Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6239 recetas de cocina   |   15980 noticias de gastronomia   |   481 autores   |   21 empresas



I Ruta de los Pucheros de Cantabria


share by WhatsApp

Por primera vez se celebra en Cantabria la Ruta de los Pucheros de manera que, del 8 al 24 de marzo, los restaurantes que participan en esta iniciativa ofrecerán a sus clientes tres de los platos estrella de esta comunidad autónoma: el cocido montañés, el cocido lebaniego y la olla ferroviaria.

La Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC) ha organizado junto al Diario Montañés Multimedia el concurso gastronómico I Ruta de los Pucheros en Cantabria. Con esta iniciativa durante diecisiete días los restaurantes participantes ofrecerán al público tres de los guisos de cuchara más típicos en esta región.

Los restaurantes que participan en este concurso incluyen en su menú un entrante elaborado con productos de Cantabria y un plato único de cuchara además de un postre, café y vino. Con este evento se pretende demostrar el valor de los platos más populares de esta tierra: el cocido montañés, el cocido lebaniego y la olla ferroviaria.

La principal diferencia del cocido montañés con el cocido de otras regiones es que su ingrediente principal no son los garbanzos, sino que las protagonistas de este cocido son las alubias blancas y la berza, a las que se les añaden diferentes carnes. Por su parte, el cocido lebaniego es uno de los platos más tradicionales de la comarca cántabra de Liébana. En este guiso los garbanzos de Potes son el ingrediente principal junto a las patatas, la berza y el compango además de otras carnes. La olla ferroviaria es una de las técnicas más conocidas para elaborar distintos guisos que cuenta con una larga tradición. Consiste en un puchero de porcelana o barro que se coloca en una carcasa de metal para poder hacer el guiso a la brasa. Un invento de maquinistas, fogoneros y guardafrenos del ferrocarril Bilbao - La Robla que se inauguró en 1984. Desde entonces, su uso se ha extendido por toda Cantabria y es ya todo un símbolo de la cocina de esta región.

Este concurso permite que tanto cántabros como visitantes puedan conocer a fondo estos tres platos que conforman el patrimonio culinario de Cantabria y además, es una buena oportunidad para salir a comer fuera pues el precio de los menús rondará entre los diez y treinta euros.
Un jurado formado por un grupo de profesionales pertenecientes al mundo de la gastronomía degustará los platos elaborados por los restaurantes y los puntuará de 1 a 10 puntos en función de su sabor, su textura y la materia prima. El martes 26 de marzo será el día en el que se comuniquen los ganadores del concurso. La mejor preparación de cada plato obtendrá el primer premio que consiste en una promoción publicitaria en formato publireportaje en el Diario Montañés Multimedia por valor de 3000 euros. El segundo y tercer premio de cada categoría obtendrán un diploma acreditativo.


  0 COMENTARIOS











AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Diego SOTO GALLARDO.

Cocina basada en la calidad del producto, tratado con mimo, una cuidada elaboración y una ejecución con una estética delicada, sencilla y elegante.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS