6729 recetas de cocina   |   16248 noticias de gastronomia   |   565 autores   |   21 empresas



¿Y Ahora Comemos Pescado Radiactivo?



share by WhatsApp

Matteo Gaffoglio
Comunicador y experto en gastronomía

 

SushiDespués de los pollos, huevos y cerdos a la dioxina de criaderos alemanes, alimentos esenciales para los humanos; pero también carne de procedencia británica de hace algunos años, de la pobre vaca ‘loca’ que, no por su culpa, porque a lo sumo, loco era el ganadero irresponsable (por no decir palabras de mayor efecto y ofensivas), por haber nutrido con pienso no idóneo y peligrosísimo a los animales herbívoros. En este caso de la vaca (animal sagrado en India) a la cual se le debería mayor respeto, cuidado y buen pienso para nutrir su fuente inagotable de su precioso ‘oro blanco’, con el cual alimenta la humanidad entera, sobre todo a la niñez. Sin olvidar los múltiples buenos productos derivados de la leche.

 

Y si todo esto no bastara, desde Japón, una estela radioactiva que se ha difundido por los aires y también (no de menos peligrosa) que se fue andando a través de los mares y océanos del globo contaminando inevitablemente a todos (pero se espera sólo a una parte) los seres marinos, es decir, los otros tantos preciosos productos pesqueros, igualmente insustituible alimento para los humanos, corren el riesgo que estén inevitablemente contaminados por la radioactividad.

 

Desdichadamente lo que ha sucedido en Japón es sin precedentes: un gigantesco tsunami que ha invadido parte del territorio del norte, en la zona del Hokkadio, devastando pueblos, ciudades y las centrales atómicas de la localidad de Fukushima; sembrando muerte entre seres humanos y animales de todos los géneros. Además, ese exceso de agua oceánica hizo derribar también una grande diga, cuya agua, limo y terreno fangoso a su vez, ha inundado y destruido borrando otros pueblos y ciudades, sepultando todo lo que encontraba en su recorrido. Así que ahora, justo en el periodo con los cerezos en flor llamados sakura, una belleza única, las familias japonesas se dan cita en esos magníficos e inmensos parques para festejar la primavera; mientras, más allá en el norte, los ciudadanos que sobrevivieron en la zona destruida han vuelto a esperar en la reconstrucción tratando de volver a la vida normal, aunque eso necesitará años.

 

Pero el tam-tam del miedo pasando por la parte nórdica del hemisferio se hizo ‘oír’ hasta a Europa e Italia (…), cuyos ciudadanos, temiendo la contaminación, por unos días cesaron de comprar pescados y verduras, aunque ese peligro no duró mucho, porque los aparatos relevaron poquísima radioactividad, mejor dicho, nada más que esa parte infinitesimal que ya existe en la vida normal. No de menos muchos restaurantes que en los menús tenían especificadas las calorías de los platos, ahora estos mismos tienen especificados: ‘contaminación free’(…). En efecto los patrones se han dotado de contadores de partículas ionizantes Geiger, para asegurar a los propios huéspedes que comen tranquilos, porque los platos están controlados hasta la salida de la cocina (y los técnicos por su parte, ya han dicho que estos aparatos así no sirven, tienen que ser especializados para el uso).

 

Y siempre para tranquilizar a los consumidores, una comunicación Fuente Car informó de dónde provienen los productos pesqueros a las mesas de los italianos. El 60% del pescado consumido en Italia es constituido por especies pescadas en el mar. El 40% proviene de los criaderos, cuyo porcentaje de aquello criado está en continua crecida, y los expertos prevén que en los próximos años devendrá igual aquella de los peces pescados. El 50% del pescado proviene del Mar Mediterráneo: una mitad desde el Tirreno, la otra mitad dividida en el 30% desde el Adriático y el 20% de los mares meridionales. En el canal de Sicilia se pescan peces espadas y atunes, boquerones, mujoles, meros, rapes, doradas, rodaballos, lubinas, etc. El otro 50% está dividido en 20% costas atlánticas de Francia y España (boquerones, doradas, lubinas, atunes, merluzas, y otros peces pelágicos). El 15% de los mares africanos de Senegal y Costa de Marfil; y el 15% de los mares del Norte (merluzas y salmones). Las truchas son el 100% italianas y también el 70-80% de lubinas y doradas; y el 100% de almejas, mejillones, bogavante son de acuicultura.

 

El mar como siempre se piensa que sea infinito, por consecuencia talmente grande para absorber todas las sustancias contaminantes y que no dañan a los peces. Pero no es así, y la pregunta que persigue a todos es: ¿Cuánto está contaminado y de qué calidad es el pescado que se come hoy en día en Italia? Ya que un Organismo de la Onu la Unep, reporta que las industrias costeñas vierten en el mar casi 100 mil toneladas de metales pesados, microorganismos indeseados. Además del plomo, mercurio, cadmio y Pcb, a veces encontrados en cantidades tres-cuatro veces el valor guía de la Ue, también fuera de las zonas del Adriático prohibidas a la pesca. La seguridad de los peces varía según las especies y la procedencia, pero en general vale un principio: pescados grandes como espadas y atunes contienen más contaminantes porque se les acumulan comiéndose los peces más pequeños, que ellos también no están inmunes siendo más delicados pero ya llevan trazas de cúmulo. Por cierto los atunes rojos son los que sufren más por grave explotación, porque vienen engordados desmedidamente para ser después enviados para los elaborados como los sushi, sashimi, y otro manjares similares, todos prevalentemente crudos.

 

El pescado radioactivo no estaría sólo en los rumores y en el miedo, porque hay también pescados importados desde el Japón, sobre todo los productos que son consumidos crudos; además de otro peligro que se debería también tener en cuenta, en los pescados que se comen en Italia hay residuos de fármacos y agentes contaminantes, aunque no superan el límite consentido, pero el riesgo es el efecto acumulo.

 

Eva Alessi, bióloga de Wwf, tranquiliza: “Debido a las cantidades muy reducidas no hay peligros inmediatos para la salud, sino que hay riesgo de acumulo debido a la exposición crónica porque estos compuestos, extremamente difundidos en el ambiente, están siempre más presentes en los alimentos que comemos”.

 

Se han hecho también estudios, por parte de buscadores del Inran, sobre el mercurio en los muslos del atún rojo. Elena Orban resume los resultados: “El nivel de mercurio varia según la talla, los atunes de 25 Kg tenían niveles de 0,5-0,7 mg por Kg de producto y la ley prevé que se pueda llegar hasta a 1 miligramo. El mercurio en concentraciones altas provoca daño al sistema nervioso, para superar el nivel máximo de consumo semanal (0.3 mg) deberíamos comernos en siete día por lo menos 1 Kilo.

 Los hermosos sakura

 

Alessandro Gianní, responsable del Greenpeace, refiere que las normas Ue admiten para el pez espada y atún un cuantitativo de mercurio doble respecto a las otras especies, pero ahora estos límites han sido elevados. Los peces más pequeños tienen vida más breve, entonces acumulan menos sustancias nocivas, para ellos el nivel de mercurio está entre el 0,01 y 0.1 mg/Kg. El salmón llega a Italia desde criaderos de los mares abiertos de Noruega, Escocia, Gran Bretaña, Irlanda, Canadá y Chile, sufre por la contaminación de policlorobifenil, ahora prohibido pero todavía presente en el mar. Pero estos mismos pueden contener también residuos de antibióticos, porque una ley europea consiente el uso para algunas curas de enfermedades. Otro similar problema lo tienen los camarones de China, Filipinas, Indonesia, Vietnam, Tailandia y América Latina, se han encontrado trazas de antibióticos veterinarios como los nitrofuranos, prohibidos en Europa ya desde 1995. Y todavía siguen siendo importados …

 

Y para no amargarse más de la cuenta se concluye con una humorada marinera: Un hombre que va al mar por primera vez y todo maravillado exclama: ¡Cuánta agua que veo, cuanta agua! Un pescador que estaba cerca responde: ¡Sí, pero por debajo hay mucho más!  



  5 COMENTARIOS




11/05/2016  |  6:10
Este artículo es muy bueno, y creemos que merece tener la difusión que le corresponde. Nuestras páginas son seguidas, o visistads diariamente, en casi 370 mil millones de veces, u ocasiones, de las cuales el el 42% son de talianos. Si usted nos lo permite y/o autoriza, podríamos publicarlo, incluso si dispone de mayor información o se ha detallado más el estudio, agardececeríamos que nos lo hiciera llegar. Y este mensaje es extensivo a cualquier otra publicación interesante suya, y que usted desee, o crea conveniente que tenga y disponga de la correspondiente difusión. Le damos las gracias de antemano, y le remitimos nuestro más sincero agradecimiento, por su inestimable colaboración.
100% de 1

15/03/2016  |  15:19
me sirvio un poco para la tarea , un poco buena la paguina
100% de 1

15/03/2016  |  15:19
Como siempre, magníofico artículo- Magistralmente mezclada la desgracia del Tunami con el interés culinario.
100% de 1

15/03/2016  |  15:19
Bueno, la verdad aqui en Colombia que nos llega bastante robalo Vietnamita, la gente en los restaurantes ya esta esquiva a consumirlo, sobre todo ahora que llega la semana santa.
100% de 1

15/03/2016  |  15:19
que vean LA PAGINA : http://concienciaradio.com/fukushima/costas-de-baja-california-corren-peligro.html
TODA VIA METEN 100 TOMELADAS AL DIA EN EL OCEANO CONTAMINANDO LA PLANETA
uN APARATO geiger POR SUPUESTO FUNCIONA NO TE PREOCUPES LOS COBARDES MENTIROSOS
QUIEREN VENDER PESCADO QUE TU MUERES NO IMPORTA
DEJA DE COMER PESCADO LOS PRIMEROS 15 AÑOS YA!! BUSCA OTRAS SOLUCIONES
100% de 1

SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Bernd Horst Knöller

él personalmente todos los días a hacer la compra para el restaurante y a la subasta de la Lonja de pescadores para encontrar los mejores ejemplares.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS