5545 recetas de cocina   |   15649 noticias de gastronomia   |   341 autores   |   11 empresas


vamos a cocinar toda la familia

Cuatro Guisos Y un Experimento



share by WhatsApp



Las recetas de hoy son muy especiales. No hay nada mejor que entrar en una casa, cuando se está cocinando un buen guiso, con la lástima de que hoy en día vamos siempre corriendo de un lado para otro y no tenemos el tiempo suficiente para dedicarle a estos sabrosos platos. ¡Pero esta vez lo vamos a hacer!

Entrar en la cocina y dejarse envolver por la infinidad de olores que salen de la cazuela es uno los mayores placeres, (bueno, el mayor placer es sentarse a la mesa y comérselo) y además guardan la sabiduría popular de mezclas de sabores, productos, aromas, etc.


Salchichas guisadas con champiñones
Ingredientes para 4 personas:

750 gr. de salchichas
500 gr. de champiñones
250 gr. de beicon cortado en tiras gruesas
1 litro de caldo
2 dientes de ajo
2 cebollas medianas
1 manojo de zanahorias mini (si no las encuentras fresca, puedes utilizar las de bote)
1/2 cucharadita de mostaza
1 hoja de laurel
1 pizca de tomillo
perejil picado
aceite
sal

Elaboración:

Como en esta receta, vamos a utilizar muchos ingredientes, vamos a prepararlos primero para que después nos sea más fácil y cómodo trabajar.

Primero pelaremos y cortaremos la cebolla en 6-8 trozos, picaremos finos los dientes de ajo. Con cuidado le quitaremos la corteza a las tiras de beicon y lo cortaremos en dados más o menos pequeños. Lavamos muy bien los champiñones para quitarle toda la tierra que puedan tener, una vez limpios, los pequeños los cortamos por la mitad y los grandes en 4-6 trozos.

Picamos el perejil, preparamos en diferentes platitos, la mostaza y las hierbas aromáticas. Ponemos a calentar el caldo en una olla a fuego suave.

Bien, ahora que ya lo tenemos todo a punto, ya podemos empezar. Ponemos un poco de aceite en una cazuela y freímos un poco las salchichas, cuando empiecen a dorarse, las retiramos, añadimos la cebolla, el ajo y el beicon, cuando la cebolla esté lista, incorporamos los champiñones, el tomillo, el laurel y la mostaza, pasados unos 5 minutos, añadiremos un poco de caldo y lo dejamos cocer todo junto durante 5 minutos más. Si utilizas zanahorias frescas, ahora es el momento de ponerlas en la cazuela.

Ponemos las salchichas al guiso, tapamos la cazuela y dejamos a fuego lento durante 15-20 minutos. Si utilizas zanahorias de bote, ten en cuenta que ya están cocidas, por lo tanto las tendremos que añadir casi al final para que no se deshagan.

Si la salsa nos queda un poco líquida, la podemos espesar con un poco de maicena disuelta en agua.

Decoramos los platos con un poco de perejil picado por encima.


Estofado de cordero
Ingredientes para 4-6 personas:

1 kilo de cuello de cordero cortado en trocitos
750 gr. de patatas medianas
3 cebollas grandes
1/2 litro de caldo de verduras
2 calabacines pequeños
1 pizca de canela
1 pizca de tomillo
40 gr. de mantequilla
aceite
sal

Elaboración:

Ponemos un poco de aceite y la mantequilla en una sartén, cuando la mantequilla se haya derretido, ponemos a dorar los trozos de cordero, cuando estén listos, los retiramos.

Pelamos y cortamos las cebollas y las patatas en rodajas (tenemos que procurar que nos queden más o menos todas del mismo grosor) lavamos bien los calabacines y los cortamos también en rodajas.

En una cazuela ancha, ponemos un poco de aceite, colocamos una capa de patatas, una de cebollas y una de calabacín, espolvoreamos todo con un poco de sal, de canela y de tomillo.

Añadimos los trozos de cordero y los tapamos con otra capa de verduras, un poquito más de sal y de especias y ya lo tenemos casi a punto.

Lo cubrimos todo con el caldo y lo ponemos al fuego, cuando empiece a hervir, lo tapamos y lo dejamos cocer a fuego lento más o menos 1 hora.


Guiso de ternera y almendras
Ingredientes para 4-6 personas:

1 kilo de carne de ternera cortada en dados
100 gr. de almendra fileteada
1 cebolla
1 bote de tomate triturado
3 zanahorias
1/2 cucharadita de orégano
1 pizca de azúcar
harina
aceite
sal

Elaboración:

Ponemos aceite en una cazuela y doramos la cebolla, picada fina, cuando esté lista, añadimos el tomate, el orégano y la pizca de azúcar, para quitarle un poco la acidez que tiene el tomate) lo dejamos cocer todo junto de 15 a 20 minutos.

Ponemos sal a la carne y la pasamos por harina, antes de ponerla en la sartén para freírla, tenemos que quitarle el exceso de harina. Cuando toda la carne esté a punto, la añadimos a la cazuela donde tenemos el tomate y la cebolla, lo removemos bien, incorporamos las almendras, lo tapamos y dejamos cocinar durante 1 hora aproximadamente, tenemos que ir removiéndolo de vez en cuando para que se mezclen bien todos los sabores, si vemos que se seca demasiado, le añadimos un poco de agua o de caldo de ternera o de verduras.


Cazuela de cerdo con verduras
Ingredientes para 4-6 personas:

1 kilo de carne de cerdo de la parte del cuello cortada en filetes
200 gr. de cebollitas pequeñas
2 patatas
2 zanahorias
150 gr. de judías tiernas
1 tallo de apio
200 gr. de habas
la piel rallada de 1/2 limón
la piel rallada de 1/2 naranja
1/2 litro de caldo
harina
aceite
sal

Elaboración:

En primer lugar, tenemos que preparar las verduras, pelaremos las cebollitas, las patatas y las zanahorias, una vez peladas, cortaremos las zanahoria en rodajas un poco gruesas, las patatas en dados y las cebollitas las dejamos enteras.

Lavamos las judías y el apio, lo cortamos en trozos de 1 centímetro más o menos, ponemos las habas a hervir durante 5 minutos, las escurrimos y las reservamos.

Ponemos sal a la carne y la pasamos por harina, la freímos hasta que coja un poco de color.

En una cazuela, ponemos la carne, junto con el caldo y la piel rallada del limón y de la naranja, cuando empiece a hervir, añadimos las verduras, bajamos el fuego y lo dejamos cocer hasta que todos los ingredientes estén tiernos.



¿Qué sabemos de los guisos?


Experimento: ¿Puede una zanahoria cambiar de tamaño?




¿Qué sucede si ponemos una zanahoria en remojo en dos líquidos diferentes? Vamos a averiguarlo.

Necesitaremos:

2 vasos de vidrio largos
1 espátula de madera
3 zanahorias
agua del grifo
sal de cocina

Lo haremos de la siguiente forma:

En primer lugar, tendremos que buscar 3 zanahorias que sean de un tamaño lo más parecido posible para poder comprobar las diferencias al final del experimento.

Con una de las zanahorias no haremos nada, la segunda zanahoria, la pondremos en uno de los vasos con el agua del grifo, tendremos que tener la precaución de cubrirla bien.

La tercera zanahoria la pondremos en un vaso en el que habremos disuelto una gran cantidad de sal (de la que tenemos en la cocina) en un poco de agua, tiene que quedar con una textura pastosa, este tipo de preparado se llama salmuera y es habitual en la conservación, fijaros en los botes de anchoas.

Esperamos un día o dos y veremos lo que pasa, la zanahoria que hemos puesto en agua solamente habrá aumentado de tamaño, mientras que la sumergida en el agua con sal se habrá consumido y aparecerá más delgada que el día anterior.

Este ?fenómeno? lo encontramos normalmente en la cocina cuando cocemos legumbres o arroz observamos claramente el aumento de tamaño de los granos, mientras que cuando se somete a salazón al jamón o al bacalao sucede justo lo contrario.
 



  0 COMENTARIOS





AUTOR DESTACADO

   

TONI BOTELLA

“Ni cocina al vacio ni a baja temperatura ni nueva tecnología” (Luego nos dice que en realidad es cocina sin aire , que 70ºc sin aire es un infierno y que esta técnica existe en cocinas desde 1973)

4 recetas publicadas

Ver blog del autor




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE








Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2019. 23 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS