Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6641 recetas de cocina   |   16165 noticias de gastronomia   |   560 autores   |   21 empresas



Happy Food Therapy



@lunwerg @marevagillioz @afuegolentocom
share by WhatsApp

Libros de Cocina y Gastronomía

Un libro para reforzar nuestro bienestar y sistema inmune a través de la alimentación, los hábitos saludables y el cuidado de la microbiota MAREVA GILLIOZ

  • Comemos según lo que sentimos y sentimos según lo que comemos y digerimos, ¡nosotros y nuestras bacterias! Su bienestar es el nuestro, somos uno. En este libro la dietista y coach Mareva Gillioz nos propone emprender un camino integral de autoconocimiento para comprender la relación del intestino con la salud y las emociones.

  • La autora comparte su filosofía Happy Food Therapy en la que nos brinda las claves para poder llevar una alimentación e higiene de vida que potencien nuestra felicidad y buen humor y refuercen nuestra inmunidad, previniendo así enfermedades y virus a través del cuidado de nuestra microbiota.

  • Desde un riguroso abordaje científico e integrativo, esta guía proporciona un sinfín de herramientas para poner en práctica hábitos para nuestro autocuidado físico y psicoemocional: rutinas sencillas, reflexiones para «cambiar el chip», consejos de nutrición antiinflamatoria y más de 30 recetas pre y probióticas para abrazar un estilo de vida más saludable y happy.

  • Ha llegado la hora de despertar, actuar y prevenir. ¿A qué esperas para incorporar la Happy Food Therapy a tu vida?

  • A nuestro alcance está descubrir lo poderosos y extraordinarios que somos particularmente y también todo nuestro sistema digestivo. Todo aquel que continúe pensando que solo posee un cerebro, conocerá a través de este libro lo afortunados que somos, porque no tenemos ni uno, ni dos, sino ¡tres cerebros!, cada uno de ellos con sus propias neuronas. Si pensábamos que la salud y la felicidad eran algo reservado a los afortunados, la autora nos convence de que depende sobre todo de uno mismo y de cómo cuidas lo que llevas ahí dentro, en tu querida tripa, tu microbiota.

    No es de extrañar que en nuestra sociedad actual, con los ritmos, la alimentación y el estilo de vida tan antinaturales que llevamos, se potencie cada vez más el círculo vicioso de estrés- ansiedad-insomnio-depresión. Día a día vamos alterando nuestra alimentación e higiene de vida, lo que nos lleva a un empobrecimiento de nuestro terreno y a un ecosistema intestinal vulnerable a ataques infecciosos, como la enfermedad vírica Covid-19, y a patologías digestivas, inflamatorias, metabólicas, hormonales, psicoemocionales, degenerativas o autoinmunes, cada vez más frecuentes. Y

    es que con un intestino enfermo es imposible encontrarnos bien, de la misma manera que con un planeta enfermo es imposible alimentarnos y vivir bien.

    Mareva Gillioz, reputada dietista
    integrativa y coach, nos convence de que
    la
    alimentación es energía
    , un vínculo con la
    vida, una gasolina que nutre no solo cada
    célula si no también las bacterias amigas de
    nuestro cuerpo, además de nuestras
    emociones y nuestra alma. Es un intercambio entre lo externo y lo interno, un diálogo, un encuentro, una información que se procesa, absorbe, excreta y recicla.

    Somos máquinas en constante procesamiento, digestión y sentimiento. Y por eso la alimentación que la autora defiende es tanto física como emocional, tanto la que proviene del plato como la que respiramos, observamos, pensamos, sentimos y escuchamos. La que nos nutre a través de todos los sentidos.

    Pero mi propio proceso lo empecé de verdad en el teatro, una
    de las mejores escuelas de autoconocimiento que existen y
    que recomiendo a muchos de mis pacientes. A los dieciocho
    años me fui sola a Los Ángeles a estudiar interpretación, con
    una sed inagotable de explorar el mundo de las emociones y
    del comportamiento del ser humano que tanto me fascinaba.
    Un reto maravilloso en el que, además, comencé a
    interesarme paralelamente por el saludable estilo de vida
    californiano. Deporte y nutrición healthy son allí una religión,
    aunque debo decir que no tanto por una cuestión de salud,
    sino más bien por estética y culto a la belleza. Sin embargo,
    mis múltiples dolencias (hinchazón, estreñimiento, migrañas,
    asma, cistitis y alergias) persistían, y no fue hasta mi regreso
    a Barcelona, cinco años más tarde, harta y desesperada tras
    probar diversos tratamientos médicos que no resolvían nada, cuando decidí ocuparme yo misma de mi propia salud. Ocuparme para dejar de preocuparme. Eso sí fue puro empoderamiento.

    Decidí formarme oficialmente como dietista y fue una verdadera revelación. ¡Por fin todo cobró sentido! Pude entender, desde el más puro entusiasmo, el porqué de mis males y dolores: el intestino, el epicentro de nuestra salud. En él encontré un puente de conexión entre el mundo de las emociones y el de la nutrición. De hecho, son dos mundos que inciden mucho el uno en el otro, y creo que fue esta conexión bidireccional lo que acabó de cautivarme por completo. Es una relación estrecha que vi rápidamente en consulta».

    EMOCIONES Y NUTRICIÓN, UN BINOMIO INDIVISIBLE

    Hay que tratar a la par las emociones y la nutrición si queremos hacer del cambio una verdadera transformación. Cuando queremos cambiar de hábitos alimentarios, no basta con saber lo que hay que hacer, sino también saber cómo hacerlo posible en base a nuestra propia realidad (creencias y circunstancias), porque si no el cambio no se producirá nunca.

    Detrás de toda manera de alimentarse, hay un mapa psicoemocional, y una situación concreta que debemos tener en cuenta en todo momento. Nuestro mundo interior y exterior conviven y se modulan entre sí, las veinticuatro horas del día, sin excepción. Por eso, cuando buscamos la salud y la felicidad como un modo de vida, estamos en el fondo buscando adoptar una actitud basada en un auténtico trabajo de transformación y de dosis de conciencia.

    Dejemos a un lado el mundo happy flower y apostemos por un bienestar más honesto, profundo y sólido, en definitiva, real. Uno que solo puede conseguirse si aprendemos a integrar, a gestionar y hasta a dialogar con nuestros fracasos y emociones, incluidas las desagradables.

    EL PODER DEL AUTOCHEQUEO

    Tú eres naturaleza y, al igual que ella nos habla con sus colores, sonidos y formas, tu cuerpo también lo hace. Él interactúa y se comunica con tus tres cerebros y tu microbiota, y dialoga contigo día a día. Tu cuerpo se expresa y se manifiesta emitiéndote señales de cómo se encuentra tanto por dentro como por fuera, aunque tú no siempre te des cuenta. Por eso la acción de la autoobservación es tan increíblemente poderosa.

    Busca siempre el origen de las señales dentro y
    fuera de ti
    , sin alarma ni obsesión, pero con la
    responsabilidad y el poder que se te otorgaron al
    recibir un cuerpo bendito como el que tienes, el
    único que va a acompañarte en este viaje llamado vida. Él no quiere fastidiarte sino ayudarte, y su modo de comunicarse contigo y avisarte de que algo no va bien es mediante tus síntomas. Así que adopta como ritual la autoobservación. No esperes una manifestación mayor, más visible y agresiva para que se produzca tu reacción
    . Actúa hoy para no tener que «sobreactuar» y agotarte mañana.

    Dejemos pues de creer que el destino de nuestra salud depende únicamente de la genética o de la buena o mala suerte, y abandonemos esa relación pasiva con nuestro cuerpo y mente. ¡Es hora de despertar, de actuar e incluso de prevenir!

    ¿SOMOS CONSCIENTES DE NUESTRO CUERPO? UN RITUAL

    El autoconocimiento es sinónimo de toma de conciencia de quién eres, y el autochequeo, de cómo estás. Pero ¿cómo traer esta conciencia necesaria a nuestro día a día en un mundo tan veloz, tan lleno de ruido mental, de distracciones y de quehaceres?

    El libro propone, entre otros, este ejercicio. Para hacerlo, puedes estar de pie o sentado, con los ojos cerrados o abiertos, solo o acompañado, lo importante es que dejes de lado lo que estés haciendo y que conviertas este ritual en un acto de pausa, para concentrarte solo en tu cuerpo físico mientras apaciguas tu mente y tu emoción.

    • Inspira lentamente por la nariz durante unos 3-6 segundos, y presta especial atención a cómo entra el aire por cada una de tus fosas nasales mientras se hincha el abdomen.

    • Contén la respiración unos 3-6 segundos (o hasta donde aguantes), y luego espira leeeentamente por la nariz. Intenta usar el doble de segundos que en la inspiración, unos 6-9 segundos, sintiendo como sale el aire mientras se deshincha tu abdomen.

    • Contén de nuevo la respiración unos 3-6 segundos.

    • 5 SEÑALES PARA NO ELEGIR UN PRODUCTO EN EL SÚPER

      1. Que lleve más de 6-7 ingredientes (salvo si es un plato muy variado).

      2. Que los primeros de la lista no coincidan con lo que se anuncia del producto o sean el azúcar, las harinas refinadas o el aceite vegetal parcialmente hidrogenado (refinado). El orden de los ingredientes aparece en función de su cantidad en el producto, de más a menos.

      3. Que supere el 5 % de azúcares añadidos.

      4. Que lleve más de 0,75 gramos de

        sal/100 gramos.

      5. Que lleve más de 3 ingredientes

        extraños e imposibles de entender,
        como por ejemplo el polisorbato 80 (E-433), un aditivo emulsionante especialmente nocivo para nuestra microbiota.

      6. NDICE DE CONTENIDOS

        INTRODUCCIÓN

        PARTE I. EL AUTOCONOCIMIENTO

        1. Redescubre tu interior

          El tracto gastrointestinal, el procesador
          El intestino, nuestro epicentro La microbiota, nuestro gran órgano modulador

          Nuestro tercer cerebro

        2. El poder del autochequeo

          La autoobservación como ritual Las deposiciones maestras Disbiosis, hiperpermeabilidad e inflamación

          Feliz evacuación

        PARTE II. LA BUENA HIGIENE

        1. Higiene bucal

          La boca, entrada de tu templo

        2. Higiene alimentaria

          Dieta felizmente imperfecta Amistades peligrosas y sus alternativas

        Amigos para siempre
        La compra que empodera Pirámide alimentaria Happy Food Therapy
        Combinaciones saludables y digestivas
        El cambio: ¿Por dónde empiezo? La cocina que libera
        El hambre es emocional

        1. Higiene de vida

          Gestión del estrés

        2. Higiene de pensamientos y emociones

          Alimenta tu autoestima

        PARTE III. LA SIMBIOSIS

        7. Interconexión
        Los diez mandamientos Pirámide simbiótica Happy Food Therapy
        Menú 5 sentidos
        Alquimia en la cocina

        RECETAS HAPPY FOOD THERAPY AGRADECIMIENTOS REFERENCIAS

        SOBRE LA AUTORA

        Mareva Gillioz es dietista integrativa y coach, especializada en dietoterapia digestiva y microbiota, así como en psiconutrición, crecimiento personal, cocina terapéutica y naturopatía. Cuenta con las certificaciones del Instituto Kousmine de Suiza, de la International Association of Coaching (IAC), y del Culinary Institute de Matthew Kenney de Los Ángeles, entre otras.

        Gran comunicadora, colabora en varios medios e imparte talleres y conferencias, además de llevar más de diez dirigiendo su propia consulta y asesorando a empresas.

        Su misión es inspirar y guiar a personas que desean reeducarse en el campo de la nutrición con el objetivo de encontrar el bienestar, el equilibrio y la felicidad; todo ello siempre bajo su filosofía personal y profesional Happy Food Therapy.



  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Martín Lippo

“La cocina es vida, es movimiento, es aprendizaje, es creación, por eso tengo un taller y no un restaurante”

3 recetas publicadas

Ver blog del autor
















Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS