6783 recetas de cocina   |   16395 noticias de gastronomia   |   564 autores   |   21 empresas



Simbiosis



share by WhatsApp

Eduardo Suárez Del Real
Me encanta la gastronomia y escribir cuentos

Elogio a Mallorca

La trasgresión y la tradición se dan la mano en esta rica exposición.

Lo más rico, lo más hermoso, lo más bueno del mundo: tiene puesto un letrero invisible. No tocar.

Somos animales sociales y aceptamos no tocar, aunque nos apetezca.

Mucho menos morder.

El letrero se hace visible en los museos, en las galerías de arte? y en las tiendas de golosinas.

Y no tocamos? ni con las manos, ni con la lengua, ni con los labios.

Las cámaras nos vigilan.

Sólo nos es permitido tocar con la vista.

Y aquí entramos a un territorio conocido, la abuela no sólo lo permitía, sino que nos incitaba.

Ella con sus pucheros fue quien empezó a animar lo inanimado.

?Éstas lentejas dicen cómeme?.

?De la vista nace el amor??
Pero no la toques, sólo mírala.

Así comienzan las frustraciones? que normalmente saciamos con la comida.

Y empezamos a engordar.

Primavera.

La comida cuando está buena, está ?para chuparse los dedos?, pero no está bien visto. Nos los tenemos que chupar a solas, en la intimidad de la cocina, pero nunca en la mesa de un restaurante.

Mojar? mojar tampoco está bien visto. Me refiero a la salsa con el pan? que es lo más bueno del mundo.

Y ya en el límite de las frustraciones desarrollamos el concepto de comer por los ojos.

Vivimos en la era de la imagen, todo nos entra y nos seduce por la vista, consumimos por los ojos, comemos por los ojos, pero ¿cuándo vamos a poder darle una mordida a la gorda del Botero que duerme día y noche en el aeropuerto?

Probar el arte, saborear el arte, hartarse de arte?

Mirar un plato y chupar un cuadro, empalagarse de pintura ¿por qué no?

El arte se fusiona con el arte en las manos de pepepintospintorycocinero.

Ya en las últimas décadas nuestros cocineros nos tienen acostumbrados al preciosismo. Al plato estético. Al alimento como obra visual. No es nuevo el comentario: ?da pena comérselo? ante un modesto trozo de pescado emplatado con maestría. Y ante construcciones verticales que son un guiño a la escultura.

Ya no da pena. Pepepintospintorcocineroyquitapenas. Nos devuelve el placer infantil de meterle mano a lo que nos gusta, de hincarle el diente a lo atractivo y al de mirar y mirar la comida.

Eduardo Suárez, Pepe Pintos, Cristina Cerdó y Antònia Boyeras. Foto: CdM

Palma está de enhorabuena, la fiesta de los sabores y de los colores la celebramos aquí esta noche. Y hoy ?gracias Cristina Cerdó y Antònia Boyeras por vuestro apoyo desde el Imfof ?y gracias a todos vosotros, estamos aquí para celebrarlo y anunciarlo.

Comer por los ojos
Mirar por la boca
Pensar con el estómago
Digerir con el cerebro
Cuadros tocables y masticables que sobrevienen en platos pictóricos
Platos exquisitos y bellos que devienen en cuadros comestibles

Ésta ha sido la penúltima vuelta de tuerca de este loco bajito apasionado efervescente que es Pepepintospintorcocineroquitapenasyartista.

Eduardo Suárez del Real Aguilera
Gerente/Associació Empresarial de Restauració de Mallorca-CAEB



  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Cristian Rivera Rodríguez

Nuestra filosofía se basa en el mejor producto, de cercanía y con el trato justo y necesario para darle el valor que el producto merece.

2 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2022. 27 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS