Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6559 recetas de cocina   |   16116 noticias de gastronomia   |   548 autores   |   21 empresas



Rufianes en la Cocina



share by WhatsApp

Así es el verano para los jóvenes porque el verano es tiempo de aventuras, de experiencias y diversión. Días interminables para dar rienda suelta a la imaginación. Días con los que madurar y aprender a saborear la vida mientras van creciendo. Y, ¿por qué no?, días para fomentar la lectura y aprender a cocinar sin dejar de experimentar el riesgo, mientras una legión de piratas pone rumbo a los mares del sur y nos introducen en su fascinante mundo y en la cultura caribeña. 

¿Quién habría podido imaginar que los filibusteros hubieran tenido interés por la gastronomía? Aquella sociedad nómada también anclaba su nave en torno a una buena mesa para disfrutar de suculentos platos y recrear la vista en el botín. Cierto es que bien ganada tuvieron la fama de su afición por la bebida pero la emoción y el  riesgo eran parte de sus vidas. 
 
Ahora, gracias a un precioso libro de piratas sabemos que los piratas se ponían a cocinar. Ese libro es un regalo para la vista y para jóvenes lectores. Un verdadero tesoro ante el cual mostrarán sorpresa, pero del que dejarán de desconfiar pasadas unas cuantas páginas porque su lectura es tan amena que formará parte de esas lecturas de edad temprana imposibles de olvidar.
 
En La cocina de los filibusteros (Editorial Juventud, 2012) esos jóvenes podrán encontrar aventuras, héroes y villanos, historia y Acras de bacalao, Cabrito massalé, Matotou de cangrejo, Vino de piña, Chocolate caliente a la antillana, Ponche de leche, Langosta asada y Ragú de boniatos. Postres, confituras, pescados y mariscos, y un mar de recetas bucaneras en las que aquellos navíos filibusteros llevaban a cabo tráfico ilegal de productos y especias. Historias de rufianes, de piratas salvajes que hincaban el diente a los pimientos picantes como si se tratase de simples manzanas. Y no es que estuvieran poseídos por el diablo, es que eran hombres recios hechos a la mar.
 
La historia de una cocina de maleantes y malandrines que trafican y transportan tesoros junto a sus piezas de a ocho y piedras preciosas, y practicaban una espectacular cocina en la que sólo los más valientes se aventurarán. 


  0 COMENTARIOS










AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Diego Iglesias

Mi cocina es una cocina de cuidado y buen trato al producto, cocina tradicional, mediterránea, de proximidad y con toques de autor. Me gustan las elaboraciones largas, el xup-xup, que el producto sea la estrella del plato,ne apasiona la cocina tradicional

2 recetas publicadas

Ver blog del autor






SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS