6727 recetas de cocina   |   16245 noticias de gastronomia   |   565 autores   |   21 empresas



Higo Chumbo Y Chumbera, Opuntia Ficus Indica: Recetas, Notas Y Vídeos | Ingredientes Y Productos



share by WhatsApp

Mercedes
Me Gusta (Mucho) Comer (¡Y Que Me Siente Bien!)


El higo chumbo es originario del continente americano, y especialmente abundante en México, Argentina y Brasil. La llegada de los españoles al territorio americano supuso tanto el inicio de su expansión por Europa (desde Andalucía, hacia el resto de regiones y países), como el inicio de los múltiples nombres con los que se conoce a este espinoso fruto y que, en ocasiones, nos da pistas de su inmediato precedente: al llegar de América, eran “higos de Las Indias”, al llegar al norte de África hasta donde los trasladaron los moriscos expulsados tras la Reconquista, “higos de los cristianos”, pero en Mallorca son “higos de moro”, y en México siguen siendo “tunas”, así que mejor contemplarlo independientemente de sus añadidos socio-culturales

 

El higo chumbo es el fruto de la chumbera (higuera de pala, nopal, higuera de chumbo), cactus de tallos planos y ovalados con forma de pala (de ahí alguno de sus nombres), que se ramifican ofreciendo flores y frutos. Tanto los tallos (la chumbera), como los frutos (el higo chumbo) aparecen recubiertos de dos tipos de púas: unas largas y gruesas, que aparecen diseminadas con cierta separación entre sí, como formando ramilletes; y otras que la recubren casi por completo con un aspecto de vello finísimo (aguates o penepes), no siempre perceptible a simple vista, pero tenazmente insidioso en su objetivo de proteger la planta y los frutos porque, si bien las púas gruesas causan un dolor inmediato al clavarse (y un rato después), son con diferencia, salvables desde el momento en que son visibles y permiten una relativa facilidad de eliminación. Sin embargo, el vello-pincho (por decirlo de algún modo), es muy volátil y realmente complicada su eliminación una vez se ha clavado en la piel. Lo único que puede hacerse es…esperar: en un día suele desaparecer por sí solo

 

Desde el punto de vista de la salud, el higo chumbo es muy apreciado por su contenido en minerales (calcio, fósforo) y vitaminas; A, B1, B2, y B3, y ácido ascórbico (de hecho, era fruta comúnmente utilizada en los viajes marítimos por su poder para combatir el escorbuto), habiendo sido ampliamente utilizado tanto como alimento común, como en aplicaciones sanitarias: como cicatrizante, antiséptico, para combatir las resacas (esta aplicación, más moderna)

 

Para comerlos con seguridad

Se separan de la planta con unas varas o pinzas especiales. Posteriormente, se distribuyen sobre la tierra o suelo arenoso y se “barren” con un hatillo de ramas que, al frotarlas contra el suelo, consiguen quitar prácticamente todas las púas gruesas

 

Barriendo los higos chumbos para eliminar primeras púas

 

Ahora falta eliminar las difíciles: las púas finas como un vello. Generalmente, se ponen en remojo en agua fría, removiéndolas entre ellas para que suelten la mayoría de su vello. Se escurren y se secan

 

Lavando en agua los higos chumbos para eliminar púas

 

 

Cómo pelar un higo chumbo

 

 

 

Para pelarlos (tanto si las hemos recogido nosotros, como si los compramos en una tienda): aunque ya habrán pasado por alguna limpieza SIEMPRE quedan púas finas, por tanto, cogerlos con pinzas para pelarlos y, una vez pelados, volver a pasarlos por el chorro de agua fría

 

La chumbera o nopal

Aunque a lo largo de las tierras secas y cálidas del sur y levante de la Península Ibérica, Islas Canarias, Islas Baleares, y otras zonas del Mediterráneo es relativamente sencillo encontrar el rastro del higo chumbo en sus cocinas, son poco frecuentes las recetas relacionadas con las hojas de la chumbera (nopales) en Europa, sucediendo todo lo contrario en Sudamérica, donde los nopales o palas (y los frutos, la tuna) son un ingrediente más de la gastronomía tradicional, preparándose tanto en platos salados como dulces gracias a lo jugoso de la carne del nopal

 

De estos vídeos, tomar lo mejor de la idea, pero tendremos cuidado de no volver a poner en contacto (tal como sí aparece en algún vídeo) el higo o nopal ya pelado contra las pieles o la superficie donde vamos pelando, porque aunque los hayamos limpiado, siguen teniendo la pelusa de púas

 

Una vez pelado el nopal, VOLVEREMOS a pasar los higos por agua un momento, para terminar de eliminar cualquier posible púa

 

Recetas con higos chumbos (tunas) o chumberas (nopales)

 

 

 

Ensalada de nopales

 

 

 

 

 

 

 

 

Bocadillo de higo chumbo, jamón y tomate

 

 

 

 

 

 

 

 

Zumo de higo chumbo y aloe vera

 

 

 

 

 

 

 

 

  



  5 COMENTARIOS




15/03/2016  |  15:19
me encantó la ensalada de nopales y el bocadillo de higo chumbo. Soy valenciano y no sabia que con los fartones podiamos hacer estas maravillas con sabor al higo chumbo.Soy un enamorado de esta planta y de este fruto. Un saludo y gracias.
100% de 1

15/03/2016  |  15:19
tengo una producccion de higos chumbos de alrededor unos 20000 piezas y no se donde venderlos, si alguien esta interesado o me pudiese ayudar... 639444142
100% de 1

15/03/2016  |  15:19
Hablas tan bonito y tan interesante, que me gustaria conocerte.
100% de 1

15/03/2016  |  15:19
Magníficos ejemplares
100% de 1

15/03/2016  |  15:19
Magníficos ejemplares
100% de 1

SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Bernd Horst Knöller

él personalmente todos los días a hacer la compra para el restaurante y a la subasta de la Lonja de pescadores para encontrar los mejores ejemplares.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS