Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6057 recetas de cocina   |   15861 noticias de gastronomia   |   443 autores   |   21 empresas



Dieta Mediterránea



share by WhatsApp

Es una herencia cultural de los países de la cuenca mediterránea, que comparten productos, técnicas de cultivo, sabores, colores, mitología, etc. Se ha transmitido de generación en generación y en cada una de ellas ha incorporado nuevos productos y técnicas culinarias, pero siempre lo importante ha sido comer y beber juntos, por ello el ingrediente principal de la dieta mediterránea, es la sociabilidad.

El resto de ingredientes fundamentales son sobre todo, el trigo, la vid y el olivo. Sin olvidar las legumbres, verduras, frutas, pescados, quesos y frutos secos.

Sobre todo se comen vegetales, pan, arroz, pasta, legumbres, pescado,frutas y frutos secos, como grasa se utiliza casi en exclusividad aceite de oliva y siempre un vaso de buen vino. Las aves, huevos y lácteos, se consumen con moderación y la carne roja, muy poco.

Con todo esto conseguimos una dieta equilibrada y saludable, con un aporte de nutrientes correcto, un consumo bajo de grasas saturadas y elevado si son insaturadas. Así como un aporte elevado de fibra y de compuestos antioxidantes tan beneficiosos para la salud y la longevidad.

Hasta la segunda mitad del siglo XX, no se empezó a hablar de dieta mediterránea. Gracias a los estudios de Leland G. Allbaugh, que comparaba la dieta de los cretenses y los estadounidenses, observando en los primeros una significativa disminución de las enfermedades coronarias y todo debido a su estilo de vida.

Actualmente los mejores embajadores de esta dieta, convertida en Patrimonio Cultural de la Humanidad, son España, Italia, Grecia, sur de Francia y Malta.

Los principios básicos son:

-       Utilizar siempre el aceite de oliva, tanto en crudo como para frituras.

-       Sobre todo platos vegetales.

-       Cereales en forma de pan o pastas, aportan la energía necesaria.

-       Productos frescos y de temporada, hay que huir de los alimentos prefabricados.

-       Los lácteos como yogur y queso, que pueden ser desnatados, aportan las proteínas necesarias y equilibran la flora intestinal.

-       Evitar las carnes rojas, que son tóxicas para el organismo.

-       Comer pescado sin límites y pocos huevos, en contrapartida.

-       Como postre y en meriendas, frutas frescas son la mejor opción.

-       Beber mucha agua beneficia todas las funciones del cuerpo y un vasito de vino en las comidas, también es saludable.

-       Hacer ejercicio, no hace falta correr la maratón, solo caminar, nadar, subir escaleras, es suficiente.

Con seguir estos sencillos consejos mejora de forma apreciable la salud y a largo plazo, se padece menos de enfermedades como el Alzheimer o la demencia senil. Se disminuye además el riesgo de obesidad, hipertensión, diabetes, infartos o accidentes vasculares.

Como vemos todo son ventajas y además siguiendo estos sencillos consejos, la salud mejora y con ello el estilo de vida, siendo más placentero y relajado.

Como recomendación de restaurantes emblemáticos de dieta mediterránea, tenemos en Barcelona, el “Miramar Restaurant Garden & Club” y “La Terraza de Clarís”.

En Madrid, “Paradis Madrid” y “Amayra”.



  0 COMENTARIOS








AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS