5541 recetas de cocina   |   15651 noticias de gastronomia   |   340 autores   |   5 empresas


vereis como disfrutan

9 Trucos para Que los Niños Coman Frutas Y Hortalizas



share by WhatsApp

koldito cocinero
RECORRER LAS COCINAS Y MERCADOS DE LA MANO DE AMIGOS

Lo decía Bom Bom Chip y se nos quedó grabado. Pero han tenido que pasar muchos años y hacerse muchas campañas desde administraciones y asociaciones para que se instale en la mentalidad general como algo más que una recomendación más del buen vivir: hay que comer frutas y hortalizas todos los días, mínimo cinco.

Por suerte, entre todas las tendencias actuales hay varias que apuestan por una alimentación más saludable. Comer sano está de moda. Y aunque los niños no practican el postureo, son espejos vivos de lo que ven en casa. Lo de que si tu lees ellos leen se cumple también con la alimentación. Y no basta con tener el frutero lleno, sino que sólo si las verduras y hortalizas son parte del menú habitual de casa y los padres disfrutan con esos productos, los niños se acostumbrarán a comerlos. Porque sí, al paladar se le entrena.

Pero ni con esto es fácil que las acelgas dejen de ser motivo de batalla campal una vez a la semana en los hogares españoles o que las espinacas sean un arma de negociación o un instrumento de castigo de primer orden para los progenitores de adolescentes. Por eso, os dejamos unos cuantos trucos que han recopilado desde la asociación ‘5 al día’ para tratar de convertir estos productos en un habitual de los menús diarios.

  1. Acompaña el desayuno con unos trocitos de fruta fresca o un vaso de zumo. Por experiencia os digo, y ya he pasado la niñez hace un rato largo, que si te ponen unos trozos de kiwi, sandía o pera picaditos no te avalanzarás sobre las magdalenas. Y saben a gloria a primera hora del día.
  2. Para la hora del recreo ponle fruta en la mochila. Algo que sea fácil de comer, como un plátano, es una estupenda opción.
  3. Haz que las hortalizas aparezcan como entrante o guarnición tanto en la comida como en la cena. Pueden ser crudas, en ensaladas, en crema, en purés, a la plancha, rebozadas, al horno, salteadas, en tortilla, etc. En la variedad está el gusto -y el remedio para que no les aburran-.    
  4. Para los más pequeños los purés de verduras son la mejor opción, pero hay que acostumbrarles poco a poco a todo los sabores y a las diferentes texturas.
  5. Añade frutas a los yogures y a la leche para hacer batidos. ¿A quién no le gusta un batido fresquito de fresa en verano?
  6. Hazles partícipes de la compra de frutas y verduras y de su preparación, que elijan cuál cocinar y cómo. Ellos también tienen sus preferencias.
  7. La presentación es especialmente importante aquí: crea platos atractivos, con colores vivos y formas divertidas. Pienso de nuevo en el plato de acelgas de mi infancia y se me ocurren formas de hacerlas más seductoras. Deja en sus manos la decoración de su plato, se divertirán y tendrán ganas de comerse su invento.
  8. Después de las actividades deportivas o del ejercicio físico, las frutas son la mejor forma de recargar las fuerzas.
  9. El más difícil todavía: conseguir que las frutas y hortalizas se conviertan en una opción para picar entre horas y así evitar otros alimentos como los aperitivos fritos, salados, la bollería y las golosinas. Ofrécele la fruta preparada de forma diferente: macedonia, cortada a tacos o en tiras, en zumos, batidos...


Haz la prueba durante unas semanas y verás como la fruta, y sobre todo las hortalizas, dejan de ser enemigos en la dieta infantil.



  0 COMENTARIOS





AUTOR DESTACADO

   

ELISA ROYO COLOMA

Me encanta la cocina y los mercados ademas soy una gran usuaria de la Termomix

4 artículos publicados

1 receta publicada

Ver blog del autor




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE








Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2019. 23 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS