Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí (enlace a página de cookies).

Aceptar Cookies
6066 recetas de cocina   |   15867 noticias de gastronomia   |   442 autores   |   21 empresas



¡basta Ya!


share by WhatsApp



Hola amigos, como sabéis "A Fuego Lento" nació exactamente hace 20 meses. ¿Qué buscaba yo en esos días y como me vino la idea? creo que es una historia que todavía no os he contado y creo que es el momento, porque estoy muy triste, tengo el alma partida y es necesario que os lo cuente. Todo empezó en un vuelo de avión Barcelona-Palma de Mallorca. Si, 20 minutos, y fijaros, tuve la suerte de sentarme al lado de un cliente mío del restaurante. ¿Quien era? Llorens Valverde, un profesor de la Universidad de Baleares especialista en temas informáticos. En ese pequeño espacio de tiempo me explicó por encima lo que era internet y al día siguiente me fui al primer cibercafé que se hizo en Palma y allí estaba Cesar y le pedí que me diera unas clases asegurándole que hasta ese momento lo más parecido a un ordenador que había tocado yo, era mi radio-despertador. Fue entonces cuando me di cuenta de las miles de posibilidades que tenía esto y que no era verdad que había que ser un genio. Había que tener ideas y hacer que se pasen a sistemas sencillos y que dentro de un tiempo esto sería como los cajeros de banco y las cajas registradoras de los bares táctiles y que estaría en la tele, frigoríficos y muchos sitios de uso cotidianos. Yo me eché para delante con una persona muy especial, Mercedes Palmer que es a la que menos se ve pero es el gran valor de "A Fuego Lento".
Pero una cosa primaba ante todo eso, y es que me imaginé un sitio donde los amantes de la cocina amateur, profesionales y curiosos, pudieran encontrar algo que no fuese frío sino una revista cariñosa y ante todo, una revista libre donde las personas pudiesen hablar y participar. Por eso creamos el foro, ese sitio donde a veces se ríe, se grita, se discute, se aprende, se enseña y se da mucho cariño a los que participan. Un sitio donde siempre hemos dejado, y seguirá habiendo, libertad sin censuras. También tenemos el chat que, ahí donde lo véis, costó que funcionase pero ahora siempre hay alguien de cualquier parte del mundo dispuesto hablar de algo y, como sabéis todos, no hay nadie que mande en él y eso es bueno porque se habla y nadie es nadie para no dejar que alguien participe, por eso quería contaros por encima un poco como nació esta idea, por eso hoy estoy muy triste y desde aqui quiero decir
BASTA YA, FASCISTAS
No se puede permitir que se mate a nadie por expresar libremente sus ideas. No se puede matar por pensar diferente, no se puede matar por nada. Las ideas se defienden en los países democráticos, cara a cara, hablando, discutiendo, pero no imponiendo a base del miedo, con métodos fascistas. No se puede permitir este último asesinato realizado por ETA en nombre de los vascos, este último ataque a la libertad. Matar a Jose Luis López de Lacalle un periodista que luchó contra el franquismo, que estuvo el la carcel por defender la libertad y por expresarse libremente. Yo como cabeza visible de "A Fuego Lento" me uno en la protesta por este último asesinato y por los ataque a restaurantes y bares incendiándolos en el País Vasco simplemente por defender y pensar diferente. Seguro que desde hoy no seré bien visto por algunos pero prefiero no guardar silencio por que hay muchos cocineros y camareros en el País Vasco que no lo pueden decir porque les pueden quemar sus negocios



  0 COMENTARIOS








AFUEGOLENTO EMPLEO


AUTOR DESTACADO

   

Alan Coxon

mirar hacia atrás para seguir hacia adelante

1 receta publicada

Ver blog del autor









SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE






Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2020. 24 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS