6727 recetas de cocina   |   16245 noticias de gastronomia   |   565 autores   |   21 empresas



Bicentenario de la Batalla de Bailén



share by WhatsApp

Matteo Gaffoglio
Comunicador y experto en gastronomía

Escudo de Bailén

19 de julio del 1808, a las 3 de la mañana en Bailén, las fuerzas españolas con 24.000 soldados, al mando del general en jefe Francisco Javier Castaños (1756-1852) que, advertido con antelación de las intenciones del Emperador y de sus movimientos de tropas, en apenas dos semanas, ha formado un improvisado ejército de bisoños con base antiguos cuerpos militares, reclutas y campesinos en su mayoría garrochistas, han atacado el potente ejercito napoleónico de 21.000 soldados a las ordenes del general Pierre-Antoine Dupont. Aunque fuera en Andujar en posición fortificada, pero creyéndose aislado, Dupont no se atrevió a plantear una batalla decisiva a las fuerzas de Castaños, así que prefirió retroceder, buscando enlazar con las otras tropas francesas mandadas por los generales Vedel y Dufour, que venían en su ayuda y que estaban ya casi en el limite de la provincia entre La Carolina y Guarromán.

El marqués de Coupigni, después de su bizarra acción en Villanueva de la Reina, partió a juntarse con Reding en Menjibar. En la madrugada del 18 de julio reunidas las dos divisiones se dirigieron a Bailén. Acamparon en las afueras de la ciudad, y al amanecer del 19 descubrieron las avanzadas de las tropas de Dupont que habían emprendido la retirada sobre Bailén. En esas mismas horas la vanguardia de Dupont llegaba al puente de Rumblar; y ¡cuál no sería la sorpresa al tropezar con fuerzas españolas, que acababan de comenzar la marcha en dirección contraria! Furioso Dupont al ver Bailén ocupado por el enemigo, que cortaba así su línea de retirada, lanza repetidos ataques, sin esperar a tener reunidas sus fuerzas. Estos ataques, efectuados sin la debida preparación, fracasan uno tras otro. Reunidas al fin sus fuerzas, Dupont ordena un ataque general.

Habían realizado su movimiento de despegue. El general La Peña salió en seguimiento de los enemigos. Y he aquí cómo el ejercito invasor de Andalucía se encontraba emparedado entre soldados españoles y en campo abierto, en la forma prevista según los planes hechos antes por Castaños en Porcuna. La lucha iba a entablarse. Las primeras patrullas francesas que amparadas en las sombras de la noche alcanzaron los llanos de Bailén resultaron acuchilladas para escarmiento en cuanto el alba lució. Reding y Coupigni formaron sus líneas en forma de herradura, y el primero asumió el mando de las fuerzas. La primera embestida contra ellas del general francés Chabert se rechazó con brillantez. Con la presencia de Dupont la iniciada batalla se recrudeció. Por algún tiempo se tornó favorable a los franceses, la caballería del general Privé puso en un brete a varios regimientos españoles. Por fortuna, una batería española cogió la caballería de flanco sembrando el desconcierto en sus filas. Despanzurró a los caballos y derribó a los jinetes.



La segunda columna lanzada contra el centro por Dupont, chocó con los regimientos de caballería de Borbón y Farnesio, y fue puesta en fuga. En los campos de Bailén, repetidamente rechazados los escuadrones de la caballería de Privé, no se veían obstáculos a la victoria. A las 9 de la mañana hubo ya algunos pañuelos blancos pidiendo capitulación. Dupont dijo a uno de los suyos: ?Es menester vencer o morir?. Y ni venció ni murió. Cerca de mediodía hace un desesperado último esfuerzo al frente del batallón de marinos de la Guardia. El ataque es rechazado y Dupont herido. Corrió la voz que la llegada del general Vedel era inminente y sus soldados se animaron unos a otros. Los disparos españoles abrían huecos en sus filas que se cerraban con rapidez para abrirse de nuevo. La suerte estaba echada y todo perdido. Los españoles ensendíances a su vez recordando los pasados ultrajes. El valor y entusiasmo de los franceses decreció. La sed, la fatiga, las quejas de los heridos, el espectáculo macabro de ver reducido a escoria los dos mil hombres flor y nata del Cuerpo de Observación de la Gironde, las armas desparramadas, los cañones inservibles, la desesperanza y en suma, el peso ya del propio infortunio, determinaron al general Dupont a pedir la suspensión de las hostilidades, y que se le permitiese de evacuar Andalucía con sus tropas, que le es concedida generosamente por Reding. Prueba evidente que al dirigirse a Bailén el 18 de julio, el general Dupont se metió en la ratonera, y con él su potente ejercito y la cólera de Napoleón.

Los franceses habían enviado a Castaños, que se hallaba en Andujar, varios comisionados para tratar de buscar una salida airosa. Castaños exigía una capitulación sin condiciones. La Convención de Andujar firmada el 21 y aceptada por Dupont el 22, es ejecutada el 23, celebrando la imponente ceremonia de la rendición. Tal convención resultaba más bien un tratado que una verdadera capitulación; y podía considerarse como una salida honrosa para la desesperada situación de los franceses.

Recreación de la Batalla de Bailén

La batalla de Bailén como en otras batallas española, siendo populares, tuvo heroínas. La heroína de Bailén de quien la fama únicamente nos ha conservado nombre y sobrenombre, se llamaba María Luisa Bellido, alias ?La Culiancha? (por sus profusas caderas). Muy poco poético. En el momento de levantar su cántaro para dar de beber al general Reding, una bala se lo quebró. Es de tradición que recogió un casco del suelo y volvió a brindarle el agua. Tiene el hecho todos los visos de una leyenda. Desde el 2001 la heroína tiene su esbelta estatua en el conjunto monumental Sitio Histórico, dando la bienvenida a los que entran en la ciudad. El cántaro aparece también en el escudo de Bailén.

199 años han pasado pero se mantiene siempre viva la llama de la Batalla que se ha desarrollada en la muy noble y leal ciudad jienense de Bailén y en los pueblos cercanos. La ciudad de Bailén se encuentra inmersa en los preliminares de una fecha señalada en el calendario bailenense desde hace mucho tiempo: el 19 de julio de 1808. Esta cita, la de la conmemoración del Bicentenario de la Batalla de Bailén, donde sus celebraciones enaltecen la historia de la ciudad, supone un gran reto a muchos niveles para todas las personas que están trabajando para que todo esté a punto llegado el momento.
La marca ?Bailén 2008? engloba todas las actividades que se van a poner en marcha durante todo el próximo año y que giran en torno a tres ejes centrales: la Recreación de la Batalla de Bailén, el Congreso Internacional de la Guerra de la Independencia y, por supuesto, las Fiestas Conmemorativas de la Batalla de Bailén. El objetivo que se ha marcado el Ayuntamiento es que, en torno a estos tres grandes eventos, se organicen periódicamente y a lo largo de todo 2008 actividades de distinta índole relacionada con tan magna conmemoración. Es indudable que Bailén 2008 tenga unas posibilidades enormes, ya que es incuestionable que dentro del periodo de conmemoración de la Guerra de la Independencia, la Batalla tenga un papel fundamental con un gran valor mediático. Esto ya se ha podido comprobar especialmente con la celebración de la primera y la segunda Recreación Histórica de la Batalla, que se celebraron respectivamente en octubre de 2005 y marzo de 2006 y atrajeron el interés de numerosos medios de comunicación nacionales e incluso internacionales.

La Rendición

Dentro de la gran apuesta que supone el Bicentenario de la Batalla, la Recreación Histórica, constituye una otra fuerte apuesta para Bailén, ya que se espera una fuerte participación de grupos de recreación nacionales e internacionales. En este sentido, es importante reconocer el nacimiento de la Asociación Voluntarios de la Batalla de Bailén y la del General Reding, y la Asociación Napoleónica Española. Así, en la celebración de las Fiestas Conmemorativas van a participar en un acto nuevo ?El inicio de la contienda? que tendrá lugar en la Avenida las Palmeras, en la madrugada del 18 al 19 de julio, a las 3:00, exactamente a la misma hora a la que tuvo lugar el comienzo de la Batalla. Este emotivo acto incluirá desfiles y salvas de honor con el fin de recordar lo que aconteció en Bailén en el 1808. Entre otras cosas se podrán verse réplicas exactas de uniformes de la época, una escena de carga de artillería con una réplica de un cañón y una escena recreando la Capitulación de Bailén. En ese mismo mes de julio, tendrán una programación especial, que incluirá la inauguración del Centro de Interpretación de la Batalla y otras muchas novedades, como la importante participación de los tres Ejércitos.

La cuenta atrás va menguando, Bailén 2008 está a la vuelta de la esquina, las bases se están sentando, las gestiones se están llevando a cabo, el Consistorio bailenense ya ha puesto en marcha toda la maquinaria organizativa a pleno rendimiento, el pueblo de la ciudad y de la localidades cercanas como también las empresas productivas y comerciales todos unidos, contribuyen para que Bailén supere con nota la gran apuesta que supone el Bicentenario de la Batalla un evento a nivel nacional. Un evento cargado de simbolismo y también de actos y actividades que casi llenen todo un año de aquella gesta histórica, planee plenamente por Bailén, Jaén y Andalucía.

Los campeones de Santa Gertrudis

Entre las empresas productoras merece subrayar la Sociedad Cooperativa Andaluza de la Vid Santa Gertrudis de Bailén, que cultiva la única vid autóctona y originaria de los cerros y campos de batalla de Bailén de aquellos tiempos, sigue siendo de la misma cepa: La Molinera de Bailén. Un tipo de uva rara que no estaba clasificada y que fue analizada por los expertos enólogos jerezanos descubriendo que no existe en otra parte del mundo. Los viñeros de la zona, más de 200, hace dos décadas formaron una sociedad, incrementando e impulsando la ya formada bodega (1964) de la Cooperativa de la Vid Santa Getrudis, en obsequio a la primera patrona de Bailén. Casi todos los vinos de la Coop llevan en su composición uva La Molinera. La Coop elabora y envasa los vinos de Bailén en sus distintas denominaciones y cuenta con dos Blancos, el joven Atardecer Andaluz y Bailén 2º año; un Rosado joven Atardecer Andaluz; siete Tintos, Bailén joven Atardecer Andaluz, Bailén 2º año, Duque de Bailén 5º año, Marques de Portugalete 98, Batalla 1808, Borje (nieto del Duque de Bailén), y Ribera del Guadiel; destacan dos espumosos semi-dulces, el Blanco Maria Bellido y el Rosado joven Shampany. Todos vinos excelentes, todos catados por el autor de estas líneas. Una serie, entera, de doce vinos originales, que abarca desde la abundante variedad de aromas primarios y frutales, que resaltan la fine fragancia de los jóvenes blanco y rosado, a la frutuosidad y matices florales, rotundo a la variedad de la Molinera de Bailén, hasta los con cuerpo, completos y aterciopelados, y buena textura de los tintos. Sin olvidar los frescos espumosos que resaltan una fina fragancia a frutos tropicales, limpios y elegantes. Son vinos selectos que, sabiéndolos elegir bien, en la justa medida acompañan dignamente revaluando a cualquier plato, hasta siquiera un menú completo, desde los entremeses a los postres, pasando por todo tipo de pescados, aves, carnes, y caza. En suma, es la serie completa, ideal para abastecer sea las bodegas de familia como las de la hostelería.

Guisos ricos del parador de Jaén

El presidente de la Coop Santa Gertrudis es José Chico, un gran profesional y muy entendido en vino, con sus técnicos de la empresa está planeando de presentar un vino especial dedicado a la Batalla, por supuesto con la Molinera, para festejar la Celebración ?1808-2008?, en otras palabras, será oficialmente el Vino del Bicentenario. Al igual por parte de la hostelería que se prepara para hacer frente a la avalancha de turistas que llegarán para asistir a los acontecimientos. En específico, el Parador castillo de turismo ubicado sobre el cerro de Santa Catalina de Jaén, su chef de cocina, Alberto Ávila Benito de mancomún con la dirección en la persona de Manuel Vieitez Rodríguez, elaborará platos de esas tierras bailenenses haciendo búsquedas con referencia a los tiempos de la Batalla.

Citamos algunas líneas del discurso que hizo el máximo representante de la ciudad de Bailén, Bartolomé Serrano Cárdenas, durante la inauguración de las 199 Fiestas Conmemorativas en homenaje de la Batalla en el pasado mes de julio: Bailén se está forjando como una gran ciudad que tiene mucho que decir en Jaén y en Andalucía, Hay proyectos importantes y uno de ellos es la potenciación del turismo aprovechando los hechos históricos acaecidos en las tierras bailenenses. Uno de los aspectos que quiero resaltar es el fuerte componente histórico-cultural del programa de actos con el que conmemoramos la Batalla de Bailén. Es mucho ya el camino que hemos recorrido para conmemorar como se merece el inminente Bicententenario, y muy importante el que queda por recorrer. Desde el equipo de Gobierno municipal somos concientes del trabajo que hemos de culminar en los próximos meses para que 2008 suponga un antes y un después para Bailén y sepamos aprovechar, en el mejor sentido de la palabra, la oportunidad que supone un acontecimiento como este para dar un impulso económico a nuestra ciudad. Como alcalde de Bailén, puedo asegurar a todos mis paisanos y paisanas que desde el Ayuntamiento estamos trabajando con mucha intensidad e ilusión para que nuestro pueblo deje el pabellón muy alto y el nombre de Bailén tenga una repercusión internacional.



  0 COMENTARIOS




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE





AFUEGOLENTO EMPLEO

AUTOR DESTACADO

   

Bernd Horst Knöller

él personalmente todos los días a hacer la compra para el restaurante y a la subasta de la Lonja de pescadores para encontrar los mejores ejemplares.

3 recetas publicadas

Ver blog del autor














Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2021. 26 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS