6971 recetas de cocina   |   17369 noticias de gastronomia   |   579 autores   |   21 empresas



Horno Microondas ( I I I )


share by WhatsApp

Ana Tellería


4. Aplicaciones culinarias
Para realizar las aplicaciones culinarias en un horno microondas de manera correcta hay que tener en cuenta varios factores:

-La naturaleza, el tamaño, y volumen del alimento a calentar
-Las características técnicas del horno microondas que se va a usar
-El objetivo culinario que se desea alcanzar


Cocción del arroz y la pasta
El arroz y la pasta se pueden cocer con agua en pequeña cantidad en el microondas, pero para lo que más se utiliza es para ser recalentados, ya que debido a su alto contenido en agua, el resultado es muy bueno.


Deshidratación de hierbas aromáticas
Hay que elegir hierbas muy frescas. Retirar los tallos y guardar sólo las hojas o las flores.

Preparar un tarro de cristal (*), llenar las tres cuartas partes de agua y cubrir con un plástico que permita la dilatación producida por la ebullición. Colocarlo en el microondas así como las hierbas sobre un lato de cartón o una hoja de papel.

Encender el microondas durante unos 5 minutos a potencia máxima. Las hierbas quedarán deshidratadas y mantendrán su color. Dejarlas enfriar antes de meterlas en un tarro bien cerrado.

(*) El tarro de cristal lleno de agua sirve para aportar las moléculas de agua indispensables para la seguridad del funcionamiento del microondas. Al no emitir vapor, permite a las hierbas secarse muy rápidamente.


RIESGOS PARA LA SALUD
Parece evidente, a la luz de los conocimientos actuales, que la rapidez del tratamiento térmico de un horno microondas no lesiona el valor nutritivo del producto y que las ondas electromagnéticas no interaccionan con los alimentos produciendo compuestos tóxicos, por lo que la posibilidad de reacciones de tipo tóxico inducidas por el microondas, como se había supuesto es muy remota, por no decir imposible.

Los accidentes que se han producido en la utilización industrial de los microondas han provocado efectos térmicos, es decir quemaduras en zonas concretas, pero en ningún caso se han descrito lesiones atermales como pueden producir las radiaciones ionizantes (interacciones con el ADN y posibles mutaciones).
En consecuencia, hoy por hoy, no existen razones para creer que el microondas puede producir efectos nocivos, y por lo tanto la seguridad humana no debe ser motivo de preocupación.


4.1. La naturaleza, el tamaño y volumen del alimento a calentar
Los alimentos con gran cantidad de grasa y azúcar se cuecen más rápidamente que aquellos que contienen mucho agua ya que absorben más rápidamente la energía. Consiguen además una temperatura más alta durante la cocción que los alimentos con más proporción de agua, ya que el punto de ebullición del azúcar y la grasa es más alto.

Cuanto más denso sea el alimento, el tiempo de cocción será más largo. Alimentos pesados como las patatas, necesitan más tiempo para cocerse que un alimento ligero y poroso como un pastel.

El tamaño y la forma del producto puede ocasionar un calentamiento irregular. Cuanto más grande sea, más tiempo necesitará para cocerse o calentarse. En principio es conveniente que las piezas a cocinar o a calentar no sean excesivamente grandes y que se encuentren distribuidas en el recipiente de forma regular.

Incluso la forma del recipiente puede influir en la distribución de la energía. Así, un recipiente rectangular puede presentar temperaturas elevadas en los ángulos, mientras que el centro se queda frío; en cambio, uno cilíndrico calienta también el centro sin dificultad, y el resultado será más homogéneo cuanto mayor sea el diámetro del recipiente.


4.2. Las características técnicas del horno microondas que se va a usar
Los hornos microondas domésticos suelen tener una potencia eléctrica que varía entre 450 y 700 vatios. Por consiguiente, la potencia del aparato nos marcará el tiempo necesario para la cocción del producto en ese aparato.

Existen algunos microondas que poseen un grill incorporado para poder realizar la operación de dorado dentro del mismo. Algunos poseen las funciones de horno convencional de aire caliente, horno microondas y grill en el mismo aparato, pudiendo combinar de esta manera los tres métodos de cocción.


4.3. El objetivo culinario que se desea alcanzar
Los tipos de aplicaciones culinarias que pueden realizarse en un horno microondas son:

-Descongelación de alimentos, tanto crudos como cocinados

Los alimentos congelados son descongelados muy rápidamente en el microondas.

Dependiendo de si están crudos o cocinados el método variará.

Si son alimentos cocinados en salsa, en principio podemos utilizar la máxima potencia, en cambio si son alimentos crudos, la potencia deberá adaptarse al tipo de alimento.


-Recalentamiento de platos, cocinados con anterioridad, con vista a su inmediato consumo

Para lo que más se utiliza el horno microondas es para el recalentamiento de alimentos, por su comodidad y rapidez.
Los alimentos con los que mejores resultados obtenemos son: los líquidos (agua, leche, sopas), alimentos en salsa, verduras cocidas, potajes, purés, arroz, pasta y las salsas.


-Cocción de alimentos


Cocción de verduras
Todas las verduras y hortalizas pueden cocerse en el microondas. Su sabor y cualidades nutritivas se van a conservar perfectamente.

Dependiendo del tipo de verdura, el sistema de cocción recomendada va a variar. En principio es conveniente cocerlas en un recipiente cubierto para que conserven sus características y no se evapore su agua. Al cocerse en su propio jugo van a conservar sus vitaminas y minerales

Las hortalizas con mucha agua como el calabacín, el tomate o los champiñones no van a necesitar agua para cocerse

Las verduras tiernas deben acompañarse de unas 2 o 3 cucharadas de agua para poder cocerse (pimientos, espinacas, cebolla, coliflor, etc.)

Las hortalizas más leñosas van a necesitar 1 o 2 vasos de agua para conseguir una cocción adecuada (puerros, espárragos, etc.)

Las patatas se pueden cocer enteras con piel con un poco de agua o cortadas en trozos

Las verduras congeladas se ponen a cocer inmediatamente después de salir del congelador, utilizando los mismos principios que con las frescas sólo que aumentando un poco el tiempo de cocción.


Cocción de la carne
Las carnes cocidas en el microondas necesitan alrededor de 1/3 del tiempo de cocción habitual.

Las carnes tiernas son las que mejores resultados proporcionan. Podemos hacerlas en salsa o cocidas. Como ya hemos dicho, no se doran a no ser que utilicemos utensilios específicos.

Las carnes menos tiernas y fibrosas suelen quedar duras y secas, por lo que el microondas no es el mejor método de cocción.

La carne picada se cuece mucho más rápido en el microondas que los trozos enteros.


Cocción del pescado
La cocción del pescado en el microondas es un éxito total. La carne queda firme y tierna y mantiene todo su sabor. Hay que tener especial cuidado en el tiempo de cocción, ya que se hace rápidamente y puede secarse.


Cocción de los huevos
No se debe cocer jamás un huevo con cáscara y sin agua a potencia máxima. Los huevos se cuecen bien a media potencia.

Se pueden hacer tortillas
Para los huevos al plato utilizar siempre baja potencia y pinchar ligeramente la yema para que no explote.


Cocción del queso
No conviene cocer el queso demasiado porque se vuelve gomoso.



  1 COMENTARIO




15/03/2016  |  15:19
pendejos hijos de la.................................................. verga..........
100% de 1

SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Albert Adrià

Redes sociales: https://www.instagram.com/enigma_albertadria/ https://www.instagram.com/albertadriaprojects/

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2024. 29 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS