Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6036 recetas de cocina   |   15829 noticias de gastronomia   |   439 autores   |   20 empresas



Recetas Fáciles con Huevo



share by WhatsApp

koldito cocinero
RECORRER LAS COCINAS Y MERCADOS DE LA MANO DE AMIGOS



Seguro que si ahora mismo pedimos que den un salto todos aquellos que ayer, en un momento u otro del día, comieron una tortilla, huevos fritos o cualquier otro plato elaborado con huevo, serían un montón los que saltarían.

El huevo, a pesar de ser un producto al que no le damos casi importancia, es uno de los principales alimentos en nuestra dieta y no solamente en la socorrida tortilla de la cena, ya que es un ingrediente básico y fundamental en infinidad de platos, tanto salados como en postres.

Venga, corriendo a la cocina.


HUEVOS REVUELTOS CON JAMÓN Y ESPÁRRAGOS
Ingredientes para 4 personas:

8 huevos
150 gr. de jamón
20 espárragos
2 cucharadas de nata líquida
4 rebanadas de pan de molde
perejil picado
aceite
sal

Preparación:

Parte los espárragos, tienes que utilizar solamente la parte tierna, pon un poco de aceite en una sartén y fríelos durante unos minutos. Añade el jamón cortado en dados y cuécelo todo junto 2 minutos más, retira el exceso de aceite.

Bate los huevos en un bol, añade la sal, el perejil picado y la nata líquida, incorpora esta mezcla en la sartén donde tienes el jamón y los espárragos.

Con una espátula de madera, remuévelo constantemente hasta que los huevos cuajen y queden tal y como te gustan.

Sirve el plato acompañado de triángulos de pan de molde tostado.


HUEVOS DUROS RELLENOS DE PATÉ
Ingredientes para 4 personas:

8 huevos duros
2 latas de paté
salsa bechamel
queso rallado
sal

Preparación:

Pela los huevos duros y pártelos por la mitad (los tienes que partir a lo largo). Quita las yemas con cuidado de no romper las claras.

En un bol, pon las yemas y con la ayuda de un tenedor pícalas un poco, añade el paté, si quieres puedes utilizar el paté del sabor que prefieras o que te guste más, mézclalo todo bien y rellena los medios huevos.

Ponlos en una fuente que pueda ir al horno y cúbrelos con la bechamel, espolvoréalos con el queso rallado y ponlos a gratinar hasta que el queso se funda.


TORTILLA DE QUESO Y NUECES
Ingredientes para 4 personas:

8 huevos
150 gr. de queso gruyere rallado o el que más te guste
50 gr. de nueces peladas y troceadas
2 cucharadas de nata líquida
aceite
sal

Preparación:

Bate los huevos en un bol, añade el queso rallado, una pizca de sal, las nueces picadas y la nata líquida.

Mézclalo todo muy bien, pon un poco de aceite en una sartén y cuando esté bien caliente, añade la mezcla.

Remuévelo con una espátula de madera y deja que cuaje, dale la vuelta con cuidado con la ayuda de un plato y déjala que cuaje por el otro lado.

Coloca la tortilla en una fuente acompañada con unas hojas de lechuga o 2 tomates partidos por la mitad. Cómetela caliente.


Trucos para saber si un huevo es fresco
Pocas cosas son tan misteriosas como los huevos. Aunque ya sabemos qué nos vamos encontrar dentro cuando rompamos la cáscara, siempre es diferente, descubrir si la yema es más o menos amarilla o si tendremos la suerte de encontrar uno con dos yemas?

Aunque lo más importante es saber si el huevo que nos vamos a comer es fresco o no. Con unos sencillos trucos lo podréis saber:

- Llena un vaso con agua y pon el huevo, crudo y con la cáscara, dentro, si se hunde es que es fresco, si flota es un signo de que el huevo lleva muchos días desde que se puso. Esto no siempre quiere decir que sea malo, solo que es viejo.

- Si al abrir el huevo la clara se dispersa demasiado, esto es un signo de que el huevo no está fresco.

- Cuando cuezas un huevo, la yema tiene que quedarse más o menos en el medio si es fresco, en cambio en los viejos, esta se mueve hacia un lado.


¿Se puede vaciar un huevo sin romperlo?
Casi siempre para vaciar un huevo y poder hacer una tortilla, tenemos que cogerlo con las manos y romperlo, pero ¿qué pensaríais si os decimos que existe otra manera de hacerlo sin tener que romperlo?

Seguir las instrucciones y veréis que es posible.

Necesitaremos:

1 vaso o un recipiente de vidrio
1 aguja (de las de coser)
1 huevo crudo
agua del grifo

Lo haremos de la siguiente forma:

Con la ayuda de la aguja, haz una pequeña incisión en la cáscara del huevo (en su extremo más achatado) de forma que sólo se rompa ésta y no la ?telilla? interior.

Con los dedos y con mucho cuidado de no romper la tela blanca que cubre el huevo, aumenta el tamaño de la abertura de la cáscara. A continuación haz un agujero ?incluida esa telilla o membrana- en el otro extremo del huevo.

Finalmente pon el huevo dentro del vaso en posición vertical y apoyándolo por el extremo en el que la membrana no ha sido perforada, vierte agua del grifo en el vaso de forma que no cubra el huevo. Y ahora, paciencia, ya que tendremos que esperar un buen rato.

En unos minutos, empezarás a ver como empieza a salir la clara del huevo por la abertura superior. De nuevo ten paciencia, ya que todo el proceso puede durar varias horas. Por eso os recomiendo que lo hagáis un sábado o un domingo por la mañana...



¿Te ha gustado el artículo? ¿Te sugiere alguna idea? Coméntalo en el foro
 



  0 COMENTARIOS







AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Ada Parellada

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS