escaldadas



share by WhatsApp

Iñigo MURUA
con lo que te gusta el chocolate este es tu lugar


La pasta choux o la cocción en dos tiempos
Es una pasta relativamente sencilla de elaborar, pero con la que el pastelero tiene que tener mucho cuidado.

Su elaboración es en dos tiempos, por eso es una masa que necesita un trabajo en dos frentes: el fogón o el cazo eléctrico y el horno. En el fogón escaldamos la masa y en el obrador, añadimos los huevos, lo cocemos en el horno y lo terminamos.

Os voy a dar una de las recetas más comunes para este tipo de masas y siguiendo al pie de la letra mis indicaciones tendréis el éxito asegurado.


Ingredientes:
500 gramos de agua. ( se puede utilizar leche, mitad agua mitad leche ).
300 gramos de harina floja.
150 gramos de mantequilla. ( tambien se puede utilizar otra grasa,manteca de cerdo, margarina, etc. ).
De 6 a 8 huevos.
Una pizca de sal


Elaboración:
Hervir el agua, con la sal y la mantequilla, se tiene que fundir la grasa utilizada totalmente.
Añadir la harina, previamente tamizada, de golpe en el líquido. Paso de escaldado.

Removeremos continuamente sobre el fuego la masa, (con una espátula de plástico o madera) hasta que esta se separe de las paredes del recipiente utilizado.

Retiramos del fuego y lo pondremos en un bol hasta que baje un poco la temperatura.

Añadimos los huevos uno a uno, utilizando una espátula de madera o plástico iremos mezclando primero con cuidado, pues la pasta tiende a disgregarse, y luego más energicamente, hasta añadir los huevos necesarios.

Y ¿cómo se sabe cuantos huevos tiene que necesitar la pasta?. Bueno, pues fácilmente. Cuando removemos la masa lo hacemos con una espátula-cuchara de madera o plástico (también se puede hacer este trabajo mecánicamente), cuando cojamos parte de la masa con la espátula, esta tiene que formar un pico más o menos tieso.
Ahora es cuando con ayuda de una manga formaremos las piezas deseadas y la coceremos en el horno siendo esta la segunda fase, más interesante y delicada.

En primer lugar, se escoge la boquilla deseada según la forma que se quiere dar a la elaboración (los relampagos o eclairs, de forma alargada. Los chuchos, petit-choux, profiteroles y lionesas, de forma redondeada pero de distinto tamaño, son los más comunes).

Se asegura la boquilla en la manga de pastelería, verificando que queda sujeta y que no se puede desprender fácilmente al presionar.
La manga debe llenarse procurando no ensuciar los bordes. A continuación, se cierra a la vez que se extrae el aire y, si es preciso, se puede mover con golpes secos para hacer que la pasta se deposite en el fondo y el aire salga hacia el exterior.

Una vez cerrada la boca de la manga con los dedos pulgar e índice de la mano derecha, y a la vez que se retuerce ligeramente, se va presionando con la mano.

La mano izquierda sirve como ayuda para dirigir los movimientos de la manga. Es preciso respetar los espacios entre las piezas, conservar la inclinación que se da a cada pieza y procurar que el tamaño se mantenga uniforme durante el proceso

La cocción en el horno es delicada. En el horno el agua retenida en la masa se evapora, sube de volumen, (casi se triplica), la mantequilla hace de transmisor y el huevo junto con la harina de fijador. Utilizaremos una temperatura de unos 210ºC y hasta que la pasta esté totalmente cocida, no abriremos la puerta del horno, (se echaría a perder todo este proceso).

Si freímos esta masa, haremos los ricos buñuelos de viento: con dos cucharas pondremos montoncitos sobre el aceite cuidando con esmero la temperatura de fritura, escurriremos y los rellenaremos.
Una vez cocidas las piezas, tendremos que rellenarlas y acabarlas. Esta fase la dejaremos para la siguiente clase. Y sino es así las podremos congelar o guardar en un recipiente bien cerrado.
Con la pasta choux y con su forma redondeada se elaboran dos tartas muy famosas, el Saint-Honoré de forma redonda y el piramidal Croquembouche
 



  1 COMENTARIO




15/03/2016  |  15:19
Muy buen dato super bien explicado y facil de enteder por todas las personas
Aun sin tener conocimientos de cocina y para las personas que sabes nos sirve aun
mas para reafirmar la tecnica
100% de 1





AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS