Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
5737 recetas de cocina   |   15721 noticias de gastronomia   |   373 autores   |   13 empresas



Probablemente el mejor "parrillero" Argentino en Madrid, Javier Brichetto, nos propone multiples variaciones.

Restaurante Piantao Presenta sus Jueves "Chanchos"



Chancho de Javier Brichetto Rest. PIANTAO
share by WhatsApp

Ernesto Gallud Mira
Comunicador y cronista gastronómico. Promotor del disfrute armonizado entre la comida y el vino.

Javier Brichetto, al frente de las brasas y dueño de este restaurante argentino, se ha propuesto seguir volviéndonos ‘locos’ con la gastronomía de su país y nos descubre otro de sus clásicos: el chancho.

Un manjar que el chef elabora durante 4 horas en una parrilla cerrada especial, diseñada exclusivamente para su elaboración

El resultado: una carne tiernísima con una crujiente e irresistible corteza. Este cerdo se sirve acompañado de arroz blanco, porotos negros y mandioca, como si estuviéramos en La Pampa. ¿‘Chancheamos’ los jueves?

 

CRÍTICA.- De osadía consideraron mis colegas que en una parrilla argentina, se ofreciera carne que no fuera de "res". Si así lo fuera, podríamos calificar de valor la apuesta de PIANTAO.

Pero también de éxito, ya que el resultado es una autentica maravilla. Los jueves hacen CHANCHO, un cochino pequeño, que previas maceraciones durante largas horas se impregna de los condimentos secretos (al menos no confesados) que despues de su paso por un horno cerrado pero con rescoldos y brasas diseñado para este producto, aparece tostadito, dorado crujiente pero meloso (no graso), que se desace en la boca mientras crujen sus cortezas. Realmente un espectaculo, tanto me gustó que se me olvidaba decir que el trato que ofrecen en el restaurante es realmente excelente, mostrando todas las sugerentes recetas y sugiriendo como completar un menú a tu medida, con grandes especialidades argentinas y porciones ajustadas. Mencion especial para los vinos. Gran surtido argentino y exclentes elecciones nacionales. Será dificil fallar con el vino. Felicidades.

Restaurante que estoy seguro quedará en la carpeta de "Favoritos" de todos los que lo prueben.

CRÓNICA.- Que la carne a la parrilla, las empanadas y el dulce de leche son ‘must’ argentinos está claro y si alguien tenía alguna duda, hace unos meses que el reconocido chef Javier Brichetto lo demuestra -conquistando y emocionando con ellos a diario- en su restaurante Piantao (Paseo de la Chopera, 69. Madrid. Tel. 914 675 402. www.piantao.es), con el que traslada al comensal directamente a Argentina.

Para seguir enamorando, Brichetto trae ahora a Madrid un poquito más de la tradición de su país: el chancho a la brasa. Sí, porque además de ser expertos en carne de ternera, en Argentina, al igual que nosotros, también aman el cerdo de morro a pezuña. Un manjar cuya receta puede recordar al famoso cochinillo segoviano, pero no... Allí asan uno entero de mayor tamaño, de unos 18 kilos y en realidad, se hace en una parrilla ya deshuesado. Eso sí, en una especialmente diseñada para su elaboración, como una ‘caja cerrada’ en la que se hace a la brasa y a la vez se ahúma. El resultado es irresistible: tierno y jugosos por dentro y una piel crujiente que bien recuerda a un chicharrón… Pero no solo comerlo es maravilloso, y es que ver cómo lo sacan y trocean del particular horno es todo un espectáculo. Brichetto propone una receta 100% tradicional y el emplatado no podía ser menos, el cerdo se acompaña de arroz, porotos negros y mandioca. El precio del ‘plato combinado’ es de 22 € por persona.

Otra opción es encargar un chancho para un grupo -con al menos 48 horas de antelación- e irse con los amigos o la familia a disfrutar a Piantao, porque es perfecto para 10 personas y sin duda será una experiencia de lo más gaucha. Para armonizarlo es ideal alguno de sus Malbec.

Más allá de esta especialidad, este restaurante siempre es un acierto, desde sus sabrosos cortes de carne -que llegan directamente desde Argentina-; los deliciosos embutidos caseros; los entrantes, impregnados con los sabores norteños del país -como la imprescindible Humita en chala-, sin olvidar su cesta de panes artesanos; y dejando siempre sitio para el postre, porque, madre mía, ¡cómo está ese Alfajor helado con dulce de leche y helado de chocolate trufado…

Este viaje al otro lado del charco no es solo para el paladar, porque el espacio en sí enamora los cinco sentidos. Empezando por la grandiosa parrilla -diseñada por el propio chef- y cuyo sutil aroma de la brasa de quebracho embriaga y continuando por las preciosas mesas, hechas con madera y viguetas recuperadas, las sillas de cuero o la gran barra -que pronto dará que hablar-. Detalles cálidos que contrastan con el metal, porque aquí lo industrial se entremezcla con lo rústico y la emotividad -¡que nadie se vaya sin ver su altar a Maradona!- haciendo que aptezca quedarse disfrutando, por ejemplo, de su cóctel Matico.

Piantao (www.piantao.es) tiene capacidad para 90 personas entre la sala principal, la barra -con 8 taburetes- y un segundo comedor más reducido que bien podría ser un ‘semi reservado’ y en el que todo el mundo querrá sentarse y fotografiarse… -con ‘#’ incluido-. El precio medio es de 45 € y el horario es de 13:30 a 16:00 h. de lunes a domingo y de 20:30 a 01:00 horas de miércoles a sábado. Esta locura argentina que suena a tango ya ha conquistado la capital y a partir de ahora, los jueves… ‘chancheamos’.



  0 COMENTARIOS





AUTOR DESTACADO

   

Mercedes

13 artículos publicados

5 recetas publicadas

Ver blog del autor




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE








Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS