6727 recetas de cocina   |   16245 noticias de gastronomia   |   565 autores   |   21 empresas



El ?Icewine?, el Vino Del Hielo



share by WhatsApp

Matteo Gaffoglio
Comunicador y experto en gastronomía



?Mil viñedos - mil metros de altura?, más exactamente 1.083 m, es la altura hasta donde llegan allá arriba, los viñedos de los montes de la ciudad piamontesa de Chiomonte en el Valsusa, colindante con Francia, pero en provincia de Turín, capital del Piamonte, donde trasplantaron ya en los siglos pasados cepas autóctonas como: Avaná, Becquét, Nibió, Müscat, etc. En cuanto a la presencia de la vid en Valsusa se considera que la viticultura hizo su aparición probablemente desde el siglo II antes de Cristo, a lo largo de la vertiente izquierda del Bajo Valle y en la llanura alrededor de la ciudad de Susa. Un importante documento existe desde el 739: es el ?Testamento de Abbone?, el fundador de la Abadía de Novalesa, en el cual florecen los testigos sobre la importancia de la vitivinicultura del Valle. Su legado, en efecto, está constituido en parte por distintas localidades con viñedos anexos, muchos de los cuales se pueden identificar con Chiomonte, Giaglione, Gravere, y con parte del vecindario de Susa. La economía del sector vitivinícola valsusino (del Valle de Susa) en el curso de los siglos ha alternado fases de floridez y otras de crisis. Otro texto significativo del ?700 incluye Chiomonte entre los pueblos de mayor importancia vitivinícola: Barolo, Barbaresco, Serralunga, Caluso, Carema, Lessona, Valdengo, Cerreto, Mottalciata.

No obstante los varios ataques de la filoxera, los conflictos mundiales, la industrialización del Bajo Valle Susa, la vid hubiera podido sucumbir más de una vez; pero ha sido más fuerte la voluntad de los hombres de los montes que han desafiado las difíciles condiciones ambientales del territorio montano.

En el 1997 nació la Denominación de Origen Controlada Valsusa, a reconocimiento de quién ha invertido la propia vida en estos viñedos que se encaraman hacia las mayores altitudes de todo el arco alpino, empujándose a veces hasta a más de los mil metros, como ya especificado en la susodicha primera línea. En esta zona son numerosos los viñedos cultivados, pero la cepa del local Avaná y del Becquét representan el verdadero emblema de esta tierra que está conociendo una segunda juventud enológica.

Alcalde de Chiomonte y Alberico

Chiomonte ata su historia a aquella de la viticultura del Valle, al punto que dos racimos adornan el escudo comunal. La Avaná, uva símbolo que junto a la otra del Becquét, forma el binomio clásico de las uvas autóctonas valsusinas. Las dos están vinificadas en las bodegas locales como la de la Casa Ronsil de Thollet Franck, un emigrado que vino desde la cercana Savoia (Francia), y otras más.
?Jamais sans toi? así recita el escrito en el escudo comunal, entendido como jamás sin sol la uva podrá madurar. Sin desde la antigüedad ya se practicaban la viticultura en Chiomonte, siempre considerado que su zona fuese particularmente evocada a la producción de vino de calidad. El vino valsusino era ya muy apreciado en el impero romano. Alrededor del año mil es el documento ?Cartolarium Ulcense? (papeles de la abadía de Oulx) que cita en el 1088 un viñedo de Chiomonte ?Iusta Fluvion Dure? (cerca del río Dora), mientras un ulterior documento del 1201 describe unos viñedos en Raforn, topónimo que se ha perdido y que podría concernir una zona arriba a Charbun, el actual Valle Clarea.

En los últimos decenios del 1800 la viticultura vivió un periodo de prosperidad, gracias a la filoxera que estaba destruyendo los cercanos viñedos franceses. En esos años la demanda de vino había subido, así como el precio. Se contaba que en Chiomonte ?se plantaban vides por cualquier parte? para satisfacer la gran demanda del mercado. Esta situación favorable se pospuso hasta la caída de los precios del 1904, año que indica el declino causado por la escasez de brazos desde el ?15 al ?18 (1ª guerra mundial), la epidemia, la filoxera, y la 2ª guerra mundial sucesivamente. El crac provino en los últimos cuarenta años, con la quiebra de la agricultura montana. En los años ?90 la Comunidad consiguió una financiación y pudo por fin revaluar el ambiente finalizado a recuperar parte de los viñedos de Chiomonte y Giaglione. El recupero ha sido providencial para la reconstrucción de los viejos muros de las partes pendientes escalonadas, abancalando las laderas de las montañas. Un trabajo interminable, constante, de grandes esfuerzos sobrehumanos, disfrutando cada centímetro de tierra donde era posible, que solo la gran voluntad de los hombres pudo conseguir la realización de esa obra admirable, imprescindible para la supervivencia de la montaña y de los hombres.

En el viñedo de Donna Sommelier

La vieja viticultura pudo, por fin, volver prepotente y florida, gracia a un clima favorable, la disposición optima de un terreno guijoso encerrado en una herradura natural, permite de producir un vino de singular cualidad. Han sido implantadas por la mayor parte vides de las antiguas cepas autóctonas: el avaná, el becquét, y otras como la barbera y dolcetto. En el ámbito del proyecto ha sido previsto también un campo experimental con vides utilizadas en su mayoría en viticulturas montana como el Petit rouge, la Mondeuse, el Petit arvine, el Pinot nero, y Chatus o Neiret. Después del implante, los viñedos han sido gestionados por la Coop Clarea sea para incentivar la viticultura montana que la introducción de jóvenes encargados del sector.
A coronamiento de tanto trabajo y empeño, en el 1997 llegó el merecido reconocimiento a la DOC Valsusa que prevé un disciplinario: uvas con mínimos 60% de avaná, barbera, dolcetto y neiretta, y restante 40% de otras autorizadas en la provincia de Turín.

Pero al pueblo de Chiomonte le esperaba un muy sorprendente y entusiasmante gran hallazgo de importancia internacional, se podría decir un proyecto exquisitamente de marco femenino: es el así llamado Icewine ó Eisweine, en fin, el Vino del Hielo, todavía conocido por los pocos, pero tiene toda la garantía que no tardará en conquistar todos los mejores paladares del mundo, por ser un producto exquisito y de gran valor, ya muy apreciado.

Alberico y Monte Chabertón

Fue en ocasión del evento de las Olimpiadas 2006 de Turín, que la periodista y directora de la revista ?Donna Sommelier Europa?, Doña Maria Luisa Alberico, había ideado y cuidado en colaboración con la Región Piamonte, la Reseña Internacional ?I Vini del ghiaccio (hielo) - Icewines ed Eisweine dal mondo?, montada en el Museo di Scienze Naturali de Turín que ha contribuido en hacer descubrir a un vasto publico de periodistas y de enoapasionados de esta singular producción de vinos notorios por la delicadeza y la amabilidad del gusto en una panorámica única por raridad, variedad, y calidad.

En el mismo período, el proyecto exclusivo de Donna Sommelier ha sido ?adoptado? y sostenido por la Comunità Montana Alta Valle di Susa, acogido e animado por el Ayuntamiento de Chiomonte, y ha reproducido la fascinante experiencia según los parámetros internacionales de producción. Ha sido así posible, justo en los días de las Olimpiadas invernales, llevar a cabo el 20 de enero 2006 la primera vendimia helada, que se ha querido hacer coincidir con el día de San Sebastiano, patrono de Chiomonte, para conjugar la cara de la innovación y de la experimentación con el respeto de la continuidad, desde la cual han sido producido las primeras 110 clásicas botellas promociónales. El éxito de la iniciativa y la eco de los medias que la ha acompañada, unida a la seriedad de intentos de todos los protagonistas, han motivado la prosecución del proyecto en la campaña de la vendimia 2006/7, culminada el 28 de enero 2007, no tan sólo con la espectacular vendimia nocturna, sino con la destilación y la producción de ?Ego Vitto? (agua de la vida), la primera aguardiente de casca del vino del hielo en Piamonte.

Asesor agrícola controla la uva

La historia de los Icewines es en el mismo tiempo fruto de la casualidad, y de la recuperación de tradiciones por que no fue más cultivadas por ser demasiadas costosas y de mucho empeño: cuya origen nos lleva en Alemania en la ciudad de Würzburg en la Franconia. Se cuenta que en ese otoño anómalo del 1794 las uvas helaron precozmente. Los campesinos desesperados en ver destruido la cosecha, decidieron de pisar igualmente las uvas. De estas sacaron sorprendentemente un mosto concentrado e inebriante: un verdadero néctar de alta gradación (hasta 16º). De esta afortunada experiencia fue lanzado este tipo de recogida tardía consiguiendo un merecido éxito. Donna Sommelier propuso de hacer del Piamonte una de las áreas internacionales de producción, y ha invitado en diciembre un grupo de periodistas de la prensa extranjera, inclusive el autor de estas notas, a tomar parte al 1º International Icewine Festival, siendo también la primera Reseña de las realidades productivas más renombradas en el mundo. No de menos ha sido el educational-tour por esos valles a descubrir las zonas de los viñedos, todos protegidos con redes para que los animales no dañen las uvas, como los pájaros, téjones, jabalís, hasta los zorros que, no pudiendo sacar el racimo a través la red, entonces se ponen de manos y con las dos patitas comprimen el racimo y chupan el jugo (sabiduría de los animales?). Ha sido una cita cultural donde fueron ilustrados los resultados de las potencialidades todavía inexploradas de la viticultura de montaña, heroica y extrema, y fueron degustados extraordinarios Icewines de añada.

¿Pero qué son los vinos del hielo? Eisweine en Alemania y Austria, Icewine en Canadá (es el país que más lo produce y lo exporta), Vins de glace en Francia, Ledeno vino en los países de la ex Jugoslavia, Vino del ghiaccio en Italia, Vino del hielo en España. Son dulces como los vinos generosos de pasas, son el resultado raro, preciado, costoso de una vendimia extrema de uvas deshidratadas no por el sol sino por el hielo intenso: un producto de excelencia cualitativa. En algunas zonas de la Europa central y del Canadá, en noviembre, es absolutamente normal que la uva se encuentre todavía toda en los viñedos y que allá transcurre también el mes de diciembre y buena parte de enero. La acción del hielo deshidrata el fruto y permite una concentración de los jugos, intensificando así los aromas y los perfumen del vino. Los granos de uva, recogidos congelados, vienen entonces comprimidos en condiciones de frío extremo, con temperaturas que rondan a los -8º. Se obtiene así no más que unas apreciadísimas gotitas de jugo concentrado. El resultado es un mosto muy azucarado que dará el particularismo Vino del hielo.



Los Eisweine son producidos en algunas zonas de Alemania, en los pendientes de la Mosella y del Rheingau; en Austria, en las colinas del Burgenland que abrazan el Danubio; en la verde Alsacia, en Eslovenia, en España en la Región del Penedés, en Rede de la Castilla y León y, en Italia, en el Valle de Aosta, Morgex a los pies del Monte Blanco, en el Val d?Arda, en el Piacentino, en las colinas de Cunéo; y ahora en los espectaculares viñedos del Alto Valle de Susa. Pero también hay en las inmensas extensiones de vides de la península del Niagara en Canadá y a lo largo de las riberas del lago Ontario. La uvas utilizadas tradicionalmente en Europa son de cepas históricas como el Riesling Renano, el Pinot noir, el Chardonnay, el Gewurtztraminer, el Muskat Ottonel; en italia el Moscato bianco, La Malvasía de Candia, el Prié Blanc de Morgex, el Avaná, ó híbridos adecuadamente cultivados, como el Vidal Blanc y el Baco noir en Canadá.



Los Vinos del hielo son un admirable equilibrio entre dulzura y acidez, se proponen como verdaderos vinos de ?meditación?, cuyo sabor deja reconocer notas de fruto tropical, sensaciones caramelizadas, miel. Apreciados en acompañar a postres no particularmente dulces, pero también



a foie-gras y quesos herborizados, se presentan como agradable descubrimiento por el interés de muchos cultores del vino y de sus mágicas interpretaciones.

En el total respeto de la fecha 20 de enero 2008: San Sebastiano, se desarrollará la atracción especial del vino del hielo de la Comunità Montana Alta Valle Susa; empezando ya el 18 y 19, días de estudios internacionales sobre los Icewines con relatores afamados y prensa extranjera para el relanzamiento de las tradiciones y tipicidad autóctonas. Una innovadora realidad enológica ideada por Donna Sommelier Europa.

Info:
Secretaría. +39 340 9463433.
E-mail: info@donnasommelier.it



  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Bernd Horst Knöller

él personalmente todos los días a hacer la compra para el restaurante y a la subasta de la Lonja de pescadores para encontrar los mejores ejemplares.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS