6727 recetas de cocina   |   16245 noticias de gastronomia   |   565 autores   |   21 empresas



El "Doggy Bag". para Lo Que Nos Sobra en el Restaurante...


share by WhatsApp

Matteo Gaffoglio
Comunicador y experto en gastronomía



En temas de informalidad los estadounidenses son maestros a la hora de tener ideas nuevas para llevar una vida práctica, sin conformismos, así como en no preocuparse por lo que los demás podrían pensar o criticar al ver que alguien en el restaurante, no importa la clase de éste, llena una bolsita (o pide al camarero que lo haga) con las sobras de la comida consumida para llevarsela a su fiel amigo de cuatro patas.

El ?doggy bag? así dicho en americano, suena lindo, de manera atractiva, es literalmente una ?bolsita para el perro?, y sirve para llevar a casa lo que quedó en el plato de su ?dueño?, es decir, los alimentos que no ha comido. Este acto, visto por un puritano del Bon Ton, es sencillamente un horroroso incivismo del peor estilo cursi, mientras que para los americanos, por más que sean vip o similares, sin problemas de sueldo, es sólo una gran comodidad que permite continuar en casa la comida suculenta del restaurante con o sin estrellas. Además, tiene también su relación con la economía doméstica desde el momento que concede la ventaja de encontrarse en casa algo de comer, ya listo, para el día siguiente. Como es fácil deducir, el pobre perro no siempre va a deleitarse con estas comidas de alto nivel gastronómico (porque en la mayoría de los casos es sólo un pretexto para llevarse algo a casa!).

Nosotros los europeos, a menudo y desde hace mucho tiempo, copiamos muchas costumbres de los Estados Unidos (no siempre buenas...), a veces nada más que por una suerte de emulación, más que por necesidad o conveniencia.

Ahora, ¡sólo nos faltaba el doggy bag! La verdad es que esta costumbre en los Estados Unidos está creciendo, se calcula que alrededor del 20%, con una demanda que va siempre en aumento. Estos clientes consideran del todo normal y correcto (¡incluso un derecho propio!) el llevarse a casa lo que les sobra en el plato del restaurante o pizzería que sea.

Considerando, sobre todo, que esto es posible hacerlo ya que, en esa parte del mundo, el hostelero tiene la buena costumbre de servir a los huéspedes ricas y abundantes raciones de comida, entonces, la tentación (¡y no escandaliza a nadie!) de guardarse las sobras es muy fuerte.

Nosotros tendremos que esperar todavía, antes de que este fenómeno se extienda a nuestro viejo continente. Es impensable, antes de salir del restaurante, pedir al camarero que nos prepare la bolsita para el perro (aunque, a veces, alguien se atreva hacerlo, sobre todo donde hay servicio de buffet, mangando muy de escondidas...).

En cuanto a raciones abundantes, hay que tener en cuenta que la mayor parte de restaurantes de nuestro país, desde hace unas decenas de años, han optado por un servicio emplatado, con lo cual, ellos sacan grandes beneficios a través del ahorro en alimentos. Se trata de un servicio que no está aceptado por todos, pero frente a esta imposición de la casa no hay manera de eligir otro tipo de servicio de comida. El patrón ?te da en el plato lo que más le interesa y le apetece darte?.

Por su parte el cocinero, sin tener en cuenta el problema higiénico, por la demasiada manipolacion de los alimentos en el plato, por la excesiva manipulación de los alimentos en el plato, en su desmesurada inspiración artística de la más pura chifladura, prepara estos ?platos de artista? con dibujos y composiciones inéditas (por lo menos así lo cree, pero la mayoría de ellos no hacen más que imitarse unos a otros con elaboraciones penosas), decorándolos con alimentos que, en principio, deberían ser guarniciones del ingrediente principal, sea carne o pescado, cuya cantidad es bastante reducida, tanto que en el plato no sobra nada para el ?doggy bag?...



  2 COMENTARIOS




15/03/2016  |  15:19
Muy buena la explicacion :)
100% de 1

15/03/2016  |  15:19
Si has pagado la comida estás en todo tu derecho en pedir la doggy bag, creo que tirar la comida que sobra es muchísimo peor que pedir la doggy bag . . . Saludos
100% de 1

SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Bernd Horst Knöller

él personalmente todos los días a hacer la compra para el restaurante y a la subasta de la Lonja de pescadores para encontrar los mejores ejemplares.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS