6727 recetas de cocina   |   16245 noticias de gastronomia   |   565 autores   |   21 empresas



Jamón York, ¡que Se Va la Loncha de Queso!


share by WhatsApp

Sandra
¡Quiero chup chup de la cazuela!



Algunas parejas se rompen y eso deja, muchas veces, un cierto rencor en alguno de ellos o en ambos: a veces melancolía... En otros casos, indiferencia... En ocasiones deja futuros desolados. Todo por celos, malos entendidos y otros motivos de lo más variopinto.

Pero, a veces, las parejas rotas vuelven y no llega la sangre al río... si el amor que había era sólido. O si, dicho de otra forma, el equipo que se había formado es bueno y hay algo importante que une a esa pareja irremediablemente...

La loncha de queso dejó la siguiente carta, tal día como aquel:

Querido York: Chao, guapo, te dejo. Te mando mis recuerdos desde Hawai, donde he venido a pasar unos días con un amigo mío, que es un queso de la Mancha y con unos franceses, amigos también de él. Lo siento. No pienso seguir contigo. Estoy harta de las cosas que tengo que aguantar por estar a tu lado.
Recibe un cordial saludo desde la isla en la que me encuentro estirada tomando el sol,
Loncha.

Querida Loncha... En Hawai, con lo que te quiero. ¿Has decidido dejarme para siempre? No me lo puedo creer. Contemplo nuestra casa: El pan Bimbo. Y te echo de menos. ¿Y los bikinis? ¿Qué será de ellos sin ti? Hemos formado un tándem durante muchos años. ¡Te quiero Loncha! Te quiero, te quiero y te quiero. Vuelve desde Hawai. Te espero.
Un beso,
York

York, York. Desde luego... ¿Por qué me contó un manchego que te había visto con una espárrago? No he podido soportar la idea. ¿Es cierto lo de vuestro abrazo en la nevera? Por favor, si es sí, mejor no me escribas y me dejas en Hawai estirada, como no podría ser de otra manera.
Loncha

¡Loncha! Te quiero, vuelve, ¿cómo has podido creer una cosa así? ¿Yo enrollado con una espárrago? Sólo tengo ojos para ti, querida mía, con lo rica que eres y tan mona. ¡Lo ricos que son nuestros bikinis! ¡No me dejes nunca! Nos prometimos amor eterno. ¡Nos hicimos inseparables! Lonchita querida, te juro que jamás hubo traición, créeme. En muestra de mi amor haré por ti lo que me pidas.
¡Un beso!
York

Está bien, jamoncito, ¿qué tal estás? Está bien. He recibido tu nota y he pensado que igual me dices la verdad y que por tanto en unos días dejo esta isla y vuelvo contigo. Quizá vale la pena, por los muchos años que hemos pasado juntos haciendo bikinis. ¡Aquellas aventuras en la tostadora! ¡Los bellos momentos! Estoy enamorada de ti. Lo sabes perfectamente. Cuando vuelva, ven a recibirme al aeropuerto ¿eh? Soy la única loncha de queso que bajará del avión, cariño. Un besito. Hasta el martes a las 10.30 AM.



  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Bernd Horst Knöller

él personalmente todos los días a hacer la compra para el restaurante y a la subasta de la Lonja de pescadores para encontrar los mejores ejemplares.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS