Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6058 recetas de cocina   |   15862 noticias de gastronomia   |   443 autores   |   21 empresas



Un exquisito postre pensado para los más pequeños

Chulas Del Capitán Pescanova de Merluza Y Manzana



Chulas del capitán Pescanova.
share by WhatsApp

Alfonso Díaz
El jardinero azul ¡Permiso para subir a bordo!

A veces, no todo es lo que parece. Un exquisito postre con chocolate, canela y leche puede ser una rica fuente de proteína marina. Alimentar a los más pequeños con Omega 3 en vena, y sin que se den cue ta, es posible. Alfonso Díaz lo descubrió y es propietario de la patente. Aquí, nos regala un ejemplo, recogido en su libro"Las 5 W de una fritura saludable". Buen provecho.

Pensando en los niños que, por lo general, no comen mucha proteína marina, hay que perder el miedo a utilizar el pescado en sus platos: este es un claro y original ejemplo.

En un vaso de leche hirviendo aromatizamos con la ayuda de 1 rama de canela, 1 monda de limón, una pizca de sal y 10 cucharadas de azúcar.

Una vez hervido, cocemos en esa leche 2 filetes de merluza descongelada, sin piel y sin espina, tipo "Pescanova", y retiramos la canela y el limón.

Incorporamos 5 rebanadas de pan de molde sin corteza, como primera prueba de aproximación, y lo vamos removiendo todo hasta formar una pasta. Dejamos que enfríe.

En un bol batimos 1 huevo. Cuando la pasta esté más templada, la mezclamos con el huevo batido y le añadimos 1 manzana en dados pequeños o rallada, o bien la fruta que nos guste, que podemos cocerla junto con el pescado.

 

En una sartén con abundante aceite de oliva virgen extra, "Aires de Jaén", de unos dos dedos de altura, y con un trozo de monda de limón,  echamos una primera cucharada de prueba de la mezcla a una temperatura de 160ºC.

Si nos gusta, continuamos, y si la preferimos más compacta, no pasa nada. Añadimos 2 rebanadas más de pan a la mezcla, lo removemos bien y repetimos la operación.

Así, vamos friendo cucharadas de esa mezcla compacta una a una.

Cuando vemos que ya ha cogido cuerpo por la parte inferior, le podemos dar la vuelta y así, girándola, se irá formando una película uniforme por los dos lados.

Retiramos, como ya sabemos, escurrimos y sonreímos al ver que el producto sale con muy poco aceite.

Dejamos atemperar y servimos las chulas de merluza y manzana en una fuente sobre una oblea de papel, para después espolvorearlas con azúcar glas y canela. También se puede servir sobre un lago de chocolate negro derretido. 

Como ya hemos dicho, la textura de estas chulas variará en función de la cantidad de pan que utilicemos y, por lo tanto,  según nuestro gusto, añadiremos más o menos rebanadas de pan de molde a la mezcla.

 

¡Buen provecho!



  0 COMENTARIOS








AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS